St. Mary’s Gaels

  • Conferencia: West Coast Conference
  • Localización: Moraga, California
  • Pabellón: McKeon Pavilion
  • Entrenador: Randy Bennett

Temporada 2016/17

  • Regular season: 28-4 (16-2 en WCC)
  • WCC Tournament: Subcampeón ante Gonzaga

Quinteto: Emmett Naar, Joe Rahon, Evan Fitzner, Calvin Hermanson, Jock Landale

Por Bryan García (@esperandomarzo)

El estado de California es uno de los más prolíficos a nivel de baloncesto universitario, y más concretamente en la pequeña ciudad de Moraga, en el área de la bahía de San Francisco y a pocos kilómetros de la ciudad del Golden Gate, ha surgido con fuerza estos últimos años el programa de baloncesto de St. Mary’s, especialmente desde la llegada a sus banquillos de su actual entrenador, Randy Bennett. El entrenador de Arizona ha sido el responsable de catapultar a este humilde programa Mid-Major a ser uno de los equipos más a tener en cuenta fuera de las grandes conferencias de baloncesto, rivalizando de tú a tú en la WCC con la propia universidad de Gonzaga.

La mano de Randy Bennett en estos Gaels se notó desde el primer momento, y una de las particularidades que Bennett sobre el programa fue su capacidad de reclutamiento. Más concretamente, el reclutamiento de jugadores de nacionalidad australiana. En sus 16 años al frente del programa Bennett siempre ha tenido a un australiano en su plantel, pasando por su mano jugadores como Patty Mills, Matthew Dellavedova, Mitchell Young, Adam Caporn o el ex-ACB Daniel Kickert. Y no parece que vaya a parar. De hecho, actualmente los Gaels cabalgan al son del pívot Jock Landale, uno de los siete australianos que cuentan este año en su plantel.

Resultado de imagen de jock landale 2017

En estos últimos años los Gaels se han convertido en uno de los programas Mid-Major habituales dentro del NCAA Tournament, con cinco presencias en los últimos doce años, aunque estos últimos tres años no han logrado ninguna invitación. 2010 fue uno de sus años fetiche, logrando acceder hasta el Sweet Sixteen tras dejar en la cuneta a la Richmond de Kevin Anderson y -sobretodo- a la Villanova de Scottie Reynolds, Maalik Wayns y Corey Fisher, uno de los grandes favoritos a la Final Four con su seed #2. Sin embargo, su aventura terminó de forma muy dura, derrotados con facilidad por la Baylor de Quincy Acy, Ekpe Udoh y LaceDarius Dunn. Desde entonces, hizo sufrir a Purdue en 2012, y en 2013 cayó in extremis ante Memphis tras sobrepasar el First Four.

Tras tres años de travesía consecutiva en el NIT sin mucha fortuna, St. Mary’s regresa al Tournament tras una temporada más que aceptable. Sólo 4 derrotas en 32 partidos oficiales marcan un balance de gran nivel de cara a sus rivales en el Madness, más aún cuando tres de las cuatro derrotas han venido de manos de Gonzaga -dos en los duelos regulares de la WCC y la derrota en la final del WCC Tournament). El único programa capaz de hacerles hincar la rodilla esta temporada, Zags al margen, han sido los Mavericks de UT-Arlington de nuestro Jorge Bilbao, lo que demuestra el gran nivel llevado a cabo por los de Randy Bennett este año.

Su juego se basa sobre todo en dos jugadores, siendo el primordial el pívot Jock Landale, un joven espigado de brazos muy largos y que vive casi perennemente en la pintura. No tiene un físico especialmente trabajado, pero suple esa carencia con efectividad ofensiva bajo tableros, rebote y mucha entereza. Tiene un buen gancho, y su juego de pies -sin ser espectacular- es resolutivo para aportar canastas para su equipo.

Resultado de imagen de joe rahon emmett naar

En su contra, además del físico, es su limitado arsenal ofensivo y su poca predisposición para encarar el aro. Port fortuna para él, le quedará un año más en la universidad para pulir su juego y buscar un hueco en Europa. Su otra gran apuesta para este curso ha sido el veterano Joe Rahon, completo base ex de Boston College que este año ha sido designado también como Defensor del Año de la WCC. Además de sus buenas aptitudes defensivas y de recuperación de balón, destaca por su gran capacidad de penetración a canasta y de su efectividad desde la línea de tres puntos.

Ya no son la cinderella que fueron, pero este año regresan al Tournament muy fuertes y con un equipo que podría hacer mucho daño en la ronda inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *