Penn State Nittany Lions

  • Conferencia: Big Ten Resultado de imagen de penn state logo
  • Localización: University Park, Pennsylvania
  • Pabellón: Bryce Jordan Center
  • Entrenador: Pat Chambers
  • Web oficial: gopsusports.com

Temporada 2016/17

  • Regular season: 15-18 (En Big Ten, 6-12)
  • Torneo conferencia: Segunda ronda ante Michigan State
  • March Madness: No participan

  • Quinteto: Tony Carr, Shep Garner, Josh Reaves, Lamar Stevens, Mike Watkins

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Se ve la luz en Pennsylvania. Seis años después de que Pat Chambers asumiese el cargo, el programa empieza a coger forma a base de talento joven y trabajo en los despachos. La temporada pasada fue un punto de inflexión, mas por sensaciones que por resultados.

Resultado de imagen de pat chambers penn state

La primera derrota ante Albany no era un buen augurio. Sin embargo, fue cuestión de rodaje. En cuanto los freshman se adaptaron al escenario llegaron los destellos. Especialmente con el calendario de la Big Ten. Los Nittany Lions sacudieron la conferencia venciendo a Michigan State y Minnesota de forma consecutiva. La regularidad no sería su aliada, pero aun darían otro golpe ante Maryland. Final de temporada aparte, eran pruebas suficientes para creer en el cambio.

La esperanza se justifica con tres nombres: Tony Carr, Lamar Stevens y Mike Watkins. Tres sophomores que después de un sorprendente estreno han demostrado capacidad para echarse el equipo a las espaldas. Sobre todo el primero. Carr es uno de los mejores prospects que han pasado por University Park, un director de juego muy versátil, capaz tanto de crearse sus propios tiros como de generar ventajas para sus compañeros.  Su desarrollo marcará el del resto.

Watkins y Stevens serán los pilares por dentro. Complementarios entre sí, el dominio del rebote del primero y los puntos del segundo auguran alternativas y equilibrio. Algo de lo también se encargara Shep Garner. Aunque muchos se esperaban una explosión definitiva, su experiencia será un grado en los momentos complicados. Se encontró cómodo delegando responsabilidades en Carr y produciendo sin balón, función similar a la que tendrá un Josh Reaves asentado como glue guy.  Aunque limitado en ataque, Reaves es el mejor defensor de los Nittany Lions y junto a Watkins deberían ser los lideres en una parcela que debe dar un paso adelante.

Resultado de imagen de mike watkins lamar stevens

Las limitaciones de Penn State se exhiben en la segunda unidad. Si bien no se esperan rotaciones largas, Chambers necesitará de algún factor sorpresa para competir en la jungla de la Big Ten. Un candidato a ello podría ser Satchel Pierce, transfer de Virginia Tech, que tras una buena pretemporada espera dar minutos de calidad desde el banco. El senior Julian Moore o el freshman Jamari Wheeler como backup parten como favoritos para completar el resto del bloque, a la expectativa de que Nazeer Bostick o Deividas Zemgulis escapen de sus papeles residuales.

El primer objetivo es hacer olvidar las marchas tanto de Payton Banks como de Terrence Samuel. El núcleo duro promete alegrías, ahora falta una identidad que inviten a ellas. Pat Chambers tiene mimbres para construir un ataque equilibrado, eficiente y con más ritmo que temporadas anteriores. Penn State necesita definirse tácticamente para que el programa también lo haga fuera de las canchas.

La irrupción de Tony Carr debería ser suficiente razón para conseguirlo. Penn State necesitaba una referencia sobre la que crecer y hacer ruido. Son muchos años de indiferencia y monopolio del football. Marzo hoy queda lejos, mañana quizá no tanto.

Jugador a seguir: Tony Carr

Imagen relacionada

El mejor prospect que ha pasado por Pennsylvania en los últimos diez años. La gran sensación del curso pasado y la mayor esperanza de cara al futuro. Por primera vez desde DJ Newbill, Pat Chambers podrá construir su ataque sobre una referencia clara. Su versatilidad marca el camino de los Nittany Lions, también su potencial. Tiene una altura ideal para el puesto de base y su excelente visión de juego la confirma. Su progresión pasa por el tiro, tanto la selección como sus porcentajes. Debe estar preparado para asumir más responsabilidad anotadora y enfrentarse a defensas preparadas para frenarle. Su primera temporada avecina una estrella en ciernes.