Nebraska Cornhuskers 2018-19

  • Conferencia: Big Ten Nebraska Cornhuskers logo.svg
  • Localización: Lincoln, Nebraska
  • Pabellón: Pinnacle Bank Arena
  • Entrenador: Tim Miles
  • Web: huskers.com

Temporada 2017/18

  • Regular season: 22-11 (13-5 Big Ten)
  • Torneo de conferencia: Cuartos de final ante Michigan
  • NCAA Tournament: No participaron
  • NIT: Primera ronda ante Mississippi State

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: Glynn Watson Jr., Thomas Allen, James Palmer Jr., Isaiah Roby, Isaac Copeland

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Qué sería del baloncesto universitario sin la expectativa, sin la mirada ilusionante ni las proyecciones previas al pistoletazo de salida. Que se lo digan a Nebraska esta temporada. Tim Miles encara su séptima campaña al frente de los Cornhuskers con la plantilla más experimentada que ha tenido nunca, con sus referencias de vuelta y con el potencial suficiente para estar en el podio de la Big Ten. Palabras mayores.

Resultado de imagen de tim miles isaac copeland

Si en marzo están ahí no será porque no han avisado. Tras un tambaleante inicio de temporada, Nebraska alcanzó su mejor versión con la llegada del calendario de conferencia. El talento individual fue emergiendo con el paso de los partidos y la defensa empezaba a carburar cuanto más exigente era la contienda. Los de Lincoln se hicieron fuertes en casa para entrar en la burbuja, pero finalmente no salieron de ahí. La falta de victorias de prestigio, pero sobre todo, su derrota en cuartos de final ante Michigan en el torneo de la Big Ten condenaron su billete. La invitación al NIT supo a poco.

Pero tampoco se esperaba que estuviesen a ese nivel competitivo y ahora lo mejor está por llegar. Tim Miles contará con uno de los mejores tríos exteriores del baloncesto universitario. Desecharon la opción del salto profesional para reivindicarse y acometer el golpe definitivo. James Palmer Jr. es el estandarte de todos ellos. Un todoterreno que vivió en la línea de personal el curso pasado, generador total y competidor feroz. Uno de los favoritos al MVP de su conferencia tendrá en casa a uno de sus contrincantes. No puede entenderse la mejor versión de Palmer sin la irrupción de Isaac Copeland. El que fuera recruit estrella de Georgetown ha encontrado en Lincoln el lugar donde redimirse y demostrar por qué en su día fue considerado uno de los mayores talentos de su generación. Un anotador superlativo capaz de cohesionar perímetro y pintura a la vez que levanta al público con sus embestidas a campo abierto. 

Sin embargo, quien podría tener la llave para el siguiente nivel es Isaiah Roby. Las sensaciones que dejó en la recta final de temporada fueron de estrella en ciernes y proyecto NBA. Su versatilidad en ambos lados de la pista es el eje del equilibrio de los Huskers, que tendrán en su combinación de físico y amenaza exterior una de sus armas más singulares. Un quebradero de cabeza táctico para cualquiera. 

Resultado de imagen de isaiah roby nebraska

Los focos que atrae el Big Three son un arma de doble filo. El mejor ejemplo es Glynn Watson, que entra en su última temporada como indiscutible director de orquesta. Su rendimiento no estuvo a la altura de lo esperado la pasada campaña, pero su sobresaliente año sophomore hace que la confianza se mantenga intacta. Si sus porcentajes mejoran, las opciones se multiplican. El segundo escudero será Thomas Allen, que demostró ser capaz de compensar sus carencias defensivas con su buena mano y que tendrá mucha más responsabilidad que el curso pasado.

Es en la rotación donde más se podrían notar las bajas. La controvertida marcha de Jordy Tshimanga forzará la apuesta de Tim Miles por los formatos pequeños con Copeland como falso pívot, mientras que las graduaciones de Anton Gill y Evan Taylor les hacen perder fuelle tanto en la amenaza exterior como en defensa. Momento así para Nana Akenten, que tendrá que abandonar su inconsistencia para ser algo más que una máquina de highlights.

Sin embargo, Miles va a necesitar del paso adelante de alguno de los freshman. El que más papeletas tiene es Amir Harris, verde en fundamentos pero con carácter y una consistencia atrás suficientes para cubrir el hueco que deja Evan Taylor. Por dentro el nombre a destacar es el de Brady Heiman, un novato que esperaba ser redshirt en su primer año pero que la marcha de Tshimanga le ha puesto la oportunidad sobre la mesa. 

Miles no es amigo de las expectativas, pero nunca ha tenido mejor oportunidad para cumplirlas. Tienen el talento, la experiencia y tres nombres que todo equipo querría. Si consiguen aumentar el ritmo y repartir responsabilidades, el podio de la Big Ten no es ninguna utopía.

Jugador a seguir: James Palmer Jr.

Resultado de imagen de james palmer jr nebraska

Qué lejos parecen hoy los años en los que no conseguía hacerse un hueco en Miami. Tim Miles lo recuperó para la causa y le dado libertad para convertirse en uno de los jugadores más temidos del baloncesto colegial. Una amenaza constante gracias a su mentalidad anotadora y su agresividad con el balón en las manos. Todo un especialista en sacar faltas al rival y sumar desde la línea de personal. Si mejora su tiro exterior, estamos ante un potencial All-American.