West Coast Conference

Resultado de imagen de west coast conference logo

Por Jorge Virue (@virueles)

La temporada 2016-2017 fue histórica para esta mid major, ya que consiguió clasificar por primera vez en su historia, a un equipo suyo a la Final Four, los Bulldogs de Gonzaga, quienes perderían la final ante North Carolina. Las dos últimas universidades de conferencias menores que alcanzaron esta meta, Butler y Wichita State, han terminado abandonando sus mid majors buscando cotas mayores, algo que seguro están deseando los miembros de la WCC para Gonzaga, para poder así tener más opciones los demás equipos de ganar la conferencia alguna vez.

Solo St. Mary’s, que este año tiene opciones más que reales de romper la hegemonía de Gonzaga, y en la lejanía Brigham Young, han estado estos últimos años en dinámicas positivas, siendo eclipsados constantemente pos unos Zags imperiales. Esta año tanto Gonzaga como St. Mary’s parecen tener billetes fijos para el March Madness, BYU lo tiene más complicado tras la pérdida inesperada de su mejor jugador, Erik Mika, debiendo aspirara a alcanzar el NIT junto a la emergente San Francisco. El resto de la liga está a años luz de este grupo de cabeza, con equipos emergentes como San Diego y Santa Clara, que si siguen progresando puede que en un futuro metan la cabeza en la elite de la conferencia.

 

ST. MARY’S GAELS 

  • Temporada 2016/17: 29–5 (16–2 en WCC)

Resultado de imagen de st mary's gaels

Este año me la juego con los Gaels en cabeza, ya que no parece que un equipo que solo perdió cinco partidos el año pasado y que no ha perdido casi nada de su potencial ofensivo, vaya a ir para abajo. Esto unido al bajón obvio que puede dar Gonzaga, les hace ser la opción más fiable para alzarse con la conferencia. Jack Landale es uno de los pívots más eficientes de la toda la NCAA, y en su año senior deberá de seguir con su progresión de cara a optar a jugar en la NBA (16.9 puntos y 9.5 rebotes). En su año senior también estarán el base Emmett Naar, un sólido base distribuidor y el excelente tirador de tres puntos Calvin Hermanson, dándoles a los Gaels veteranía y anotación exterior.

Además en el perímetro intentaran aliviar la perdida de Joe Rahon, con el transfer graduado de Ole Miss Cullen Neal, un rápido y vertical jugador que creo que encaja a la perfección con la filosofía de juego de Randy Bennett. Además este año creo que los Gaels van a contar con la profundidad de banquillo de la que suelen carecer, ya que jóvenes como Tanner Krebs, Kristers Zariks o Kyle Clark van a aportar minutos de calidad de inmediato.

 

GONZAGA BULLDOGS 

  • Temporada 2016/17: 37–2 (17–1 en WCC)

Resultado de imagen de gonzaga logo

La pérdida de cuatro de sus cinco máximos anotadores del año pasado, para mí son demasiado importantes como para que los Zags sean considerados favoritos indiscutibles. Jugadores como Nigel Goss y Karnowski son casi imposibles de sustituir a corto plazo, por lo que aunque serán competitivos y pelearan por el título de la conferencia, no lo harán de la manera casi insultante de los años anteriores.  Mark Few sigue teniendo mucho talento a su disposición, con Jonathan Williams y Killian Tillie en la pintura, y los secundarios exteriores el pasado año Josh Perkins y Silas Melson, que deberán de tener un papel mucho más importante este año. Además el recién llegado Joe Ayavi y el freshman redshirt Zach Norvell, lesionado el pasado año pasado, tiene talento a raudales, y además dispondrán de muchos minutos, por lo que podrán ser productivos desde ya.

 

BYU COUGARS 

  • Temporada 2016/17: 22–12 (12–6 en WCC)

Resultado de imagen de byu logo

Cuando llegaron a la West Coast Conference en el año 2011, se esperaba de ellos que fueran una alternativa real y clara a Gonzaga, pero con el paso de los años se han visto relegados a un tercer escalón dentro de la liga, siendo ampliamente superados por St. Mary’s. La anotación exterior en los Cougars no deberá de ser un problema, ya que vuelven TJ Haws, Nick Emery y Elijah Bryant, quienes tienen talento anotador a raudales. Más difícil de reemplazar será la perdida de Eril Mika (20 puntos y 9 rebotes), quien se presentó de manera anticipada al draft de la NBA, para terminar jugando profesionalmente en Italia, cuyo papel en el juego de BYU era fundamental. Yaeli Childs en su segundo año aportara seguro, pero hace falta algo más para ser competitivos con la elite de la conferencia. Además deberán de tener cuidado con una San Francisco emergente, que aspira a colarse en el pódium de la conferencia.

 

SAN FRANCISCO DONS 

  • Temporada 2016/17: 20–13 (10–8 WCC)

Resultado de imagen de san francisco dons

Los Dons fueron uno de los equipos más jóvenes de la NCAA, pero aun así lograron más de 20 victorias, en el que también era el primer año en el banquillo de su entrenador Kyle Smith. Pese a que pierden a su máximo anotador, Ronnie Boyce, Smith tendrá a su disposición una profunda rotación de nueve hombres con experiencia. Su buena defensa además les hace candidatos a intentar desbancar a BYU del tercer puesto, y con un viaje al NIT en su mente como objetivo prioritario.

 

SANTA CLARA BRONCOS 

  • Temporada 2016/17: 17–16 (10–8 WCC)

Resultado de imagen de santa clara basketball logo

Herb Sendek en su primer año con los Broncos, les hizo ganar seis encuentros más que el curso anterior, pese a que tuvo muchos problemas con las lesiones. Tras la marcha de un anotador compulsivo como Jared Brownridge, Sendek buscara un ataque más equilibrado, con más armas ofensivas implicadas. Feagin, Hauser y Pugh continúan en el equipo, pero el papel del senior graduado que llega desde Princeton, Henry Caruso, será fundamental para hacer olvidar a Brownridge, y para seguir creciendo en la West Coast Conference.

 

SAN DIEGO TOREROS

  • Temporada 2016/17: 13–18 (6–12 WCC)

Resultado de imagen de san diego toreros logo

Desde que Lamont Smith se hizo cargo de su alma mater en 2015, implanto una filosofía ofensiva basada en el tiro de tres puntos, algo que aún no les ha valido para acaba de ser competitivos, aunque la mejoría es notable. Con una plantilla llena de tiradores en todas sus posiciones, la llegada de un base puro como Isaiah Wright (transfer de Utah), puede ser fundamental como generador de jugadas ofensivas en una ofensiva que a día de hoy es más bien limitada. Equipo en ascenso.

 

PORTLAND

  • Temporada 2016/17: 11–22 (2–16 WCC)

Resultado de imagen de portland pilots logo

Terry Porter ya se dio cuenta en su primer año, que resucitar el programa NCAA más importante de su ciudad natal, no iba a ser tarea fácil. Este año reconstruye la plantilla por completo, incluidas la llegada de sus dos hijos Malcolm y Franklin, con mucho jugador extranjero semi desconocido (Diabate – Japón, Fahrensonh – Nueva Zelanda, McSwiggan – Inglaterra). Si varios de ellos despuntan a la vez, pueden ser un equipo más competitivo, y que todo parece apuntar que crecerán.

 

LOYOLA MARYMOUNT

  • Temporada 2016/17: 15–15 (8–10 WCC)

Resultado de imagen de loyola marymount logo

Después de tres años en Los Ángeles, Mike Dunlap parecía que empezaba a hacer funcionar su sistema presionante en los Lions, consiguiendo por primera vez en años un record no negativo (15-15). Pero las múltiples bajas por graduación, unido al fallecimiento repentino de uno de sus mejores reclutamientos, Ryse Williams, de un letal y repentino cáncer, ha dejado muy tocado al equipo, por que volver al fondo de la tabla es lo más lógico y normal.

 

PACIFIC

  • Temporada 2016/17: 11–22 (4–14 WCC)

Resultado de imagen de pacific basketball logo

Sin todavía una base de reclutamiento propia, Damon Stoudamire ha tirado de transfer en su segundo año para completar su plantilla. La llegada de Kendall Small (Oregón) y Miles Reynolds (St. Louis), le va a dar una sólida base para construir un buen equipo a su alrededor en los próximos años. Seguirán en el fondo de la conferencia pero con un futuro prometedor.

 

PEPPERDINE

  • Temporada 2016/17: 9–22 (5–13 WCC)

Resultado de imagen de pepperdine logo

Perder a sus tres máximos anotadores va a ser un lastre muy importante y de difícil solución, para un Marty Wilson que ya tuvo muchas dificultades en la pasada temporada. Mala época para un equipo que nos regaló buenos partidos hace un par de años, pero que no creo que salga del pozo a corto plazo.