UCLA Bruins

  • Conferencia: PAC 12 Conference Resultado de imagen de ucla bruins logo
  • Localización: Los Angeles, California
  • Pabellón: Pauley Pavilion
  • Entrenador: Steve Alford
  • Web oficial: uclabruins.com

Temporada 2016/17

  • Regular season: 31-15 (En PAC 12, 15-3)
  • Torneo conferencia: Semifinales ante Arizona
  • March Madness: Sweet Sixteen ante Kentucky

  • Quinteto: Jaylen Hands, Aaron Holiday, Kris Wilkes, Gyorgy Goloman, Thomas Welsh

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

En Westwood la urgencia se ha vestido de ilusión. Porque Lonzo Ball ya no está, pero el show continua para alimentar una de las ofensivas más temibles del baloncesto universitario. El vértigo volverá a ser el mejor argumento de unos Bruins con el mismo guion y distintos protagonistas. Lejos de pasar página, UCLA quiere seguir corriendo.

Nadie lo hizo más el curso pasado, ni en fondo ni en forma. Steve Alford se rindió a la singularidad de su director de orquesta, y el resultado fue abrumador. Los angelinos no conocieron la derrota en su calendario non conference. Un highlight continuo que se ganó el respeto nacional tras vencer a Kentucky en su feudo y conquistar la atención mediática. Con ella llegó la presión, pero la propuesta se mantuvo intacta.

Resultado de imagen de steve alford thomas welsh

El ataque más letal del país, sin embargo, bajó de la nube nada más llegó la PAC 12. Oregon le suministró una dosis de realidad que poco después aumentarían USC y Arizona. El mensaje era claro: todo lo bien que se hacía arriba carecía de cimientos atrás. Con los flashes a un lado, los Bruins reaccionaron. Añadieron una pizca de oficio a su receta de espectáculo y las victorias volvieron. Ducks, Trojans, Wildcats, todos cayeron.

Estos últimos se vengaron en el torneo de conferencia, avisando de que en marzo los partidos los ganan los bases y las defensas. Lo primero lo tenían, lo segundo a cuentagotas. Pese a ello, la pólvora dio para el Sweet Sixteen. Reencuentro con Calipari, aunque con diferente desenlace. Kentucky aprendió de sus errores, ganó la batalla táctica y terminó con el huracán californiano.

Salvado su puesto, Alford tiene ahora el reto de convertir una buena temporada en un proyecto acorde al prestigio del programa. Para ello, despide a una camada única. No solo Lonzo. Desde TJ Leaf a su hijo Bryce, pasando por Isaac Hamilton o Ike Anigbogu. Todos dan el salto, y a su vez, abren la puerta a una generación prometedora.

Porque un año más no será por talento. No el de Jaylen Hands, un combo eléctrico, sin la capacidad de dirección de su predecesor pero con el mismo instinto a campo abierto. Un proyectil en transición dispuesto a perpetuar un juego alegre y sin complejos. Tiene el descaro para asumir, pero las labores de liderazgo recaerán sobre Aaron Holiday. Para muchos uno de los jugadores más infravalorados de la NCAA, y para otros, el mejor sexto hombre de la conferencia. Ahora la manija es suya, será la extensión del entrenador en pista y su experiencia un valor seguro.

Como la de Thomas Welsh. Su timidez no choca con su eficiencia. Será la referencia interior y una máquina de dobles dobles. Su progreso marcará el cauce de una ofensiva obligada a tener más peso en la pintura. De ello se también encargará Kris Wilkes. La versatilidad del freshman es uno de los factores más intrigantes de la PAC 12, y tal vez el arma más singular de los nuevos Bruins. A falta de definirse en ataque, su potencia avisa de la exigencia física que van a proponer en Westwood.

Una UCLA con menos velocidad pero más envergadura, con menos puntos pero más potencial atrás. Una línea que consolida el resto de recién llegados. Cody Riley, Chris Smith y Jalen Hill son atletas extraordinarios, verdes en fundamentos pero con capacidad de sobra para imprimir contundencia y sumar cerca del aro. No faltará el músculo.

Con Holiday y Welsh como puntales, piezas como Prince Ali o Gyorgy Goloman determinarán la verdadera profundidad de este equipo. El primero, una vez recuperado de su grave lesión, debe reafirmar el perímetro de los Bruins como uno de los más atléticos del país. El segundo, con menos competencia en el puesto, dar la razón a quienes le atribuían una proyección meteórica. Incógnitas que se suman a la de un LiAngelo Ball obligado a demostrar algo más que su apellido.

Alford contara así con tanta materia prima como desafíos. Desde compensar las carencias en el tiro exterior hasta pulir un verdadero sistema defensivo. Todo ello con muchas caras nuevas para unas siglas que piden resultados inmediatos. Porque si en UCLA el pasado siempre está presente, la realidad aconseja hoy mirar al futuro.

Mientras tanto, los Bruins prometen ritmo, desenfreno y el mismo objetivo: correr más que ninguno.

Jugador a seguir: Aaron Holiday

Resultado de imagen de aaron holiday ucla

Ha pasado dos años en la sombra y ahora es su momento. De liderar (como nadie) una segunda unidad a coger las riendas de un programa histórico. Sin ser un base puro, Aaron Holiday tiene el carácter y la firmeza para asumir responsabilidades. Es un combo todoterreno, con mentalidad anotadora y muy agresivo de cara al aro.

Aunque el tiro sigue siendo una tarea pendiente, su mayor desafío llegará en las labores como director. Su madurez marcará la diferencia en unos Bruins con más musculo que experiencia.