Providence Friars

  • Conferencia: Big East
  • Localización: Providence, Rhode Island
  • Pabellón: Dunkin’ Donuts Center
  • Entrenador: Ed Cooley

Temporada 2016/17

  • Regular season: 20-12 (10-8 Big East).
  • Big East Tournament: Cuartos de final ante Creighton

Quinteto: Kyron Cartwright, Jalen Lindsey, Alpha Diallo, Emmit Holt, Rodney Bullock

Por Juan Vargas (@JVargas101)

La regla habitual en las universidades que no se llaman Kentucky, Duke, Kansas o North Carolina es que, cuando pierdes a dos tíos que van directos al Draft de la NBA, te espera un año de recesión. Es lo que se esperaba de Providence después de perder a Kris Dunn y Ben Bentil, artífices de la campaña más exitosa del programa desde 1997. Y sí, ha habido cierto retroceso, pero gracias al elevado nivel medio de la Big East y a una inspirada racha de victorias en la recta final de la liga regular, los Friars están en el March Madness por cuarto año consecutivo,  récord histórico para ellos. Hay sensación de déjà vu y, de hecho, repetirán rival en el estreno: la USC de Andy Enfield, a la que vencieron por un punto en 2016.

Resultado de imagen de rodney bullock providence

Se habla poco de lo bien que viene haciendo las cosas Ed Cooley, cuyo nombre rara vez copa titulares pese a la perenne competitividad de la que ha dotado a Providence. En esta ocasión, se puede decir que ha hecho de la necesidad virtud. Sin utilizar ni un solo senior y con una rotación en la que nadie supera los 205 centímetros, el técnico ha exprimido su anómala plantilla para volver a estar en la parte noble de la Big East.

Cooley es un as de la defensa y, sin su trabajo táctico, sería incomprensible que un conjunto tan limitado en lo físico rindiera tan bien en esta faceta como lo hacen los Friars. El quinteto tipo de Providence lo componen un base de 1.80 metros, Kyron Cartwright, y cuatro tíos que oscilan indistintamente entre el 6’7” y el 6’8”: Jalen Lindsey, Emmitt Holt, Rodney Bullock y Alpha Diallo. En consecuencia, a Cooley no le importa en demasía jugar a cambiar asignaciones en cada bloqueo, sin renunciar con ello a las alternativas zonales que con los años se han ido convirtiendo en marca de la casa.

Resultado de imagen de ed cooley providence

En ataque, Providence es más metódica que brillante, acepta ritmos bajos sin complejos y trata de emplear sistemas que potencien a sus jugadores. Normalmente, Diallo y Lindsey se mueven más por el perímetro que Holt y Bullock, pero la posicionalidad es un concepto muy relativo para unos Friars que se sienten cómodos aprovechando los mismatches que la defensa rival conceda. Cuando no es posible, se encomienda a los triples (una moneda al aire), y el bloqueo directo para Cartwright en la bombilla, el carretón para Lindsey o el aclarado en poste alto para Bullock son recursos habituales.

Los Friars no enamorarán a nadie y tienen limitaciones más que obvias; no obstante, son un conjunto peleón y bien entrenado que, como mínimo, obliga a sus contrincantes a realizar continuos ajustes a lo largo de sus partidos. Si consiguen evitar un destrozo en el rebote defensivo (muchas de sus buenas posesiones defensivas quedan en balde al conceder una segunda oportunidad) y andan acertados desde la línea de tres, su techo está ligeramente por encima de lo que su seed 11 invita a pensar. Pero dos condicionantes tan importantes quizás sean demasiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *