Romeo Langford

No ha cumplido la mayoría de edad al otro lado del charco y ya es una leyenda en Indiana. Romeo Langford ha decidido quedarse en su estado para perpetuar el legado que empezó en el instituto y consolidar el proyecto de Archie Miller en Bloomington.

Su elección, más allá de sus raíces y la historia del programa, es el pretexto idóneo para su estrellato universitario. Porque hablar de Langford es hacerlo del mejor anotador puro de su generación. Un artillero prolífico capaz de sacar puntos desde todas las posiciones y con un instinto natural para asumir la responsabilidad. De su ambición, sin embargo, nace una cuestionable toma de decisiones. 

No es un prodigio atlético, pero su excelente envergadura y su dominio en los cambios de ritmo le permiten generarse sus propios tiros con facilidad. Su capacidad para lidiar con el contacto y anotar en tráfico estarán bajo examen. Como su regularidad defensiva. Langford ha mostrado trazas de ser un buen defensor gracias a su intensidad y es ahí donde podría estar una de las claves de su valor en el Draft.

Aunque sea sólo por un año (presumiblemente), tendrá el Assembly Hall a sus pies.

Puntos fuertes

  • Anotación 
  • Recursos 1×1
  • Liderazgo
  • Potencial defensivo

Puntos débiles

  • Selección de tiro
  • Explosividad
  • Fuerza