Syracuse Orangemen 2018-19

  • Conferencia: ACC 
  • Localización: Syracuse, New York
  • Pabellón: Carrier Dome
  • Entrenador: Jim Boeheim
  • Web: cuse.com

Temporada 2017/18

  • Regular season: 23-14 (9-11 en ACC)
  • Torneo de conferencia: Segunda ronda
  • NCAA Tournament: Sweet Sixteen contra Duke

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: Frank Howard, Tyus Battle, Oshae Brissett, Marek Dolezaj, Bourama Sidibe

Por Patricia Martínez (@patri41_)

Da la impresión de que, para bien o para mal, Syracuse siempre está en el punto de mira. Este año, la opinión pública ha sido crítica con el estilo de juego de unos Orange muy limitados ofensivamente. Su inclusión en el March Madness no estuvo exenta de polémica; no obstante, los neoyorquinos volvieron a superar las expectativas y eliminaron a Arizona State, TCU y Michigan State para alcanzar el Sweet Sixteen.

Resultado de imagen de tyus battle boeheim

Los Orange afrontaban la temporada 2017/2018 con mucha incertidumbre y poca presión: incorporaban hasta seis jugadores nuevos, cuatro de los cuales eran Freshmen. Además, ninguno estaba considerado entre los cien mejores jugadores de su año en clasificaciones como la de ESPN, aunque sí era de esperar que aprovecharan la limitación numérica de la plantilla para buscar protagonismo. Este grupo partía con la ventaja de ser el más alto del país; quizá por eso, en parte, lograra una eficiencia defensiva sobresaliente. En categorías como la de los tapones, por ejemplo, vemos que Syracuse se sitúa entre los diez mejores conjuntos −de un total de 351− con 5.4 por partido. El porcentaje en tiros de campo del rival (39.1%) también aparece entre los diez más bajos, así como el promedio de puntos anotados (63.8). Nada de esto es casualidad: el staff de Jim Boeheim recluta pensando en un sistema profundamente definido. A pesar de su inexperiencia, esta plantilla tenía las condiciones perfectas para la zona 2-3: altura, movilidad y envergadura.

Sin embargo, en el otro lado nos encontramos con uno de los cincuenta ataques más incompetentes de toda la nación en puntos por partido (66.6), porcentaje de tiros de campo (41.7%), porcentaje de triples (31.8%) y asistencias (10.7). Esta última categoría, especialmente, es reveladora. El juego ofensivo de los Orange se basó en su mayoría en situaciones individuales forzadas y un tempo lento. En este contexto, un referencial Battle brilló cada noche.

Además, el equipo tuvo que hacer frente a más de un contratiempo. En primer lugar, Geno Thorpe anunció su desvinculación del programa tras únicamente seis partidos disputados; después, en enero, el base de primer año Howard Washington sufrió una rotura de ligamentos. Pese a no ser uno de los protagonistas en la rotación, su notable toma de decisiones habría sido útil en ocasiones puntuales debido a la falta de recursos de la plantilla, engravada por estas dos bajas.

Resultado de imagen de oshae brissett syracuse

Otro novato, Bourama Sidibe, también se vio físicamente limitado por una tendinitis en la rodilla, pero espera que todos estos problemas queden atrás al inicio de una temporada 2018/2019 ilusionante, en la que Boeheim contará con el quinteto titular de vuelta. Como director de juego volveremos a encontrar a Frank Howard, que mejoró considerablemente respecto a sus dos primeros años, especialmente en su faceta distribuidora. Sus sustitutos serán Howard Washington y el Freshman Jalen Carey, un dinámico combo de perfil ofensivo. La piedra angular del ataque seguirá siendo Tyus Battle; el estelar escolta podrá contar con más minutos de descanso gracias a las incorporaciones de Elijah Hughes (transfer) y Buddy Boeheim. Este último no solo es el hijo del entrenador, lo que será de por sí interesante de ver, sino también uno de los mejores tiradores de su año. Como alero titular tendremos a uno de los novatos más destacados de la pasada campaña, Oshae Brissett, del que se espera un doble-doble cada noche. El atlético Freshman Robert Braswell será su sustituto.

Por último, el frontcourt volverá a estar integrado por el eslovaco Marek Dolezaj, una de las sorpresas más positivas para la afición la pasada campaña, así como por Bourama Sidibe y Paschal Chukwu, que deben mejorar su toma de decisiones y su juego ofensivo para equilibrar la plantilla.

Jugador a seguir: Tyus Battle

Resultado de imagen de tyus battle 2018

Battle sorprendió a todo el país cuando anunció su decisión de regresar a la universidad un año más tras tantear el terreno en el proceso previo al Draft. Asusta pensar hasta dónde podría llegar esta campaña teniendo en cuenta que, en su segundo curso, se convirtió en uno de los mejores anotadores de la historia de Syracuse; lo lógico sería que optara al título de Jugador del Año a nivel de conferencia e incluso nacional. Su capacidad de penetración, explosividad en el uno contra uno y fiabilidad en los momentos clutch complementan una defensa intensa y compensan un lanzamiento exterior mejorable. En su tercer y −presumiblemente− último año como Orangeman, Battle volverá a ser referencial.