Shawn Marion: “Es triste, pero nadie puede jugar para siempre”

16 temporadas en la NBA. Único jugador (por ahora) que ha superado los 17.000 puntos, 9.000 rebotes, 1.500 robots y 1.000 tapones en la historia de la NBA junto a Hakeem Olajuwon, Karl Malone y Kevin Garnett. De entre los cuatro, el único que no es pívot.

22 partidos con el Team USA entre los Juegos Olímpicos de Atenas y el Mundial de Indianápolis, en aquella funesta etapa que precedió al esplendor glorioso de Coach K. Tres veces All-Star (2003, 2005 y 2006) y un anillo de campeón con los Mavericks.

Formó parte de aquellos maravillosos Suns de Steve Nash y Mike D’Antoni. Los precursores del run&gun, equipo eterno sin el premio del anillo. Tuvo que ser en Dallas, de la mano de Nowitzki, donde tocase la gloria negada en la ciudad donde más brilló. Se quedaría también sin premio en Cleveland, ahora con LeBron como aliado, después de que los Warriors amenazasen con iniciar una nueva era en 2015.

Prácticamente fuera de la rotación de David Blatt, Marion decidió colgar las botas tras perder unas nuevas Finales. Desde la barrera ha visto como sus ex compañeros, este año sí, han logrado la proeza de tomarse una revancha histórica.

The Matrix, como le apodó el comentarista Kenny Smith (TNT) en su año rookie por su portentoso físico, nos atiende en el NBA Zone BBVA organizado en Madrid para hablarnos de su vida como retirado, los problemas sociales que afronta la NBA y un repaso a sus memorias como jugador.

¿Qué tal la experiencia en Madrid, Shawn?

La experiencia de hoy ha sido increíble, estar aquí con todos estos chicos y poder colaborar con el staff de la NBA y sus acciones de caridad. Me encanta. Madrid es una ciudad preciosa, su comida… Es mi primera vez aquí y me encanta

¿Qué tal tu vida como jugador retirado? ¿A qué te dedicas ahora?

Mi vida como jugador retirado es… Ocupada (Risas). Le quiero dedicar el máximo tiempo posible a mi hijo, aunque ya veremos cuál es el próximo episodio. De momento, mi hijo es mi principal prioridad […] Como decía, mi principal meta ahora es ser padre y disfrutar.

¿Te ves como entrenador en un futuro?

No lo sé, ahora mismo no quiero pensar en ello. Estoy completamente centrado en disfrutar de la paternidad y de todo el tiempo libre que tengo.

¿Qué es lo que más echas de menos de la NBA?

Lo que más echo de menos de mi etapa en activo es la camaradería. Poder compartir bromas y grandes momentos con los compañeros.

Shawn, te voy a poner en un aprieto. Has compartido equipo con LeBron, Nash, Nowitzki y Wade. ¿Con quién te quedarías como compañero para ganar un anillo [otro más]?

(Risas) Uf… Esta es complicada, eh. LeBron es un tipo increíble, pero cada uno de los que nombras es una leyenda. Son jugadores y personas inccreíbles. No creo que pudiera elegir uno, con cada uno viví una etapa diferente y les valoro muchísimo a todos.

¿Te ves en el Hall of Fame como Shaq o Iverson este año?

Poder entrar en el Hall of Fame sería algo increíble, pero aún creo que me toca esperar cinco años, así que ya veremos.

Shawn, este año se han retirado tres de los mejores jugadores de la NBA: Kobe, Duncan y Garnett. ¿Cómo has vivido sus retiradas después de hacerlo tú hace un año?

Es alucinante, han tenido una gran carrera. Es triste decirlo pero estas cosas ocurren, nadie puede jugar para siempre. Ha sido muy grande competir con estos jugadores durante la mayor parte de mi carrera. He disfrutado mucho enfrentándome a ellos. Les deseo lo mejor en esta nueva etapa como ex-jugadores.

¿Y sobre Amar’e Stoudemire? Tú le conoces bien, y él también ha colgado las botas, aunque solo en la NBA.

Lo anunció hace un mes y tuve la oportunidad de hablar con él. Es increíble que vaya a jugar en Israel, estoy muy contento por él.

¿Qué opinas sobre las protestas sociales que se suceden ahora en la NBA y el deporte profesional? ¿Apoyas protestas como la iniciada por Kaepernick, el quarterback de los San Francisco 49ers?

Es complicado. Por supuesto, estoy de acuerdo. El racismo es un problema social en este país y los atletas quieren tomar partido para defender y apoyar a quienes lo sufren. Pero es un tema complicado porque hay muchas formas de reivindicarlo.

¿Crees que los atletas pueden influir realmente en los problemas sociales actuales?

Sí, los atletas profesionales tenemos un gran seguimiento entre la sociedad. Pero son temas complicados.

¿Seguirán ganando peso la voz de los atletas en los próximos años?

Sin duda. Tenemos deportistas comprometidos y se está demostrando actualmente con las protestas raciales.

Muchas gracias Shawn, ha sido un placer.

Encantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *