Washington Huskies 2018-19

  • Conferencia: PAC-12 
  • Localización: Seattle, Washington
  • Pabellón: Hec Edmundson Pavilion
  • Entrenador: Mike Hopkins
  • Web: gohuskies.com

Temporada 2017/18

  • Regular season: 21-13 (10-8 en PAC-12)
  • Torneo de conferencia: Primera ronda ante Oregon State
  • NCAA Tournament: No participaron
  • NIT: Segunda ronda ante St. Mary’s

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: David Crisp, Jaylen Nowell, Mattise Thybulle, Noah Dickerson, Sam Timmins

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Mike Hopkins heredó un desastre. El talento era limitado, las expectativas bajas y la indiferencia una constante. Pero con él al frente cambió todo. En una de las transformaciones más inesperadas de los últimos años, Washington sorprendió a Kansas y Arizona, ganó 21 partidos, rozó el Gran Baile y lo más importante: hizo mejores a sus jugadores. Todo en su primer año como entrenador jefe y tras la marcha de Markelle Fultz. El galardón como ‘Coach of the Year’ de la PAC-12 fue la guinda, pero resucitar así un programa tiene un valor incalculable.

Resultado de imagen de mike hopkins washington

Lo mejor es que los Huskies han dado razones para esperar más y mejor esta temporada. El bloque se mantiene intacto, sin bajas y con incorporaciones interesantes a medio plazo. El siguiente nivel pasa por la progresión individual de su núcleo duro. Y ahí no faltan candidatos. Porque se podía esperar un impacto inmediato de Jaylen Nowell como freshman en lo que parecía un solar ofensivo, pero pocos podían imaginar que fuese a erigirse como máximo anotador y una de las revelaciones de la conferencia. Su explosividad con espacios y su verticalidad en penetración lo afianzan como un anotador superlativo, pero su ayuda en el rebote y sus destellos como pasador advierten su potencial como all-around player. 

Otro que ha sabido volar bajo el radar es Matisse Thybulle. Uno de los mejores defensores del baloncesto universitario y un proyecto ambicioso de 3-and-D al siguiente nivel. Hopkins lo ha utilizado como ancla de la zona 2-3, que cómo no, ha traído bien aprendida de su trayectoria con Boeheim en Syracuse. Una rigidez que contrasta con la libertad ofensiva que ha dado a sus jugadores y que el senior ha sabido aprovechar. Sin embargo, tanto Nowell como Thybulle necesitan un paso más por parte de David Crisp. El curso pasado terminó por demostrar que no es un base puro, lo que no sería un problema si no fuese por sus bajos porcentajes de tiro. Faceta a mejorar, sobre todo, por el foco que van a atraer sus compañeros. 

Entre ellos, Noah Dickerson. Un guerrero bajo aros que ha mejorado su repertorio año a año en Seattle. Si se aleja de su irregularidad atrás y de sus habituales problemas de faltas, no debería sorprender verle lidiar con el doble-doble noche tras noche. Más dudas hay con su compañero de baile en la pintura. Sam Timmins dejó destellos ilusionantes y un gran margen de mejora, pero no se encontró cómodo en la zona de Hopkins. De su adaptación dependerá tanto sus minutos como su rol esta temporada.

Resultado de imagen de matisse thybulle 2018

En el banquillo tienen razones para ser optimistas. La experiencia de Dominic Green, y su sobresaliente mejoría en el tiro, se complementa con las buenas sensaciones que dejó Nahziah Carter en su primer año con 7 encuentros superando las dobles figuras. La competencia hace complicada su explosión inmediata, pero es un firme candidato a ella en su temporada junior. Algo a lo que también aspira Hameir Wright, verde en ataque pero muy útil en el trabajo sucio. 

A todos ellos hay que añadir una intrigante dosis de potencial freshman. A la cabeza está Jamal Bey, con un perfil demasiado similar al de Thybulle como para tener minutos pero con un gran futuro por delante. Quien sí podría entrar a escena es Elijah Hardy, posiblemente el único director de juego que hay en Washington y quizá la llave para acabar con el abuso del aclarado en el ataque de los Huskies. Para apuntalar, dos torres. Tanto Bryan Penn-Johnson como Nate Roberts son dos siete pies ideales para la propuesta de Hopkins, especialmente en defensa. Necesitan centímetros y uno de los dos podría asentarse en la rotación desde el primer día. 

Washington tiene todo para competir en una conferencia con más dudas que certezas. Una estrella en ciernes (Nowell), un defensor de élite (Thybulle), una referencia interior de garantías (Dickerson) y un año más de experiencia en un sistema consolidado. La obra maestra de Hopkins acaba de empezar y marzo es el objetivo. 

Jugador a seguir: Jaylen Nowell

Resultado de imagen de jaylen nowell washington

Siempre es difícil llegar, pero aún lo es más mantenerse. Nowell antes era la novedad pero para las defensas ya no va a ser ningún secreto. El sophomore asume ahora el reto del liderazgo, de asumir la atención rival y dejar de ser una pieza dirigida a dinamitar partidos. Su perfil es el de un anotador prolífico, un cazador de ventajas especializado en generarse sus propios tiros y atacar en espacios reducidos. Tiene la intuición y el instinto cerca del aro, ahora su reto está lejos de él. La NBA no le va a quitar ojo.