West Virginia Mountaineers

  • Conferencia: BIG 12 ConferenceResultado de imagen de west virginia logo
  • Localización: Morgantown, West Virginia
  • Pabellón: WVU Coliseum
  • Entrenador: Bob Huggins
  • Web: wvusports.com

Temporada 2016/2017

  • Regular Season: 24-7 (12-6 en Big 12)
  • Torneo conferencia: Subcampeón
  • March Madness: Sweet Sixteen ante Gonzaga

  • Quinteto: Jevon Carter, Daxter Miles Jr., Esa Ahmad, Lamont West, Sagaba Konate

Por Jose Díaz (@zaid5x5)

Y Huggins lo volvió a hacer. Un año más siguió siendo fiesta en Morgantown, otro año más la realidad superó con creces las expectativas. Donde no llega la calidad llega la presión, lo que no te da el talento lo suple con creces la intensidad. West Virginia volvió a plantar cara (insuficiente) a Kansas por el liderazgo de la Big12, rozó luego con la punta de los dedos su Torneo de Conferencia y ya en el Madness alcanzó brillantemente las semifinales regionales para acabar estrellándose ante Gonzaga. Para muchos un buen final de temporada, caer en Sweet Sixteen ante el futuro subcampeón nacional; para ellos no, y de hecho la derrota aún duele a día de hoy en la mente de unos Mountaineers (Huggins especialmente) que soñaban legítimamente con algo más.

Resultado de imagen de bob huggins west virginia 16 17

No será fácil repetir la experiencia. West Virginia echará de menos algunas piezas imprescindibles de estas pasadas temporadas empezando sobre todo por el ídolo local, el otro hijo predilecto de Morgantown (además de Huggins) Nathan Adrian. Indispensable por lo que aportaba y por lo que representaba, con él se fueron también Tarik Phillip, Teyvon Myers y Elijah Macon, piezas esenciales en la siempre extensa rotación montañera. A otro quizá se le romperían los esquemas, a Huggins no. O no necesariamente.

A Huggins no, entre otras cosas porque los parámetros que valen para analizar a otros equipos no sirven con West Virginia. Un planteamiento coral, un equipo sin estrellas (con permiso de Jevon Carter), un enjambre de huggincitos plenamente intercambiables y perfectamente amaestrados para volverte loco en defensa, un equipo al que no resulta nunca fácil estratificar en base a criterios meramente posicionales. La antítesis de la especialización, al menos en apariencia.

Pero es que además, aún siendo duro lo que se va, tampoco está nada mal (más bien al contrario) lo que se queda. Al mando Jevon Carter (legítimo aspirante a jugador del año en la Big12), a su vera Daxter Miles, a sus espaldas el base suplente Bolden y el freshman Knapper. La guinda del pastel debería ser Esa Ahmad, segundo máximo anotador la pasada temporada (sólo por detrás de Carter) y jugador llamado a representar un papel esencial en la rotación de este año… cuando pueda, claro. Sólo será elegible para el segundo semestre por su mala cabeza, lo que traducido significa que no le veremos hasta enero. A priori muy mala noticia para los Mountaineers, pero también un arma de doble filo: entrará en acción justo cuando se aproxime el momento culminante de la temporada, justo cuando más decisivo puede ser incorporar a un jugador así.

Resultado de imagen de esa ahmad wvu

Resulta también curioso echar una ojeada a su juego (más o menos) interior porque aquí los huggincitos son todos sophomores, lo que augura un interesante futuro: empezando por el pívot maliense Sagaba Konate, cuyos progresos en ataque (en defensa ya viene progresado de serie) pueden marcar diferencias; le complementará Lamont West, y también cabrá esperar cierta ayuda del polaco Maciej Bender, de la joyita (procedente de junior college) Wes Harris y hasta del walk-on Logan Routt. Mucho y bueno, aunque tierno.

Una baja más, que no mete canastas pero cuya icónica presencia en el banquillo echaremos mucho de menos (aunque no tanto como Huggins). Me estoy refiriendo a Billy Hahn, aquel asistente de chándal azul marino (tan parecido al de su jefe) al que veíamos siempre sentado de medio lado y con su codo izquierdo semiapoyado sobre la mesa de anotadores. No estará presente, pero seguro que disfrutará desde la distancia viendo a sus Mountaineers rebasar con creces las expectativas. Una vez más.

Jugador a seguir: Jevon Carter

Resultado de imagen de jevon carter

Un año más Jevon Alopecia Carter liderará la presión, un año más robará más balones que (casi) nadie y aspirará legítimamente al trono de mejor defensor no ya de su conferencia sino de toda la NCAA. Quizá Jevon no sea el mejor director de juego del mundo ni destaque especialmente por su visión, pero seguirá siendo el líder indiscutible de este equipo, la prolonogación de Huggins en cancha y el que se la tenga que jugar (con buena mano y mejor criterio) cuando el balón queme. Aunque aún no hayan cicatrizado aquellos fallos ante Gonzaga…