Archivo de la etiqueta: Russell Westbrook

Houston Rockets (3) vs Oklahoma City Thunder (6)

Apasionante eliminatoria de primera ronda la que van a disputar Houston Rockets (3) y Oklahoma Thunder (6) en la que se van a enfrentar en un auténtico duelo de titanes las dos megaestrellas en mejor estado de forma, que han realizado una temporada escandalosa y que posiblemente sean los más firmes candidatos a una pugna hasta el último segundo para lograr el MVP de la temporada.

Es inevitable, pero el duelo entre James Harden y Russell Westbrook eclipsa cualquier otro análisis de la eliminatoria. Los dos guards han hecho las que posiblemente sean las dos temporadas más completas a nivel estadístico individual de las últimas décadas, con una superioridad abrumadora sobre el resto de la liga: Entre los dos suman un total de 64 triples dobles este curso (42 para el de los Thunder y 22 para “la Barba”). Ninguna pareja ha conseguido combinar mayor número en la historia de la liga. El dato lo dice todo. Antes de pasar a un análisis más detallado de la eliminatoria es necesario plasmar la estadística de estos dos animales para ser conscientes de la brutalidad de sus números: Westbrook ha promediado en esta temporada: 31.6 puntos (líderando la liga), 10.7 rebotes que al margen de polémicas para un base no es moco de pavo y 10.4 asistencias siendo el primer jugador desde Oscar Robertson que logra tales números. Harden por su parte obtuvo 29.1 puntos, 8.1 rebotes y 11.2 asistencias (siendo el mejor de la competición en este apartado).

Por esto mismo, para uno de ellos tendrá un sabor agridulce que en su mejor temporada ser apeado a las primeras de cambio de la lucha por el título. Pero la competición es así y sólo puede quedar uno. Por ello será importante la aportación del resto del colectivo para dilucidar quién arrima el ascua a su sardina.

Los playoffs es el territorio donde se forjan las estrellas, las grandes gestas y donde los jugadores se hacen hombres. Las defensas se endurecen, cada balón se pelea como el último y cada jugada adquiere un valor vital. Ahí quedará la duda de si Westbrook o Harden conseguirán mantener estos números de leyenda cuando cada posesión se convierta en una batalla.

Se tratan de dos equipos relativamente similares, con un marcado carácter ofensivo (ambos centrándose en el juego exterior) y una frágil defensa. En la postemporada los marcadores se resienten y son mucho más cortos de lo que han sido durante el año. Por ello el equipo que consiga mejor equilibrio en estos dos aspectos –acierto desde el perímetro y buena defensa- tendrá muchas opciones de llevarse la eliminatoria.

Cierto es que Houston parte con una relativa ventaja en la serie. Con un mejor balance regular (ha demostrado ser un equipo algo más fiable durante el año) y el factor campo a favor las probabilidades deberían caer de su lado. Además en temporada regular los Rockets ganaron su serie particular 3-1 aunque sí que es cierto que en tres de los cuatro partidos el margen de victoria fue de dos puntos o menos, lo que indica la igualdad de la eliminatoria que se decidirá por pequeños detalles o aciertos en los momentos clave.

Para los Thunder pueden ser esenciales sus dos refuerzos del mercado “invernal”. Taj Gibson aportará un trabajo defensivo y en la pintura esencial cuando arranca la postemporada y Doug McDermontt puede ser el valor añadido ideal para los Westbrook, Oladipo, Abrines y cía. más allá de la línea de 7 metros. Si en algo tiene clara ventaja el equipo de OKC es en su juego interior. Al ya mencionado Gibson se le unen Steve Adams y Ernest Kanter pudiendo crear una superioridad fundamental cerca del aro si saben aprovecharla y hacerles llegar balones. Si son capaces de aprovechar este recurso, metiendo balones en la pintura no sólo lograran anotar sino que generarán espacios abiertos en el exterior para tiros más cómodos y posiblemente las opciones de Oklahoma City de estar en la siguiente ronda aumentarán considerablemente.

No creo que sea este el plan de Houston, que se intuye seguirá abusando del lanzamiento de tres puntos. Con los francotiradores Ryan Anderson, Eric Gordon y el propio Harden no parece que otra opción pueda mejorar a ésta. Si el nivel de acierto es alto y el movimiento de balón es fluido para conseguir tiros liberados, los porcentajes tenderán a subir y por tanto se conseguirá llevar el partido a muchos puntos, que a priori es terreno donde los de Tejas se desenvuelven como pez en el agua.

Quizás el elemento fundamental e inesperado para que los Rockets puedan tener una eliminatoria favorable sea el de Patrick Beverley, en su defensa en las labores de base RW0. Se trata de un jugador que no destaca especialmente por sus habilidades ofensivas pero cuando el balón está en manos del contrario se convierte en una auténtica mosca cojonera. Si logra neutralizar, o al menos aminorar la aportación en ataque de Westbrook, que prácticamente monopoliza el juego de su equipo, entonces se podría considerar a Houston en clara ventaja.

Lo que está claro es que nos encontramos a las puertas de una eliminatoria trepidante y muy igualada. El mejor consejo es echarse una buena siesta para estar fresco a altas horas de la noche, comprarse un paquete XXL de palomitas y disfrutar del espectáculo porque está garantizado.

Para el espectador todo son ventajas. El problema lo tienen los equipos. El que consiga salir vivo, únicamente habrá dado el primer paso de un tortuoso camino hacia el título. Tan tortuoso como ansiado camino.

Oklahoma City Thunder

En Oklahoma City les ha tocado vivir una temporada de emociones fuertes, tras la más que sonada marcha de Kevin Durant rumbo a los Golden State Warriors, el conjunto dirigido por Billy Donovan ha tenido que hacer borrón y cuenta nueva encomendándose al brutal físico y afán competitivo de Russell Westbrook para seguir instaurados en la zona de Play Off de la NBA.

Todos esperábamos un Westbrook desatado, liderando y soportando totalmente el peso ofensivo de su equipo y nada más lejos de la realidad, la temporada del atlético base ha sido histórica, Russell ha logrado superar el récord de triples dobles de Oscar Robertson y ser el segundo jugador que promedia un triple doble. Sus números están a la vista y pese a las críticas sobre su actitud defensiva y la ayuda de sus compañeros para recoger rebotes sencillos, no se puede negar la estratosférica temporada de Westbrook, que le coloca como principal favorito junto a James Harden en la carrera por el MVP.

Los Thunders afrontan esta primera ronda con un par de caras relativamente recientes, como son las de Doug McDermott y Taj Gibson. Un movimiento alabado por la gran mayoría de voces cercanas a la NBA y por un precio más que asequible (Morrow, Payne y Lauvergne pusieron rumbo a Chicago). Por lo que por el momento parece un claro acierto de Jim Nylan.

McDermott ha conseguido aportar ese peligro desde el perímetro que tanto necesitaban los de Oklahoma City, pero sus actuaciones han sido cuanto menos irregulares y sus prestaciones han bajado ligeramente respecto a su versión de los Chicago Bulls. Debe conseguir afianzar su peso ofensivo en el equipo y lograr ser una amenaza, su capacidad desde el perímetro junto a la de Abrines es uno de los bienes que más deben buscar.

Por su parte, Gibson es esa clase de jugador que no brilla demasiado pero todo entrenador quiere en su equipo, un ala-pívot que realiza las labores oscuras tan necesarias para un equipo, trabajando en defensa y aportando capacidad reboteadora y consistencia al equipo.

El gran problema de Donovan llega con el banquillo, en un equipo que gira en torno a Westbrook y la ayuda de jugadores como Oladipo o Steven Adams, la segunda unidad de OKC no ha demostrado estar al nivel por el momento, lo que ha provocado que los titulares jueguen una alta cantidad de minutos, algo que podría pasarles factura en Play Off. Abrines, Sabonis, Christon o Jeremi Grant son jugadores con recursos pero no están demostrando estar a la altura de un equipo que quiere competir en Play Off. El jugador que más aporta desde el banquillo es sin duda el bueno de Enes Kanter, ofensivamente es un jugador muy capaz pero su defensa es una losa muy pesada, bajo mi criterio, estamos ante uno de los peores defensores interiores de la liga.

Por otra parte, la temporada de Oladipo ha sido correcta pero discreta, con actuaciones irregulares y sin mostrar una esperada progresión, mientras Adams tampoco ha logrado mostrar ese poderío bajo las tableros y lograr demostrar que su renovación por 25 millones al año era más que justificada.

Junto a ellos, André Roberson será otra de las principales piezas responsables del éxito o fracaso de la franquicia, principalmente en la primera ronda de Play Off contra los Houston Rockets, su defensa sobre James Harden se antoja vital.

Es claro que el equipo de Donovan gira totalmente en torno a la figura de Russell Westbrook, pero jugártelo todo a una sola carta es una opción tremendamente arriesgada en postemporada, más cuando en primera ronda te enfrentas a uno de los equipos más competitivos y con una figura como Harden tan determinante como la de Westbrook. La plantilla es justa, las ayudas desde el banquillo no terminan de funcionar y parece claro que estos Thunder sin el rey del triple-doble serían un equipo bastante alejado de encontrarse entre los ocho mejores de su conferencia.

Por OKC la consigna parece clara, encomendarse a su jugador estrella y tratar de obrar el milagro. Desde luego parece una tarea complicada, pero cuándo un jugador bate los registros históricos de triple-doble y termina promediando esos números, lo último que debemos hacer es subestimarlos y no darles cuanto menos el beneficio de la duda.

Momentos destacados de la temporada

Muchas cosas han ocurrido esta temporada. Aquí repasamos las que consideramos más importantes:

* Anthony Davis termina con 50 puntos, 16 rebotes, 5 asistencias, 7 robos y cuatro tapones en la jornada inaugural (26/10/2017)

Anthony Davis empezó apretando el acelerador y en su primer partido de la temporada consiguió cifras nunca vistas, convirtiéndose en el primer jugador en hacer al menos 45 puntos, 15 rebotes, cinco asistencias y cinco robos en un partido (los robos se registran desde la temporada 1973-74).

El referente de los Pelicans es también el primer jugador en llegar a 50 puntos en la jornada inaugural de su equipo desde Michael Jordan (54) en 1989.

* Stephen Curry rompe su propio récord: 13 triples contra los Pelicans (7/11/2016)

Unos días después de terminar con una racha de 157 encuentros seguidos encestando al menos un triple, Stephen Curry consiguió el récord de triples en un partido anotando 13 (de 17 intentados) contra los New Orleans Pelicans. El anterior estaba en manos de Kobe Bryant (2003), Donyell Marshall (2005) y las suyas propias, con 12.

* Isaiah Thomas pasa a Havlicek como ‘celtic’ con más partidos seguidos de 20+ puntos  (16/2/2017)

Isaiah Thomas consiguió anotar 29 puntos en la derrota de Boston contra Chicago, consiguiendo así su 41º partido consecutivo superando los 20 puntos, récord de una franquicia histórica como son los Boston Celtics. El récord anterior lo tenía John Havlicek (71-72) con 40. Thomas llegó hasta los 43, cuando solo consiguió anotar 19 puntos contra los Hawks.

* Anthony Davis, el rey del All Star 2017, bate el récord con 52 puntos (19/2/2017)

El jugador de los New Orleans Pelicans, se ha proclamado MVP del partido de las estrellas después de terminar con 52 puntos (26 de 39 en TC) y 10 rebotes en 32 minutos de juego, superando así los 42 puntos que Wilt Chamberlain consiguió en 1962. Los 26 tiros anotados y los 39 intentados también son récords de All Star.

* Dirk Nowitzki ya es leyenda de la NBA tras superar los 30.000 puntos (7/3/2017)

La estrella de los Dallas Mavericks se convirtió en el sexto jugador en la historia en superar la barrera de los 30.000 puntos, cuando restaban 10:58 minutos del segundo cuarto del partido que le enfrentaba a Los Angeles Lakers.

El legendario Kareem Abdul-Jabbar con 38.387 puntos es el líder anotador en la historia de la NBA, seguido por el ala-pívot Karl Malone (36.928) y Kobe Bryant (33.643), mientras que Michael Jordan (32.292) ocupa el cuarto lugar y el quinto es para Wilt Chamberlain (31.419).

* Devin Booker, el más jóven en llegar a los 70 puntos (25/3/2017)

Contra los Celtics, Booker consiguió anotar la friolera de 70 puntos, siendo el sexto jugador de la historia que alcanza esa cifra y el primero que lo consigue con solo 20 años.

Y es que a pesar de los 22 puntos de media, en el partido ante los Celtics hizo pequeños esos números, con 21 de 40 en tiros de campo, incluido un 4 de 11 en triples y 24 de 26 en tiros libres.

* LeBron James supera a Shaquille O’Neal en la lista de máximos anotadores históricos (30/3/2017)

En el partido que enfrentaba a los Cavs contra los Bulls, James terminó con 26 puntos y 28.599 en su carrera, con lo que superaba a Shaq por 3 puntos. Durante esta temporada, LeBron también ha superado a Moses Malone (27.409), Elvin Hayes (27.313), Hakeem Olajuwon (26.946) y a Oscar Robertson (26.710) durante esta temporada.

El próximo objetivo de James será Dirk Nowitzki, que en el mismo mes consiguió superar los 30.000 puntos en su carrera.

* 7/4/2017 Russell Westbrook terminará 2016-17 promediando un triple-doble (7/4/2017)

A pesar de que en la derrota de OKC contra Phoenix Suns, Westbrook no consiguió el que sería su triple doble número 42, lo que si consiguió fue las 6 asistencias que necesitaba para asegurarse un promedio de dobles dígitos en puntos, rebotes y asistencias, siendo el único jugador en la historia en conseguir tal hazaña junto con Oscar Robertson (30.8 puntos, 12.5 rebotes y 11.4 asistencias en la temporada 61-62).

* Westbrook, 42 triple dobles y un triplazo ganador para celebrarlo (9/4/2017)

Los Denver Nuggets fueron el rival perfecto para que Russell Westbrook consiguiera su triple doble Nº 42 de la temporada, superando así a Oscar Robertson, que había conseguido 41 en la temporada 61-62.

50 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias, además de un triplazo que daba la victoria a su equipo en el último segundo hicieron del partido una fiesta para la afición visitante.

Westbrook es cuarto en la lista histórica de jugadores con triples dobles (79), por detrás del ya mencionado Robertson (181), Magic Johnson (138) y Jason Kidd (107).

* Pau Gasol supera los 20.000 puntos en la NBA (12/4/2017)

En el último partido de temporada regular, que les enfrentaba a Utah Jazz, Pau Gasol anotó 13 puntos, suficientes para superar la barrera histórica de los 20.000 puntos anotados. De esta forma Pau Gasol se convierte en el 43º jugador en alcanzar tal hito, octavo en activo y segundo europeo tras el alemán Dirk Nowitzki.

Además, el catalán también se ha convertido en el cuarto jugador en la historia en lograr 20.000 puntos, 10.000 rebotes, 3.500 asistencias y 1.500 tapones, entrando en un selecto club integrado por Kareem Abdul-Jabbar, Kevin Garnett y Tim Duncan.

OKLAHOMA CITY THUNDER

banner-temporal-guia

No queda otra que admitir que los Oklahoma City Thunder son uno de los grandes perdedores del pasado verano. Es inevitable, perder a todo un MVP y uno de los mejores anotadores que hayamos visto como es Kevin Durant es lo que tiene. Pero eso, unido a la posibilidad de ver a un Russell Westbrook ‘desatado’, convierten a estos Thunder también en uno de los equipos más interesantes de ver de cara a la nueva temporada.

La campaña anterior comenzó con el equipo de Billy Donovan tratando de quitarse la espina de una 2014-15 en la que las lesiones los masacraron hasta el punto de quedarse fuera de los Playoffs. Con Kevin Durant plenamente recuperado y el impacto ofensivo de Enes Kanter desde el el primer partido, los Thunder volvieron a ser ese equipo que ya conocíamos. Con ciertos problemas en los momentos decisivos de partidos igualados debido al estancamiento de balón, pero compensados con una calidad superior de sus dos estrellas que hacían que volvieran a aspirar a todo. Ni un par de derrotas contra los Warriors en partidos que parecía que tenían controlados empañaron una gran temporada regular que terminaron con 55 victorias y en tercer puesto del Oeste.

Pero en Oklahoma City ya habían tenido éxito en anteriores temporadas regulares, y sabían que de nada servía si en Playoffs no estaban a la altura. Esta vez sí, llegaron a la post-temporada sanos y en su mejor momento. Salvo un leve susto perdiendo el segundo partido de la serie, se deshicieron con superioridad de los Dallas Mavericks en primera ronda, en segunda pusieron punto y final a la carrera de Tim Duncan ganando de forma convincente a los San Antonio Spurs, y se encontraron con los todopoderosos Golden State Warriors en la Final de Conferencia.

Contra todo pronóstico, y reconociendo la influencia de la lesión de Stephen Curry, los Thunder se colocaron 3-1 y a un paso de la Final de la NBA. Fue entonces cuando Curry y los Warriors despertaron y remontaron la serie, dejando en Oklahoma City y en el resto de la liga la duda de si ese resultado llevaría a Kevin Durant a plantearse su salida en verano, o si haber estado tan cerca de eliminar a los Warriors le convencería de quedarse en los Thunder para seguir intentándolo.

No hubo que esperar mucho para saber su decisión. Los Golden State Warriors no solo dejaron a los Thunder sin la posibilidad de luchar por el anillo en 2016, también les arrebataron su gran estrella. Ni siquiera el traspaso de Serge Ibaka por Victor Oladipo y Domantas Sabonis sirvió para convencer a Durant. Russell Westbrook se quedaba ‘solo’.

Y es un ‘solo’ entre comillas, porque los Thunder tienen más talento que el de Westbrook en las figuras de Oladipo, Kanter o un Steven Adams que el año pasado dio un gran paso adelante, pero todas sus aspiraciones van a estar en las manos de Russell. Cuando Durant se lesionó hace dos temporadas, su porcentaje de uso llegó a un 38,4% de las posesiones de su equipo, una cifra que se encuentra entre las más altas de la historia. En total sumó 31 doble dobles y 11 triple dobles. Podemos imaginarnos que su nivel de uso volverá por aquellos fueros.

El problema para Donovan llegará cuando Westbrook tenga que descansar, porque, aunque no lo parezca, en realidad es humano y no jugará 48 minutos (o al menos no todas las noches). Más teniendo en cuenta que el sophomore Cameron Payne se perderá el comienzo de la temporada por una lesión, y que su recambio principal parece ser Ronnie Price. El año pasado el entrenador cambió su patrón de sustituciones para que siempre estuviera en pista Durant o Westbrook. Este año habrá que estar atentos a los parciales que encajen cuando el base esté en el banquillo.

El hueco que deja Durant no lo puede cubrir solo Westbrook, obviamente. Ese 30% de posesiones que protagonizaba el alero  el año pasado tendrá que repartirse entre Oladipo, Kanter, Adams  y Ersan Ilyasova también (veremos si Domantas Sabonis está preparado para ello también). Especialmente al primero se le exigirá creación de juego para liberar a Westbrook, y Kanter tendrá que seguir siendo uno de los mejores interiores ofensivos de la liga para compensar que siga siendo también uno de los peores defensores de la liga.

Pero si hay un aspecto que será clave a la hora de que los Thunder sumen victorias, será su capacidad para dominar a sus rivales en el rebote. En la 2015-16, y con Kanter, Adams y el traspasado Ibaka como principales artífices en este sentido, Oklahoma City fue la mejor franquicia de la liga castigando el rebote ofensivo, capturando un 31,1% de los rechaces que se producían en el aro rival. Es decir, casi una de cada tres veces en la que los Thunder fallaban una canasta, tenían una segunda oportunidad.

Para que Westbrook pueda operar con mayor comodidad, los exteriores tendrán que afinar la puntería desde la línea de tres puntos. El año pasado los Thunder firmaron el 17º mejor porcentaje de acierto en triples, y seguramente echarán de menos la amenaza que suponía Durant desde cualquier parte de la pista. Andre Roberson es un excelente defensor, pero su lanzamiento exterior (31,1%) aún no ofrece garantías, y mucho menos lo hace el de Kyle Singler. En el lado opuesto está Anthony Morrow, un excelente francotirador (42,5% en su carrera) pero pésimo defensor, lo que lo convierte en muy mala pareja con Kanter cuando ambos se encuentran en pista. Si Alex Abrines es capaz de aportar un punto de equilibrio entre defensa y acierto exterior, podría contar con minutos.

Medir cuál es el techo de los Oklahoma City Thunder en el año 1 D.D. (después de Durant) es muy complicado a estas alturas, y dependerá de todo lo mencionado anteriormente. Durant no jugó apenas en la temporada 14-15 y los Thunder se quedaron fuera de Playoffs, pero en esta ocasión han tenido tiempo para prepararse para su ausencia.

Lo que sí que está clara es una cosa: yo al menos no me pienso perder cada partido de Russell Westbrook, y las fechas de los Thunder vs Warriors ya están bien marcadas en el calendario.