Vanderbilt Commodores 2018-19

  • Conferencia: SEC 
  • Localización: Nashville, Tennessee
  • Pabellón: Memorial Gymnasium
  • Entrenador: Bryce Drew
  • Web: vucommodores.com

Temporada 2017/18

  • Regular season: 12–20 (6–12 SEC)
  • Torneo de conferencia: Primera ronda ante Georgia
  • NCAA Tournament: No participaron

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: Darius Garland, Saben Lee, Joe Toye, Clevon Brown, Simi Shittu

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Dar un paso atrás para dar dos hacia delante. Esa debería ser la consigna de Bryce Drew, que tras causar sensación en su primer año al frente de los Commodores, estuvo muy lejos de las expectativas en el segundo. La experiencia y continuidad del bloque apuntaban al Madness, pero la inconsistencia les mandó a lo más bajo de su conferencia. Sin embargo, el lavado de cara está asegurado y los novatos tienen la culpa.

Resultado de imagen de saben lee bryce drew

Derrotas frente a Belmont o Middle Tennessee durante el calendario non-conference advertían del desastre. Vanderbilt diseñó un arranque complicado para tomar impulso en la SEC, pero ésta acabo por hundirles. Sólo consiguieron una victoria fuera de casa, y ante Ole Miss en el último partido antes del torneo. Sintomático de una temporada repleta de encuentros perdidos en la recta final. Amargo adiós para figuras tan esenciales como Riley LaChance, Matthew Fisher-Davis o Jeff Roberson

Para dar carpetazo a una campaña para el olvido los Commodores han incorporado una de las mejores clases de reclutamiento del país. Una camada abanderada por Darius Garland, posiblemente el mejor base de su generación. Tiene el pack completo para demostrarlo: intuición, explosividad, tiro exterior y manejo de balón. Un alumno aventajado sobradamente preparado para dirigir un ataque.

Y más el de Bryce Drew. Porque incluso en la decepción hubo atisbos de ilusión. Pese a las derrotas Vanderbilt exhibió uno de los mejores ataques de la SEC. El técnico trazó una ofensiva eficiente, basada en el equilibrio entre la paciencia a media pista y el volumen de tiro exterior. Escenario idóneo para que Garland aporte calidad y criterio, pero también para entenderse con Saben Lee. Aunque el prometedor sophomore fue el principal amasador de balón la campaña pasada, su perfil anotador debería ser argumento para acoplarse. Los focos en Garland le brindarán mejores oportunidades para mejorar sus porcentajes, especialmente desde el perímetro.

Si Garland es el timón, Simi Shittu será el brazo ejecutor. Un portento físico con la versatilidad con bandera, que a excepción de tirar de fuera, es capaz de hacer de todo. Su potencia física no ha encontrado rivales en el baloncesto de instituto, pero ahora será diferente. La llegada del canadiense podría ser la excusa para aumentar el ritmo y apostar más por opciones a campo abierto. Quizá no tenga el pedigrí de este dúo, pero se espera mucho también de Aaron Nesmith. Un tirador excelso con buena planta para defender varias posiciones. Si bien todo apunta a que no saldrá de inicio, lo tiene todo para hacerlo en los próximos años.

Quien sí lo hará es Joe Toye, pegamento y fiel ejemplo de lo que es un role player. Su liderazgo y su puntería serán determinantes para conseguir solidez. Con una función similar, aunque presumiblemente desde el banco, está Matt Ryan. El transfer de Notre Dame tiene los centímetros para jugar de 3-4 y la mano para abrir el campo de forma consistente. 

Resultado de imagen de simi shittu vanderbilt

En la pintura es donde hay más dudas. Tanto Ejike Obinna como Clevon Brown son candidatos a ser el compañero de baile de Shittu. El primero tiene más presencia física, pero el segundo aprovechó mucho mejor sus minutos en pista, protegiendo bien el aro y mostrando margen de mejora en ataque. Sin embargo, no debería sorprender si Yanni Wetzell les acaba arrebatando el puesto. El neozelandés es un transfer intrigante que llega desde la División II con capacidad para echar el balón del suelo, correr el campo e incluso tirar de fuera. Un proyecto que recuerda al añorado Luke Kornet.

Las limitaciones por dentro dejan entrever el agujero defensivo que fue Vanderbilt la temporada pasada. Porque por mucho que los freshmen abrillanten el esquema ofensivo, Bryce Drew va a necesitar consistencia atrás para competir en la jungla de su conferencia. La SEC será exigente y ellos quieren dar guerra, pero esta vez con más talento que experiencia. 

Jugador a seguir: Darius Garland

Resultado de imagen de darius garland vanderbilt

Decidió quedarse en casa para tomar las riendas. Garland es un base inteligente a la par que eléctrico, con el mismo instinto de tirador que de playmaker. Su hipnótico manejo de balón se coordina con su visión de juego para moldear un proyecto NBA. Lo mejor, sin embargo, llega en forma de intangibles. El carácter ganador y su generosidad en pista son argumentos para ver un verdadero director de orquesta en la NCAA. Las únicas dudas están en su físico, ya que la falta de músculo le podría poner en problemas a la hora de absorber contactos. El único “pero” de un jugador brillante.