Archivo de la etiqueta: Shabazz Napier

PORTLAND TRAIL BLAZERS

banner-temporal-guia

La temporada pasada los Blazers sorprendieron a toda la liga al alcanzar un récord positivo y clasificarse para los Playoffs.

Nadie esperaba buenos resultados de un equipo que había perdido a cuatro titulares fundamentales durante el verano previo, incluyendo uno de los mejores jugadores de su historia. Su nueva plantilla, compuesta de talento joven y liderada por un Damian Lillard convertido en el indiscutible líder de la franquicia, demostró no poca compostura y alcanzó 44 victorias bajo la batuta de Terry Stotts. Pero algo todavía más inesperado que el récord fue ver a los Trail Blazers no solo alcanzar los Playoffs, sino también pasar a la segunda ronda. Las desafortunadas lesiones de los Clippers permitieron que Portland compitiese a pesar de las numerosas debilidades del equipo, lo cual los llevó a la segunda ronda en la que serían prontamente despachados por unos Warriors de excelencia histórica.

Tras una temporada tan sorprendente los Blazers apenas hicieron movimientos durante el Draft. Manteniéndose fuera de la primera ronda, Portland simplemente traspasó dinero y una segunda ronda a los Magic a cambio de Jake Layman, número 47 del draft y jugador en desarrollo.

Era la agencia libre lo que de verdad se presentaba como un punto de inflexión para Portland. El equipo contaba con un amplio margen de espacio salarial para intentar atraer a algunos de los peces gordos de la agencia libre. Sin embargo, las redes que Neil Olshey lanzó al mar no pudieron capturar ninguno de los objetivos más ambiciosos. Resignados a movimientos menos flamantes, los Blazers buscaron la manera de añadir el mejor talento posible que encajase con la visión del equipo, sin sacrificar piezas de las que preferían no desprenderse.

Renovaron a Meyers Leonard por 41 millones, confiando todavía en el desarrollo del joven hombre alto. Para sorpresa de muchos, los Blazers decidieron también igualar una potente oferta de Brooklyn por Allen Crabbe, comprometiéndose a pagar 75 millones en 4 años al escolta. Crabbe tuvo el mejor año de su carrera la temporada pasada, demostrando su calidad como tirador desde el banquillo, pero su producción desde la segunda unidad deberá seguir progresando claramente para justificar su nuevo precio.

En lo referente a nuevos jugadores, Evan Turner fue el primer fichaje para Portland, por 70 millones en 4 años. Tras ser una pieza clave en la sólida temporada de los Celtics, el versátil alero trae consigo defensa, tiro de media distancia y capacidad para mover el balón y dirigir en ataque. Estas son cualidades que los Blazers agradecen con creces y que situarán a Turner en la posición de alero titular del equipo. Si bien Turner no es una estrella, sus habilidades y juventud encajan perfectamente con el proyecto de los Blazers. Queda ver si podrá ajustar su producción al mayor protagonismo del que gozará ahora en los Blazers.

Quedaba todavía la crucial cuestión de adquirir un pívot. Los Blazers habían mostrado amplias debilidades en la defensa interior durante la temporada anterior y era fundamental añadir un hombre alto con presencia en la zona. Sin embargo, jugadores ideales como Hassan Whiteside ya habían sido asegurados por otras franquicias. Pasaron las semanas sin que Portland confirmase ningún fichaje nuevo en este apartado, hasta que por fin se confirmó la adquisición de Festus Ezeli. Tras una post-temporada decepcionante en Golden State, Ezeli cayó en manos de Portland por un contrato de 15 millones en 2 años, números notablemente bajos en el mercado actual. Es natural creer que los problemas de lesiones que Ezeli ha tenido en el pasado han provocado la cantidad ofrecida por los Blazers, y el hecho de que el pívot aceptase el contrato y no pudiese conseguir nada mejor en un mercado tan inflado no hace más que confirmar estas sospechas. Sin embargo, Olshey consiguió un contrato excelente y de muy bajo riesgo. Los Blazers cuentan con una opción del equipo en el segundo año que les permitiría desprenderse de Ezeli en el caso de que las lesiones volviesen a forzarle a perderse demasiados partidos. El riesgo es bajo y la potencial recompensa es alta. Si se mantiene sano, Ezeli aporta una defensa claramente superior a la de Mason Plumlee y su juventud encaja perfectamente con el resto de la plantilla. Se espera que Ezeli sea el nuevo pívot titular.

Con la adquisición de Shabazz Napier como tercer base y la salida de Gerald Henderson, Cliff Alexander y Brian Roberts, los Blazers cierran así su plantilla para la nueva temporada. No se han añadido grandes estrellas, no ha habido grandes cambios… Pero, ¿por qué intentar arreglar lo que no está roto? Portland cuenta con un equipo joven y rebosante de potencial que ya demostró su calidad el año pasado cuando nadie esperaba nada de ellos. Damian Lillard está consolidado como una de las grandes estrellas de la liga, y forma uno de los mejores backcourts de toda la liga junto a C.J. McCollum, quien explotó el año pasado y ganó el premio al jugador más mejorado, afianzando su posición como uno de los mejores escoltas de la NBA.

Junto a este dúo dinámico de anotadores los Blazers cuentan ahora con la versatilidad de Turner y la presencia de Ezeli. Al-Farouq Aminu seguirá aportando su intensidad defensiva y mejorado tiro exterior desde su nueva posición de ala-pívot. En el banquillo siguen presentes la consistencia de Allen Crabbe, las habilidades florecientes de Maurice Harkless y el tiro exterior de Meyers Leonard. Ed Davis sigue siendo una fuente inagotable de rebotes y esfuerzo y Mason Plumlee podrá aportar su rara visión de juego como pívot suplente, sin afectar al quinteto titular con sus carencias defensivas.

Terry Stotts ha demostrado ser un entrenador de gran valía, capaz de mantener sus sistemas y ajustarlos según sus necesidades. Tiene entre sus manos nuevas herramientas para mejorar el ataque ya más que sólido del equipo y, lo que es más importante, para solidificar la porosa defensa que causó buena parte de las derrotas de la pasada campaña. El equipo es profundo, joven y con muchas ganas todavía de demostrar de lo que es capaz. Lillard sigue siendo un líder de hierro, siempre comprometido con mejorarse a sí mismo y a sus compañeros y seguir apuntando más alto.

Los Portland Trail Blazers intentarán volver a clasificarse para Playoffs en esta nueva temporada. Pasar de ronda un año más podría ser un objetivo demasiado ambicioso por ahora y los de Oregón apuntarán por lo menos a jugar una primera ronda competitiva. Pero, ¿quién sabe? Quizás vuelvan a sobrepasar todas las expectativas como la temporada pasada. Si algo han dejado claro Damian Lillard y los suyos es que nada les motiva más que ser subestimados. ¿Hasta dónde podrán llegar?