Virginia Cavaliers 2018-19

  • Conferencia: ACC 
  • Localización: Charlottesville, Virginia
  • Pabellón: John Paul Jones Arena
  • Entrenador: Tony Bennett
  • Web: virginiasports.com

Temporada 2017/18

  • Regular season: 31-2 (17-1 en ACC)
  • Torneo de conferencia: Campeones
  • NCAA Tournament: Primera ronda ante UMBC

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: Ty Jerome, Kyle Guy, DeAndre Hunter, Mamadi Diakite, Jack Salt

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Aquello de “año nuevo, vida nueva” no es tan sencillo, y menos cuando vienes de sufrir la peor derrota de la historia del March Madness. El futuro de los Cavaliers no lleva irremediablemente a aquella cita ante UMBC, por lo anímico, por lo mental o por la incipiente barrera psicológica. Porque si hablamos de baloncesto, de su plantilla, de su defensa o de quién está al cargo, tenemos que colocar a Virginia como uno de los máximos favoritos al título. Porque si hay un programa preparado para cerrar heridas, es el suyo.

Imagen relacionada

Los números hablan por sí solos. Apenas dos derrotas en temporada regular, ante dos vecinos (West Virginia y Virginia Tech) y sin mostrar signos de flaqueza. En el calendario de conferencia consolidaron su candidatura. No eran simplemente las victorias, sino cómo las conseguían. Muy pocos rivales eran capaces de superar los 50 puntos ante los Cavaliers. Su defensa era un muro de hormigón que ni siquiera Duke pudo superar en casa. Un tributo a la solidez que volvió a desplegarse en el torneo de la ACC. Ni Louisville, ni la sorprendente Clemson ni el impulso final de North Carolina pudieron evitar su corona. Costaba imaginarlos lejos de la Final Four, hasta que llegó el colapso en el peor momento. La magia del torneo final hizo de las suyas, UMBC hizo el partido de su vida y los Cavaliers sufrieron el mayor upset que se recuerda. Aún cuesta explicar lo que pasó ese día.

Una de las razones, sin embargo, está en la falta de artillería. Virginia acumula cinco temporadas consecutivas entre los 5 equipos con menos ritmo del baloncesto universitario. Bennett apuesta por un baloncesto ordenado a media pista, en el que impera la paciencia para minimizar errores. Un planteamiento controvertido si no fuese porque presentan la mejor defensa de la NCAA. Su pilar es la ‘pack-line defense’, una variante de la defensa individual que se basa en relajar la presión en líneas de pase pero cerrando la zona. 

Para llevarla a cabo se necesita envergadura y versatilidad, aspectos que no volverán a faltar en Charlottesville. Los Cavaliers recuperan a buena parte de su columna vertebral, con el ‘All-American’ Kyle Guy como líder y Ty Jerome en la sala de operaciones. La amenaza exterior del primero y la solidez del segundo conforman uno de los ‘backcourts’ más completos del baloncesto universitario. 

Resultado de imagen de deandre hunter virginia

El punto de inflexión para redimirse puede llegar por las alas. Tras unos destellos que ya maravillan a los scouts NBA, debe ser el año de DeAndre Hunter. Un proyecto ambicioso de 3-and-D, con un físico imponente y un repertorio técnico en constante evolución. Aunque Guy y Jerome llevarán las riendas, Bennett necesita exprimir su potencial antes de que abandone el nido. Algo que también hará pronto Jack Salt. El pívot será el faro en la pintura, con más oficio que fundamentos, pero siempre con los deberes hechos. Un obrero consciente de su rol y que estará bien acompañado en la rotación. Por un lado, por la firmeza en el rebote de Mamadi Diakite, y por otro, por la muñeca de Jay Huff.

Los equipos de Bennett no destacan por la profundidad de su banquillo, algo que puede cambiar este curso. La reciente aprobación de la elegibilidad de Braxton Key convierte al transfer de Alabama en el Factor X de su nuevo equipo. Aunque no cumplió con las expectativas como sophomore, Key es un alero versátil capaz de atacar el aro, cumplir desde fuera, y sobre todo, adaptarse al sistema defensivo. 

Continuidad del bloque, referencias claras, defensa de élite y sed de venganza. Los fantasmas del pasado podrán aparecer, pero los Cavaliers reúnen los ingredientes para ser candidatos a todo. Marzo dictará sentencia. 

Jugador a seguir: Kyle Guy

Resultado de imagen de kyle guy 2018 duke

Lo que parecía un talento de verso libre se ha convertido en el arma perfecta para los Cavaliers. Un anotador intuitivo, en constante movimiento y siempre listo para armar el brazo. Su paso de complemento a referencia ha pasado por su determinación desde el perímetro, pero también por su mejoría defensiva. Kyle Guy ha demostrado el carácter y los recursos para liderar la redención de Virginia. Firme candidato a repetir como All-American, aunque el tercer quinteto se le puede quedar corto.