SMU Mustangs 2018-19

  • Nombre: Southern Methodist Mustangs Imagen relacionada
  • Conferencia: AAC
  • Localización: Dallas, Texas
  • Pabellón: Moody Coliseum
  • Entrenador: Tim Jankovich
  • Web: smumustangs.com

Temporada 2017/18

  • Balance: 17-16 (6-12 SEC)
  • Torneo de conferencia: Cuartos de final frente a Cincinnati.
  • NCAA Tournament: No participaron

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: JahmalMcMurray, Jimmy Whitt, Jarrey Foster, Isaiaha Mike, Ethan Chargois

Por Bastian García (@BastianG_Basket)

La 2017-2018 supuso un desafío completa para la SMU de Tim Jankovich, que ganó adeptos en masa la temporada anterior tras su excepcional papel en la American Conference y el March Madness. La pérdida de jugadores importantísimos en la rotación, y en especial la plaga de lesiones importantes que azotó al equipo entre las que destacan Shake Milton, Jarrey Foster y Everett Ray, mermó en demasía a un conjunto que terminó por vivir una pesadilla. Tan sólo seis victorias en todo el calendario de conferencia que rompía con la racha de cuatro temporadas consecutivas por encima de dobles dígitos en su ratio de victorias.

Resultado de imagen de tim jankovich smu 2018

Por suerte para los Mustangs esto terminó y la 18-19 está llamada a ver un paso adelante de nuevo de un técnico que nos enamoró a todos tras la salida de Larry Brown de la universidad. Jankovich encajó un a un equipo imbatible en el Moody Coliseum y le dio ese espíritu competitivo heredado de su predecesor que tendrá que recuperar esta temporada si quiere pelear en una AAC con nivel flojo pero muy competida.

Los Mustangs cuentan con dos bajas importantísimas para el programa. Una es la de Shake Milton, que a pesar de jugar solo 22 partidos la temporada pasada dejó motivos para ser considerado un factor diferencial en el juego ofensivo y defensivo de SMU. El otro es Ben Emeloglu, también núcleo central del quinteto de Jankovich la pasada temporada.

Pero a pesar de todo en Dallas tienen razones para ser optimistas. La plaga de lesiones del año pasado nos dejó ver a dos jugadores que este año van a tener que dar un rendimiento todavía superior al anterior. Jahmal McMurray y Jimmy Whitt lograron dobles figuras en anotación y se mostraron como jugadores capaces de absorber responsabilidades durante fases de la temporada, y eso unido a la vuelta sana de Jarrey Foster le da a Jankovich una base más que sólida sobre la que construir un conjunto con mucho talento exterior y margen de mejora.

Imagen relacionada

Con el perímetro más que definido, el juego interior será el punto a trabajar y con más margen de variabilidad en el conjunto de los Mustangs. Ethan Chargois parece un fijo tras un año freshman en el que sorprendió a todos por un corte de interior más clásico pero con capacidad para abrir la pista. A partir de ahí la llegada de transfers como Nat Dixon para apoyar el backcourt o Isiaha Mike de Duquesne dotará de músculo y nivel atlético al juego interior junto Everett Ray y el freshman Feron Hunt, con el que hay esperanzas.

Todo esto da versatilidad ofensiva a un equipo que sin embargo tiene un gran problema a la hora de acumular centímetros. Un roster plagado de jugadores exteriores en los que tan solo cuatro jugadores superan el 6’8 (dos son freshman) y que hará de SMU un conjunto sopesar el jugar small ball en muchas fases del partido con Foster como falso cuatro.

Tras un año por el desierto, Jankovich tiene en sus manos volver a hacer de SMU un equipo destinado a ocupar las primeras plazas de la conferencia e incluso luchar por un lugar en la postemporada.

Jugador a seguir: Jarrey Foster

Imagen relacionada

Tras un año por el desierto en el que solo pudo disputar 19 partidos por lesión y coqueteó con el Draft, Foster está de vuelta en Dallas para ser el líder espiritual de un equipo que debe superar la plaga del año pasad y volver a consolidar esa defensa diferencial que les ha caracterizado estos últimos años.

En ese esquema Foster se antoja vital. Prospect NBA si su salud le respeta, Foster es un alero versátil, físicamente muy potente y diferencial en el aspecto defensivo por su capacidad para hacer de todo de forma más que eficiente. Su mejora en su juego ofensivo pasa por mejorar su tiro, pero la cantidad de cosas que es capaz de aportar en la pista le dan versatilidad y complementaridad en cualquier esquema. Será vital que tras un ACL vuelva a buen nivel para las aspiraciones de los Mustangs.