SMU Mustangs

  • Conferencia: American Athletic Conference
  • Localización: Dallas, Texas
  • Pabellón: Moody Coliseum
  • Entrenador: Tim Jankovich

Temporada 2016/17

  • Regular season: 30-4 (17-1 en AAC)
  • AAC Tournament: Campeones ante Cincinnati

Quinteto: Ben Moore, Sterling Brown, Jarrey Foster, Shake Milton, Semi Ojeleye

Por Bryan García (@esperandomarzo)

No es fácil echar de menos a un entrenador del calibre de Larry Brown, más aún cuando de su mano han llegado las mejores temporadas del programa de los últimos cincuenta años. Con él, los Mustangs han pasado de ser una universidad de la que pocos se acordaban dentro del monstruoso mercado del estado Texas a ser -a día de hoy- el programa clave de todo el estado y uno de los más importantes de la costa medio-oeste norteamericana. Un trabajo muy duro de reclutamiento, disciplina y mucho esfuerzo llevado a cabo por Brown y su asistente Tim Jankovich, que ya se hizo cargo del programa al final de la pasada temporada.

Resultado de imagen de semi ojeleye smu

Precisamente Jankovich ha sido uno de los factores clave del éxito de los Mustangs este curso. El ex de Illinois State ha sabido integrar un grupo donde los veteranos ejercen su papel de líder y colaboran en el trabajo colectivo, casos de Ben Moore y Sterling Brown, con el talento de jóvenes reclutas que se han hecho un hueco importante en la rotación y que serán el futuro de este programa a partir del próximo año, como Shake Milton y Jarrey Foster. A éstos se les ha añadido una pieza primordial este año para que todo esto engrase, la reconversión de un Semi Ojeleye que ha demostrado que sus pocos minutos en Duke en años anteriores fueron un clamoroso error, y cuyo estado de forma ha sido tal que ha sido -levemente, eso sí- considerado como alternativa para el Player of the Year nacional.

Tres derrotas a principios de año en un calendario non-conference no especialmente exigente les castigaron excesivamente. Primero una muy dolorosa ante Michigan en el Madison Square Garden, en plena final del 2K Classic, donde un inspirado Derrick Walton desde la línea de tres puntos y un flojo partido en ataque les pasó mucha factura. El daño fue peor cuando visitaron las pistas de USC y Boise State, donde cargaron con otras dos derrotas. Tres en sus últimos cuatro encuentros. No parecía que Jankovich fuese a continuar la buena labor de final de la pasada temporada, pero el entrenador de Indiana y sus chicos lograron revertir tal situación a tiempo.

Resultado de imagen de tim jankovich smu

Los Mustangs terminaron los duelos non-conference con seis victorias consecutivas, cogiendo así carrerilla para los choques de la AAC, con dos victorias de cierto renombre ante TCU y Stanford. Pero en la AAC han sido implacables, con una actuación impoluta donde solamente Cincinnati ha logrado seguirles el ritmo. Desde esas tres derrotas, los texanos han sumado un tremendo balance de 23-1, donde solo los propios Bearcats lograron cogerles la medida en un partido, y finalizando los duelos de conferencia abusando de unos Memphis Tigers que habían dominado la conferencia estas últimas campañas.

Resultado: campeones regulares sin discusión alguna. Pero no contentos con triunfar durante la temporada, los de Jankovich impusieron su ley durante el AAC Tournament, y ni East Carolina -pese a la gran remontada que protagonizó- ni Central Florida ni Cincinnati en la final lograron detenerlos. Meten mucho miedo para el torneo final, y en un estado de forma envidiable.

No tienen el caché ni la relevancia a nivel nacional de los grandes programas universitarios de baloncesto, pero los Mustangs son sin duda uno de los rivales más complicados a los que un equipo puede enfrentarse en este Tournament. Impresionante trabajo de Jankovich, y temporada para quitarse el sombrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *