North Carolina Tar Heels

  • Conferencia: ACC North Carolina Tar Heels logo.svg
  • Ubicación: Chapel Hill, North Carolina
  • Pabellón: Dean Smith Center
  • Entrenador: Roy Williams
  • Web oficial: goheels.com

Temporada 2016/17

  • Regular season: 33-7 (14-4 ACC)
  • Torneo de conferencia: Semifinales ante Duke
  • March Madness: Campeones de la NCAA

  • Quinteto: Joel Berry, Kenny Williams, Cameron Johnson, Theo Pinson, Luke Maye.

Por Oscar Périz (@OscarPerizHoops)

La adversidad como motivación. La adversidad fue algo que North Carolina llevó grabado a fuego durante todo 2016/17, y es que el hecho de haber caído en el último segundo en la final de la NCAA de ‘15/16 ante Villanova no daba más remedio a seguir la tónica de seguir luchando por el mismo objetivo: el título. El núcleo duro continuaba para intentar, de nuevo, el asalto al campeonato nacional. Los de Chapel Hill eran uno de los grandes favoritos una campaña más, pero esta vez, con un año más a sus espaldas, eran más veteranos y eso, en una competición como la NCAA, es un punto a favor.

Eso sí, los fantasmas estaban más presentes que nunca y el factor mental iba a ser muy importante durante todo el curso, especialmente en el tramo final. Ahí se puso a prueba la madurez de UNC.

Resultado de imagen de unc basketball champions

Y la demostraron. El conjunto de Roy Williams se impuso con claridad en los primeros enfrentamientos del March Madness aprovechando su principal virtud (el físico), pero una vez llegado el choque ante Kentucky, la fortuna estuvo de lado de los Tar Heels gracias a un lanzamiento de Luke Maye. El resto, ante Oregon en semis y contra Gonzaga en la final de la NCAA, ya es historia. La generación de Joel Berry, Justin Jackson, Isaiah Hicks, Theo Pinson y Kennedy Meeks finalmente obtuvo la recompensa que tanto buscaban desde el año anterior: una trabajada y sufrida consecución del título nacional.

Pero una vez alcanzada la gloria, la vida continúa para el vigente campeón de la NCAA. De cara a este nuevo curso, en el que será muy complejo repetir título, los Tar Heels pierden a 5 de los jugadores más relevantes del bloque que fue capaz de alzarse con el título. Se contaba con las marchas de Justin Jackson (Draft), Isaiah Hicks, Kennedy Meeks y Nate Britt, pero no con la del pívot freshman Tony Bradley, que tomó la decisión de presentarse antes de tiempo al Draft. La decisión de Bradley, sin duda, condicionaría la planificación de cara a 2017/18, que iba a ser el referente de un juego interior que, ahora, ofrece menos garantías en comparación a las últimas campañas.

North Carolina mantiene a dos de sus líderes en el vestuario: los seniors Joel Berry y Theo Pinson. Berry, uno de los jugadores más determinantes de la competición, es la principal referencia ofensiva de los vigentes campeones, además de ser candidato a ganar diversos premios individuales. Pinson, por su lado, iniciará el último año de ciclo como uno de los jugadores más polivalentes de la ACC.

Resultado de imagen de joel berry unc

Berry y Pinson aparte, los Tar Heels cuentan con un bloque que aglutinó pocos minutos el curso anterior y que tendrán su oportunidad para ser relevantes esta campaña. Jugadores como Kenny Williams, Seventh Woods y Brandon Robinson completarán una rotación exterior que, con la marcha de un jugador como Justin Jackson, queda seriamente mermada en el bando ofensivo. Además, Luke Maye queda como único interior veterano en el roster.

En el capítulo de llegadas, North Carolina contará con un transfer importante como el de Cam Johnson (Pittsburgh), todavía con 2 años de elegibilidad y que se caracteriza por ser más que un notable lanzador desde el perímetro (41.7% T3 en ACC). Por otro lado, llegan Jalek Felton (vinculado a Raymond Felton), Andrew Platek, Garrison Brooks, Brandon Huffman y Sterling Manley. De ellos, se espera que Felton cuente con minutos para dar descanso a Berry, mientras que Brooks, Huffman y Manley tendrían oportunidades en el frontcourt.

Resultado de imagen de theo pinson unc

Se trata de uno de los años en los que los Tar Heels tendrá que ‘camaleonizarse’ todavía más. Habiéndose caracterizado como una potencia en el apartado físico y reboteador, se espera que UNC adopte un juego con quintetos pequeños y, quizá, con más tiro exterior.

A pesar de tener un roster menos experimentado, contando que sus principales figuras estén en plena forma, los de Roy Williams no deberían tener problemas para conseguir un buen seed para Marzo. A pesar de ser los campeones, este año los Tar Heels no son candidatos, pero siguen siendo un rival de entidad más que respetable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *