Archivo de la etiqueta: Los Angeles Clippers

Eliminatoria: Los Angeles Clippers vs Utah Jazz

Los Clippers y Jazz se enfrentan en Playoffs en lo que promete ser una de las series más interesantes de la primera ronda. Los Jazz llevan ya un par de temporadas mostrando señas prometedoras que no terminaban de consagrarse del todo, mientras que los Clippers son ya un equipo veterano que lleva manteniendo el mismo núcleo varios años, el cual les ha dado siempre sólidos resultados, aunque todavía menos de los posiblemente esperados.

Los más jóvenes Jazz viven de que Gordon Hayward, que lleva ya un tiempo siendo un gran jugador, finalmente se ha consagrado como una legítima estrella en la liga, y además viene acompañado de una de las mayores presencia defensivas en la pintura en Rudy Gobert, y la gran labor por fuera de George Hill, que está marcando la mejor temporada de su carrera.

Los veteranos Clippers siguen siendo una presencia fuerte en el Oeste, y su pareja de estrellas sigue siendo una élite en la liga, que gana incluso más poder con la presencia de DeAndre Jordan en la pintura. Son un equipo con mucha experiencia, y seguramente hambriento por quitarse esa espina de no poder nunca pasar de segunda ronda.

Quizás la figura más determinante del posible resultado de esta serie sea Gordon Hayward. Los Jazz son aún muy jóvenes y les falta experiencia, quitando a un par de jugadores, y la manera de sobrellevar eso será que Gordon Hayward responda a la ocasión. Estos serán los primeros Playoffs de los Jazz desde el 2012, y como vayan a responder es una completa incógnita, situación en la que una buena estrella resulta incluso más importante, no sólo por su propio juego, pero por elevar el del resto. Hayward tiene que tomar bien ese rol de líder del equipo.

Con todo su núcleo siendo agentes libres este verano, esta podría ser la última oportunidad de este grupo de hacer algo especial en Playoffs, y el hambre que demuestren por hacerlo será clave. Se pueden esperar actuaciones sólidas de Griffin y Paul, pero necesitarán más que eso, necesitan demostrarse capaces de resolver los partidos, cosa que les ha fallado en los últimos años varias veces.

El duelo defensivo entre Rudy Gobert y DeAndre Jordan también podría ser fundamental. Ninguno de ellos debería resultar particularmente impactante en ataque, pero en defensa pueden determinar partidos. Aunque el duelo propiamente dicho entre ellos carece de emoción, el impacto que tengan sobre el resto de los rivales podría ser clave. Incluso en esta era de triples, evitar las canastas por dentro sigue siendo de vital importancia.

Ambos equipos tuvieron varios problemas con las lesiones durante la temporada, por lo que incluso estando donde están, posiblemente podrían haber conseguido marcas incluso mejores, lo que habla muy bien del nivel que promete la serie.

La juventud e inexperiencia podría pesarle bastante a los Jazz finalmente, y seguramente sea el principal factor que determine esta serie a favor de los Clippers, quienes por el contrario, son uno de los equipos que llega a Playoffs con más experiencia, tanto en la calidad individual de los jugadores como en la colectiva como grupo. Para los Jazz estos Playoffs serán de gran importancia, pero su valor quizás tenga más una vista hacia el futuro. Es una gran oportunidad para ganar experiencia, aprovechar de aprender de sus veteranos rivales y llegar el próximo año con más experiencia a intentar hacer unos Playoffs bastante mejores. El futuro de los Jazz es muy prometedor, pero quizás no estén del todo listos ahora mismo.

Todo esto pone a los Clippers como un claro favorito, pero cabe recordar que el nivel de los equipos es bastante parejos, y al final, los factores que ponen a los Clippers por encima no dejan de ser subjetivos, cosas que aunque suelen seguir una tendencia, siempre puede haber ocasiones especiales donde dicha tendencia se rompa, por lo que los Clippers están lejos de estar en una situación acomodada. Los Angeles tiene todas las de ganar la serie, y por lo comentado anteriormente, seguramente tengan la vista puesta mucho más lejos ahora mismo. Seguramente están apuntando ya a los Warriors que posiblemente se encuentren en segunda ronda. Será clave que no se caigan en el agujero que tienen en frente por intentar cuidarse en exceso del acantilado que está a lo lejos.

Al final del día, Chris Paul sigue siendo un base que en el futuro estará en el Hall of Fame con total certeza y actualmente sigue siendo un base élite en la liga, y uno de los jugadores más determinantes que tiene la NBA hoy, cosa que posiblemente le cueste muy caro a los Jazz, quienes dependerán mucho de George Hill para intentar contener al base proveniente de Wake Forest.

Si no tenemos mayores sorpresas, no sería de extrañar que los Clippers acaben resolviendo esta serie en cinco o como mucho seis partidos, en general, disputados. Sería raro que necesite de un séptimo partido para resolverse, pero también es cierto que lo normal sería encontrarse con unos cuantos partidos que no se consigan resolver hasta los minutos finales, situación en donde los Clippers deberían tener la ventaja en esta particular serie.

División Pacífico

banner-temporal-guia

En la Conferencia Oeste, la División Pacífico es, quizás, la más decantada antes de comenzar la temporada, con dos candidatos al anillo como Golden State Warriors y Los Angeles Clippers por un lado, y tres equipos destinados a pelear por no estar en la última posición de la conferencia como Sacramento Kings, Phoenix Suns y Los Angeles Lakers, los destinos de los conjuntos de esta División parecen bastante claros antes del inicio de la campaña.

Estos últimos son quizás los que más y mejores razones tienen para ser vistos durante esta temporada. Más allá del lustre que siempre arrastran, Los Angeles Lakers tienen este año el gran atractivo del número dos del draft, Brandon Ingram, como foco de atención. Comparado con Kevin Durant, el ex de Duke deberá empezar a demostrar su valía desde el primer momento en un equipo que tras la marcha de Kobe deberá reemplazarle, siendo este otro aspecto a destacar a la hora de verles esta temporada, ver como son capaces de hacerlo, si es que realmente es posible.

Además, hay ganas de ver a las jóvenes promesas de los angelinos, que están formando uno de los jóvenes más interesantes de la liga. Jordan Clarkson y Julius Randle deberán seguir mostrando su potencial, mientras que D’Angelo Russell, tras una primera temporada algo decepcionante, tendrá que dar un paso adelante si no quiere empezar a estancarse. Todo esto, unido a la conjunción que hagan con los fichajes veteranos del equipo angelino (Luol Deng y Timofey Mozgov), hará más que interesante ver la temporada de los de púrpura y oro.

Además, en el banquillo se estrena Luke Walton. Tras ser asistente de Steve Kerr en los Warriors, el ex jugador de la franquicia angelina regresa a casa con promesas de un juego atractivo a imagen y semejanza de los de la Bahía de San Francisco. Habrá que estar atentos a como es capaz de implementar ese juego en un equipo que en los últimos años ha sido completamente errático.

Los Golden State Warriors, tras caer en las últimas Finales desperdiciando un 3-1 a favor ante los Cavaliers, tienen el que posiblemente es el gran aliciente de esta temporada: el fichaje de Kevin Durant. La llegada de ‘Durántula’ a un equipo en el que se han mantenido todas las grandes estrellas es un motivo más que suficiente para ver todos y cada uno de los partidos de los campeones de 2015, que tendrá que acoplarse a sus nuevas piezas con Steve Kerr al mando.

De igual manera, más allá de Durant, sigue habiendo cosas en las que fijarse en los Golden State Warriors. Por supuesto, la pareja Curry-Thompson seguirá siendo un ‘must’ para la temporada, al igual que ver como encajan las nuevas piezas para la segunda unidad, que ha sido la gran sacrificada por la llegada de Durant y que el año pasado era clave. Además, hay interés por ver a los que se mantienen, como  Livingston e Iguodala, y será interesante ver como funcionan David West o Zaza Pachulia.

Otro de los candidatos teóricos al anillo son Los Angeles Clippers. Los de Doc Rivers, eternos candidatos pero siempre un paso por detrás de los más grandes, tendrán otra temporada más para intentar el asalto definitivo al anillo.

En una plantilla con pocos cambios con respecto a la pasada temporada, el foco de atención se centra en Blake Griffin. El ala-pívot, centro de los rumores de traspasos en la liga en los últimos meses, podría ser traspasado a mitad de temporada si las cosas no van del todo bien, lo que hace interesante ver su rendimiento en los Clippers y comprobar si es capaz de convencer a la Front Office de que merece quedarse en el equipo. Además, será interesante ver como encaja en el equipo tras perderse gran parte de la temporada pasada. Es cierto que volvió para los Playoffs, pero esta temporada regular será una prueba de fuego para ver si el equipo mejora con su presencia.

Más allá de Griffin, siempre es divertido ver a los Clippers por el espectáculo que brindan el mismo ‘Cyborg’, DeAndre Jordan o Jamal Crawford. Los dos primeros con sus espectaculares mates y el segundo con sus increíbles crossovers, todo bajo la dirección del omnipresente Chris Paul son un auténtico espectáculo digno de ver noche tras noche.

Capítulo aparte merecen los Sacramento Kings. El equipo de la capital californiana vuelve a ser un año más una auténtica incógnita. Con entrenador nuevo en el banquillo y con una plantilla sobre el papel peor a la del año pasado, será interesante ver que toque le da Brad Stevens al equipo, sobre todo teniendo en cuenta que parece que en Memphis Stevens simplemente mantuvo el estilo que dejó el anterior entrenador en la franquicia. Comprobar qué tiene que ofrecer el entrenador es uno de los alicientes de este equipo.

La llegada de Ty Lawson para la posición de base es otra de las grandes incógnitas de los Kings. Tras todos sus problemas y su discreto paso por Houston e Indiana, el PG tiene una opción de redención en una franquicia en la que no tendrá presión por ganar.

Igualmente, DeMarcus Cousins afronta la temporada con la ambición contraria, la de empezar a ganar partidos de una vez. El pívot, que habrá que ver si empieza a compartir pista con el prometedor Willie Cauley-Stein, dará un gran rendimiento en la temporada para intentar elevar el nivel de su equipo. Hay espectáculo garantizado.

Por último, habrá que poner el foco sobre los rookies de la franquicia de Sacramento, que son una auténtica incógnita. Tanto Labissiere como Papagiannis, Isaiah Cousins y Richardson son auténticas incógnitas, por lo que habrá que ver que pueden aportar a un equipo realmente necesitado de su rendimiento. Si hay que atender a las selecciones de los Kings en los últimos años, no podemos ser muy halagüeños, pero hay que comprobarlo.

Los Phoenix Suns afrontan esta temporada como una nueva ocasión para crecer en base a sus jugadores jóvenes, teniendo varios factores por los que merecerá la pena verles jugar a lo largo de la temporada.

El primero, y quizás el más importante, es el joven Devin Booker. El escolta, que esta temporada afronta su año sophomore, deslumbró el año pasado con su juego, y este curso amenaza con dar otro paso hacia delante. Si lo hace, tendremos jugador para rato. Será divertido asistir a su crecimiento.

Así mismo, el crecimiento de Booker se contrapone al rendimiento de Eric Bledsoe y Brandon Knight. Hay dos puestos para los tres jugadores expuestos anteriormente, por lo que Bledsoe y Knight probablemente se enzarzarán en una intensa lucha por la titularidad que acabará con casi total seguridad con el traspaso del que caiga en esa pelea. Será interesante ver quién se queda con el puesto de base del equipo.

Los Suns estrenan preparador. El novato Earl Watson, que ya estuvo la segunda mitad de la temporada pasada como interino, tendrá plenos poderes. Habrá que estar atentos a que estilo implanta una vez ha podido trabajar una pretemporada entera con el equipo de Arizona.

Además de estos hay otros focos de interés en los Suns: El rendimiento de la incógnita Dragan Bender, el paso adelante definitivo de Alex Len o el rol de Marquese Chriss son otros de los aspectos que habrá que tener en cuenta en estos Phoenix Suns.

Los Angeles Clippers

 BAhead07

Los Angeles Clippers consiguieron un récord de 56-26 la temporada 2014/15, que les valió la tercera plaza de la Conferencia Oeste. En primera ronda se enfrentaron a los entonces campeones, los San Antonio Spurs, a los que ganaron por 4-3 en una fatídica serie. Tras pasar, en segunda ronda les esperaban los Houston Rockets, que habían terminado en segunda posición la temporada regular. Aunque los angelinos consiguieron adelantarse 3-1 en la eliminatoria, los Rockets remontaron hasta llevársela por un ajustado 4-3. Aquí terminó la temporada pasada para los Clippers.

Aunque los Clippers no tenían rondas de Draft, el verano NBA comenzaba con fuerza en Los Ángeles. Tras una mala temporada en Charlotte, el 15 de junio Lance Stephenson hacía las maletas para jugar en Los Ángeles. Los Hornets conseguían a Matt Barnes y a Spencer Hawes a cambio del ex-Pacer.  Stephenson, aunque no cuajó en Charlotte, ya había demostrado su valía en Indianapolis y era un valor que, en caso de salir bien, podría dar un salto de calidad importante a los Clippers.

En el Draft, los angelinos se hicieron con Brandon Davies de New Orleans Hornets por 600.000 dólares. Davies firmaría un contrato de dos años poco después, tras demostrar su valía en la Summer League. Un par de semanas después del Draft llegó uno de los culebrones del verano con la renovación de DeAndre Jordan por 87.7 millones de dólares (con player option en su último año). Jordan había acordado un contrato de 80 millones y cuatro años con Dallas, pero en el último momento cambió de opinión, lo que conllevó críticas de todo tipo hacia el pívot y hacia los propios Clippers. Al final, el máximo reboteador de las dos últimas temporadas se quedó en L.A. Ese mismo día, Wesley Johnson firmaba por los Clippers. Después, el controvertido Josh Smith firmaba por un año con la franquicia angelina.

Uno de los últimos en aterrizar fue Paul Pierce, que llegaba de hacer una buena temporada en Washington. El alero, ya entrado en años pero siendo aún un jugador muy interesante, llegaba a Los Angeles con un contrato de 3 años y 10 millones de dólares, incluyendo una player option el último año. Poco después, Austin Rivers, hijo del actual entrenador del equipo Doc Rivers, firmaba un contrato de dos años y 6.4 millones de dólares. Éstos serían los últimos movimientos de la franquicia en pretemporada.

Los Angeles Clippers llegaban al comienzo de la temporada con un roster mejorado, pues a cambio de jugadores secundarios como Matt Barnes o Spencer Hawes llegaban jugadores interesantes como Lance Stephenson, Paul Pierce o Wesley Johnson. Aunque estos jugadores finalmente no aportaron lo que se esperaba de ellos, los problemas más graves vinieron de un jugador no recién llegado precisamente.

Blake Griffin, tras un gran comienzo de temporada, se lesionaba el 26 de diciembre el cuádriceps izquierdo, lo que le dejaba fuera de las canchas indefinidamente. Un mes después, el día 26 de enero, se esperaba que volviese para jugar un importante partido en Indianapolis, pero, como se supo, se lesionó la mano derecha al golpear a un miembro del staff del equipo –además de su amigo- en un restaurante de Toronto. Esta lesión hizo que un aluvión de críticas lloviese sobre el ala-pívot, como no podía ser de otra manera. Los propios Clippers tuvieron que tomar medidas, pues acciones como ésta son inadmisibles en una franquicia. Volviendo al tema deportivo, Blake Griffin no volvió a las canchas hasta el 3 de abril, por lo que estuvo fuera algo más de tres meses, perdiéndose 45 partidos de temporada regular.

Aun así, la franquicia se las ha arreglado para terminar con un récord de 52-28 la temporada regular, lo que les permite entrar en postemporada como cuarto clasificado de la conferencia Oeste y enfrentarse a Portland Trail Blazers en primera ronda de Playoffs. Los Clippers llegan con toda la plantilla disponible, aunque habrá que ver el rendimiento de Blake Griffin tras perderse más de la mitad de los partidos de la temporada regular y tras jugar sólo seis partidos tras su vuelta a las canchas. Aun así, el final de temporada del equipo ha sido realmente bueno, ganando seis de los últimos siete partidos de la temporada regular.

A priori y a falta de saber cuál es el estado físico de Blake Griffin, Los Angeles Clippers llegan a Playoffs con motivación suficiente para pelear con cualquiera. Los últimos años la franquicia ha conseguido buenos resultados en temporada regular pero no ha podido seguir por esa senda una vez llegada la postemporada. Por ello, seguro que no les falta motivación para afrontar con todas sus fuerzas estos últimos dos meses de competición. Aun así, su nivel es claramente inferior al de equipos como Golden State Warriors o San Antonio Spurs, lo que dificulta en gran medida que puedan aspirar al anillo e incluso a las Finales de Conferencia. Aun y todo, es un equipo que habrá que seguir, pues podría dar más de una sorpresa.

Pronto saldremos de dudas, pues el próximo sábado 16 de abril comienzan unos Playoffs que se presentan apasionantes. Los Angeles Clippers se enfrentarán a los Portland Trail Blazers con ventaja de campo –jugarán en casa los partidos primero, segundo, quinto y séptimo- y con el objetivo de llegar lo más lejos posible.