Mountain West Conference

Resultado de imagen de mountain west conference logo

Por Joseba Palacín (@jotapd)

Es divertido observar los vaivenes de los equipos en la Mountain West. Y es que aquí no se libra ninguno. Por un lado los grandes clásicos como New Mexico o UNLV parten desde muy abajo, casi desde las cloacas, tratando de recuperar la grandeza de antaño. San Diego State viene de una temporada dubitativa donde ha perdido a su entrenador de los últimos 18 años y pelea por mantener el status de la última década.

Boise State progresa adecuadamente año a año estableciendo su programa de baloncesto a un nivel nunca alcanzado antes y siempre fluctúan arriba o abajo equipos revoltosos como Colorado State o una ascendente Wyoming . Utah State no acaba de encontrar el camino para establecerse en el grupo de los favoritos y San José State, un desastre hasta la temporada pasada, viene de bajón tras la marcha de la gran estrella que ayudó a firmar la mejor temporada desde su afiliación a la MW. Solo Nevada y Air Force tienen bien claro su nivel de vida. Unos por arriba y los otros… por abajo.

A esta incertidumbre se le une la llegada de varios nuevos entrenadores y alguna incorporación de campanillas. No esta tan lejos la Mountain de volver a ser un liga con múltiples equipos participando en el March Madness pero ese momento aún no ha llegado y hay que ganárselo en la cancha. El camino se ha empezado a andar, da la sensación de que se tocó fondo y de que esta naciendo delante de nuestros ojos la renovación de aquellos equipos destinados a poner a la Conferencia de nuevo en el mapa baloncestístico.

 

 

Nevada Wolfpack Resultado de imagen de nevada wolfpack logo

La vida cambió en Reno con la llegada de Eric Musselman. Cogió a un equipo de 9 victorias para convertirlo en uno de 24 y campeón del CBI en su primer año, y en su segunda temporada llegó hasta las 28 ganando la RS, el Torneo de Conferencia y participando en el March Madness. A nivel personal fue nombrado entrenador del año en la MW.

En este 2017/18 vuelven solo 4 contribuyentes reseñables del curso pasado, causando baja titulares muy importantes como Marcus Marshall, Cam Oliver o DJ Fenner.

Si algo ha caracterizado a Coach Musselman es su gusto por los Transfers, haciendo de los Wolf Pack lo que se conoce como una “Transfer U”. 14 transfers desde 2015 lo certifican. Tanto es así que ya hay comprometidas 5 becas para jugadores que solo podrán participar a partir de la 2018/19. Es una de las razones por las cuales la profundidad (y la altura/talla también) del plantel va a ser uno de los puntos que más van a jugar en su contra.

En cuanto a la plantilla Nevada podrá seguir contando con un gran pegamento como Lindsey Drew desde el puesto de base. Jugador que hace un poco de todo y de manera muy aseada. Es un chico vital para el equilibrio general. Llega Hallice Cooke, un combo guard de corte defensivo, transferido de Iowa St., que ayudará a descargar a Drew de trabajo. Kendall Stephens, transfer de Purdue, viene para ser el sustituto natural de Marcus Marshall. Es un tirador con gran rango y contará con sustanciales minutos como catch-and-shoot.

En las alas aparecen los gemelos Caleb y Cody Martin llegados de NC State. Caleb es uno de los transfers más importantes del año por el impacto inmediato que puede tener dada su versatilidad y tiro exterior que le vienen de lujo al equipo. Mientras, Cody se distingue más por su servicio en la parcela defensiva y buen manejo de balón. El sophomore Josh Hall es una de las joyas sin pulir de la conferencia, desde su posición de F destaca por su facilidad para adaptarse a casi cualquier rol que se le asigne. Es un chico al que seguir la pista.

Por dentro aparece Jordan Caroline como uno de los 2 mejores jugadores de la Mountain. Deportista de físico imponente y tremenda fuerza es pura energía. Sus 2 metros pelados no le impiden hacer mucho daño en la zona. Es como un caballo desbocado.

Llega desde St-John’s el transfer graduado Darien Williams, siempre bajo sospecha por las lesiones y que puede aportar a su corpachón una buena mano si la salud lo permite. El fajador Elijah Foster será the man in the middle regresando este curso tras una suspensión por problemas con la justicia a inicios del pasado ciclo.

 

Colorado State Rams Resultado de imagen de colorado state logo

Bonito 2016/17 para los Rams. Un equipo que fue cogiendo solidez semana tras semana hasta convertirse en la sorpresa de la MW disputándole el título de tú a tú a Nevada. De la mano de los graduados Gian Clavell (Dallas Mavericks) y Emmanuel Omogbo ( VL Pesaro) y con la dirección del siempre competitivo Larry Eustachy se tocó la cúspide potencial del grupo. Por suerte Coach Eustachy seguirá en el proyecto de los de Fort Collins, aportando su característica intensidad y un estilo genuinamente desafiante, sacando el máximo jugo de lo que tenga entre manos, da igual que este sea mucho o poco, porque siempre acaba compitiendo de manera notable.

Mucho movimiento de plantilla. Las sensibles pérdidas de Clavell (último MVP) y Omogbo apuntan a un paso atrás, pero tengo la sensación de que el grupo mantiene el nivel medio de sus piezas. Si algo caracterizó a CSU la temporada pasada fue un ritmo lento de juego más pausado que la media buscando intencionadamente bajar el ritmo respondiendo a una razón básica: No había banquillo. Las incorporaciones que vienen mitigarán este defecto.

En el backcourt JD Paige y Prentiss Nixon forman una pareja dura de roer. El primero es un líder para el conjunto y tiene ese espíritu de jugador de equipo que le permite aparecer en momentos señalados. Nixon, sin embargo, rezuma talento. Este SG Junior es una máquina anotadora en el cuerpo de un base. Un Top-3 entre los SG del campeonato. Veremos cuál es la aportación del transfer Robbie Berwick (Florida St.) tras dos años en blanco (uno por lesión y otro por el transfer) y del combo Raquan Mitchell llegado de JuCo y al que se le ve como el sustituto natural de Clavell aportando anotación y creación. A todos ellos se les une el Sophomore Anthony Bonner.

No está claro quién será el SF principal. Che Bob es un portento cuasi-virginal pero viene de perderse el último semestre al ser suspendido por conducir borracho. Recientemente sufrió otro problema con la justicia y da que pensar en dónde tiene la cabeza. Con todo, es un tipo que me seduce enormemente por su crudo potencial. Por ahí también aparece el transfer de Arkansas Lorenzo Jenkins que ya tiene vía libre para mostrar su versatilidad por las canchas.

Tres son las incorporaciones para el puesto de PF. Mientras que Logan Ryan es un recruit que tendrá que baquetearse, Deion James llega con la ilusionante vitola de ser el Jugador del Año en la NJCAA Div II. Un lujo por estos lares. El delgado y atlético Zo Tyson también tendrá sus minutos en la zona llegado desde el mundo JuCo.

El chileno Nico Carvacho pone la guinda interior. Un jugador rico en fundamentos con presente inmediato y mucha proyección.

 

Boise State Broncos Resultado de imagen de boise state logo

La cultura deportiva de los Broncos siempre ha girado en torno al Football pero desde la llegada de Leon Rice, la sección baloncestística ha dejado de estar a la sombra de la futbolera. En los 7 años de Coach Rice al mando ha firmado 4 de las mejores temporadas de toda la historia del programa, con 2 apariciones en el Madness y 6 con 20 o más victorias. Como se suele decir: ha puesto a los de Idaho en el mapa. Además con estilo, desarrollando un juego ofensivo de transición tras rebote, bien balanceado y con buenos tiradores.

Para este curso destacan las pérdidas de su PG Paris Austin que marchó a Cal para jugar cerca de casa, además de las graduaciones de James Reid (Phoenix Hagen) y la leyenda Nick Duncan (en el Top 4 histórico en Victorias, Partidos jugados y Triples anotados).

En la posición de PG el Sophomore Marcus Dickinson compartirá minutos con el transfer graduado por Valparaiso, Lexus Williams. Este último aportará la experiencia que le otorgan 83 partidos NCAA y su vitola de jugador de equipo. Tras una carrera que inició siendo All-Horizon Freshman Team, le lastraron un par de lesiones de rodilla que una vez superadas le han dejado un buen final de etapa.

Como SG el Sophomore Justinian Jessup será el titular. Firmó una entrada maravillosa al mundo universitario jugando 31 partidos de inicio y mostrando un talento sustancial. Es un chico que posee un llamativo instinto asesino. Debe mejorar físicamente pero va a formar parte de la élite futura de la MW. Alex Hobbs jugará buen minutaje desde el banquillo. Es otro sophomore con carácter y buena habilidad anotadora.

En el puesto de alero la temporada pasada fue la de la tan esperada explosión de Chandler Hutchison. Un recruit Top de HS (#9 entre los SF), durante los dos primeros años en Boise parecía que no iba a acabar de romper pero con la llegada de la madurez y un compromiso superior se ha convertido en favorito para el POY. Es un jugador que entra por los ojos: Una magnífica combinación de talla y movilidad, defensa, compromiso con el juego y un recientemente desarrollado rango de tiro. Si afianza la mejora en el lanzamiento y es capaz de fortalecer el cuerpo sin dañar su espléndida movilidad es un jugador NBA. Impresiona pensar que aún está por ver dónde está su techo.

El transfer graduado Christian Sengfelder (Fordham) es el anillo al dedo que sustituirá a Duncan. El PF alemán posee en el tiro de tres su mejor arma y se adivina como pieza clave en el devenir del equipo.

El triunvirato de Centers formado por David Wacker, Zach Haney y Robin Jorch serán las anclas defensivas en la zona. Todos ellos son grandes y fuertes con un juego enfocado a realizar las labores más oscuras.

En cuanto a los Freshmen solo 2 nombres: Cameron Christon un SG de Texas con buena talla y la vuelta de un fortalecido Derrick Alston Jr. tras año redshirt. Casdon Jardine es la incorporación JuCo de turno, un PF con buen tiro y trabajador.

 

Fresno State Bulldogs Resultado de imagen de fresno state logo

El trabajo duro y Rodney Terry se llevan bien. Comienza la séptima temporada del Coach en Fresno y ésta será otra donde los Bulldogs vuelven a ser aspirantes. Terry ha formado el equipo que mejor se mueve en cuanto a efectividad en posesiones cortas  de la liga, un conjunto que siempre busca anotar fácil tratando de forzar pérdidas de balón en el rival.

En este curso los Bulldogs pierden considerable potencial en el frontcourt con las bajas de Paul Watson (BG Gottingen), Karachi Edo y Cullen Russo. Además el hermano “bueno” de los McDowell-White al final no se pudo incorporar al equipo el curso pasado por motivos académicos y jugará en el Baunach Young Pikes alemán.

Aún así los californianos van a ser, sin duda, un hueso muy duro de roer. La línea exterior es una de las más notables y experimentadas de la liga con Jahmel Taylor como uno de los PG con mejor tiro del campeonato, Deshon Taylor (All-MW 2nd Team) como un tipo competitivo a más no poder y un 6´6” que puede hacer funciones de base, Jaron Hopkins (MW All-Defensive Team y 3rd Team). Por si esta línea exterior fuese poco, se les ha unido el transfer de Pacific, Ray Bowles, un SF Senior que viene de ser el máximo anotador de los Tigers y que será el sustituto natural del graduado Watson. Otro recién llegado, este de Auburn, compartirá minutos como PG/SG. Se trata del ultra-atlético New Williams un Sophomore que ha padecido problemas de lesiones y que será elegible para jugar a partir de Enero. En el banquillo el obrero Sam Bittner y el tapado Johnny McWilliams harán rotación junto al único true freshman del plantel: Myles Fitzgerald-Warren.

Por dentro, el nombre a seguir es Bryson Williams un talento interior que vuela bajo el radar y está llamado a ser uno de los nombres a tener en cuenta en el futuro de la liga. Es un PF desgarbado de segundo año con un juego sensacional cerca del aro aunque con problemas de contención con las faltas. El brasileño Lázaro Rojas salta a la cancha tras un año Redshirt, y aportará buena mano junto a sus 6´11” de altura. Terrell Carter II es imponente en lo físico para dar minutos pegándose en la zona. Por último, el Sophomore Nate Grimes flirteará jugando minutos de banquillo entre el exterior y el interior.

Como anécdota, el gerundense Eric Vila se viene como transfer desde Texas A&M, aunque tendrá que esperar su turno hasta dentro de una temporada.

 

New Mexico Lobos Resultado de imagen de new mexico logo

Estos Lobos son uno de los equipos que más curiosidad me generan de toda la Conferencia en esta 2017/18. El motivo la llegada de un HC que ha puesto patas arriba el programa: Paul Weir.

El Ex-New Mexico State, ha llegado a Albuquerque con un cambio cultural radical. Se trae bajo el brazo una réplica del “Run & Stun” que dio fama Kevin MacKey en 1986 con Cleveland State o más recientemente hemos visto adaptado en la West Virginia de Bob Huggins. Una permuta estratégica que ha implementado desde el inicio, aplicando un cambio cultural en lo físico  buscando la “normalización” del sufrimiento para poder acomodar una presión a toda cancha y un estilo frenético que ahogue al rival durante todo el partido. Traslada nuevas rutinas de nutrición, reposo y recuperación. Un trabajo obsesivo en lo físico y mental.

Coach Weir piensa que estos Lobos actuales , más pequeños y con menos talento, sólo pueden acortar distancias con sus rivales jugando con este  estilo y así de paso, aprovechar la ventaja que la elevación de Albuquerque genera.

Para hacerlo más interesante, el equipo es prácticamente nuevo. La decepcionante labor de Craig Neal y su consecuente marcha provocó consigo una desbandada espectacular de jugadores: 6 Transfers y 2 graduados. Lo que ha quedado es un plantel con poca experiencia y al que hay que dar tiempo.

Como PG llega Antino Jackson un transfer graduado de Akron. Este diminuto jugador aportará un muy necesario liderazgo como Senior, lanzamiento exterior y un poco de todo. Los otros exteriores que se repartirán las castañas son el SG Anthony Mathis al que se le abre una bonita ventana de minutos y los JuCo recién llegados Troy Simons (máximo anotador de la NCJAA el curso pasado) y Chris McNeal (JuCo All-American). En las alas el veterano trabajador Sam Logwood es la cara más reconocible de todo el equipo. Dane Kuiper es un alero de Alaska que entra en su año Junior como uno de los jugadores más destacados. También aparece Jachai Simmons otro JuCo que destaca por su versatilidad y talla como SF y la muy ilusionante de Makuach Maluach. Internacional Sub-18 con Australia, este swingman tiene pintaza apoyado por un físico y un juego en transición potente.

Por dentro pondrán el músculo los peones Joe Furstinger y Connor MacDougall. La llegada a última hora del alemán Vladimir Pinchuk ha sido un puntazo. Este PF es un jugador de mucha calidad y con potencial para llegar a algo.

Pondría el foco en el trabajo reclutador que está poniendo en liza Paul Weir. Llegarán mejores tiempos en el futuro, ahora hace falta paciencia.

 

San Diego State Aztecs Resultado de imagen de san diego state logo

Steve Fisher.

La leyenda se retira en busca de un merecido descanso tras 18 temporadas junto a los Aztecs transformando un programa sin historia en uno bien respetado a nivel nacional. El legado que confía no podría tener mejor receptor que Brian Dutcher. El nuevo HC de los de Montezuma Mesa lleva trabajando junto a Fisher desde 1989 cuando, juntos, llevaron a Michigan al título nacional. Dutcher, por fin, recibe su tan largamente esperado rol como HC de manos de su maestro.

No habrá grandes cambios. La filosofía se antoja innegociable: Mantener el nivel de recruits que ha diferenciado a SDSU del resto de mid-majors, una defensa de primer nivel y, como ya apuntaba el propio Coach, incidir en lograr un punto más de agresividad y ritmo de juego.

Este año el equipo sigue teniendo buenas hechuras. Se incorpora un jugón como Devin Watson para hacer diabluras. El transfer de San Francisco es un PG anotador que viene con el cartel de ser seleccionado en el All-WCC 1st Team. El trio exterior que formará junto a dos miembros de la aristocracia de la liga, Trey Kell y Jeremy Hemsley , apunta a ser muy sugestivo. Serán buenos instructores para el freshman Adam Seiko un Combo muy hecho físicamente que tiene vitola de defensor de primer orden.

En las alas se le abre la oportunidad al canadiense Montaque  Gill-Caesar de remendar su decepcionante primer año en the Mesa. Max Montana no es una nueva incorporación sino el cambio de nombre del jugador anteriormente conocido como Max Hoetzel, un tirador del que se espera una mejora sustancial de prestaciones. Jordan Schakel y Matt Mitchell son de lo mejor de la liga en cuanto a high schoolers recién llegados. Schakel es un recruit 4 estrellas con destacado tiro exterior en estático, buen pase y avanzada IQ. Mitchell es uno de los grandes tapados del campeonato, un F muy completo e incansable trabajador.

Con Malik Pope, todos, esperamos de una vez por todas una temporada Senior sin lesiones donde pueda mostrar la consistencia que éstas siempre le arrebataron. Crucemos los dedos. El sophomore canadiense Nolan Narain no ha respaldado su fama HS como stretch 4 de impacto. Tiene otra reválida.

Kameron Rooks es el nuevo ancla interior. El transfer graduado de California aportará protección en la zona gracias a su mastodóntico cuerpo. Pero la joya de los Aztecs es el aún virgen, Jalen McDaniels. Tras un año redshirt en el que ha adaptado su cuerpo a los niveles de la NCAA ( 9 kilos de ganancia) por fin podremos disfrutar de un jugador interior que, como apuntamos el curso pasado, tiene un futuro descollante ante sí.

 

Wyoming Pokes Resultado de imagen de wyoming pokes

Si hay un underdog en la MW se trata del equipo de Allen Edwards. El potencial para pelear por el Top-3 de la Conferencia y quién sabe si un viaje al March Madness están ahí. Coach Edwards ha logrado que los Pokes sean uno de los equipos más competitivos de la liga firmando un record de 23-15 y ganando el CBI en su primer año, con lo que las expectativas han aumentado valorando que se mantiene gran parte del bloque y que el quinteto titular estará formado por 3 seniors y 2 Juniors.

Los de Laramie quieren seguir siendo el equipo más vertiginoso de la Conferencia con un juego enérgico, de ritmos altos y un ataque orientado al perímetro. La preparación física que ha planificado el Staff Técnico es extraordinaria, lo que unido a la elevación en la que se encuentra el Arena-Auditorium va a dar para desgastar sensiblemente a aquellos equipos no acostumbrados a jugar a tal altura (la cancha situada a más altitud de toda la D1).

El puesto que más incógnitas despierta es el de PG. Llega el transfer de Washington State, Nye Redding un blue collar que compartirá minutos junto al pequeño Cody Kelley que, si se me permite la expresión, es una auténtica mosca cojonera.

Por fuera dos anotadores contrastados. Por un lado Lou Adams es un muy buen penetrador que se complementa de manera notable con Justin James (en el 3er quinteto y 6º Hombre del Año). James será el líder del equipo dentro y fuera de la cancha. Poseedor de un gran tiro, este 6´7”, es además notable atacando el aro. El sueco Alexander Aka Gorski es una amenaza como triplista y tendrá buenos minutos en la rotación. Sam Averbuck y el true freshman Anthony Mack aportarán profundidad de banquillo. Mack es un SG cotizado en HS rankeado el #51 en su posición.

Como aleros puros el redshirt freshman Austin Mueller y el recién llegado Hunter Maldonado harán sus primeros pinitos. Mueller ha tenido un año entero para ajustarse a la velocidad NCAA y se le visiona futuro como 3-4. Maldonado es un slasher rankeado en el top-10 de los recruits de Colorado.

Los interiores de los Pokes llaman la atención: longitud, envergadura, versatilidad y tiro a raudales. Hayden Dalton fue una de las grandes sensaciones de toda la NCAA 16/17. Es un 6´8” muy delgado con un lanzamiento exterior en pleno desarrollo y poseedor de una versatilidad que impresiona. Alan Herndon es un 6´9” que ha madurado un peligroso tiro de 3 y tiene el bagaje que le da su status Senior. Ver al transfer de UTEP, Brodrick “Buddha” Jones, es uno de los caprichos del nuevo curso. Jones juega en la misma liga que Dalton o Herndon: alto, fino, versátil, atlético y talentoso. Tuvo un mal inicio universitario en Texas-El Paso pero llegó a la NCAA avalado por ser un recruit Top-100 en HS. Completan la batería interior el atlético 6´9” Andrew Moemeka y el 6¨10” Jordan Naughton, un obrero de esto.

Queda la duda de conocer si la estrella local Hunter Thompson (jugador #1 en el estado de Wyoming), va a pasar el año freshman como redshirt por una lesión en el pie.

 

Utah State Aggies Resultado de imagen de utah state logo

Dos son ya los insulsos años en los que Tim Duryea no ha podido dejar un sello ganador en Cache Valley flotando en la zona media-baja de la liga de manera habitual. Ni siquiera la llegada de un recruit top como Koby McEwen cambió la tendencia la temporada pasada. Es más, se firmó la peor de los últimos 24 años.

Para este 2017/18 se ha construido un bloque más compacto y la incorporación de algunos freshmen de buen nivel alimenta las esperanzas de mejorar. Sin embargo, el gran reto de los Aggies sigue en el aire: la patética contribución del juego interior en las facetas anotadoras y reboteadoras es una lacra desde hace tiempo que no parece tener fin. La lesión del  eslovaco Norbert Janicek ya les deja desde el inicio sin uno de los interiores importantes para todo el curso.

La línea exterior es, sin discusión, lo mejor de los de Logan. McEwen es un jugadorazo con potencial NBA. El canadiense, reciente Freshman del año, posee un físico deslumbrante y buena progresión en el tiro exterior. Formará una de las parejas de guards más importantes de la MW junto a Sam Merrill, un sophomore que será capital en ambos lados de la cancha. El portugués Diogo Brito y Crew Ainge, el más pequeño de la familia de la leyenda verde que vuelve tras completar su Misión no parece que vayan a gozar de muchos minutos.

Los G/F son: Julion Pearre (el único senior del plantel), DeAngelo Isby un combativo anotador y reboteador que llega de Junior College y el freshman Brock Miller que regresa del peregrinaje misionero . Versátil y competitivo, este proyecto sabe cómo meterla por el aro.

Las posiciones interiores se van a gestionar por comité. Muchos nombres para repartir minutos. Debutan dos chicos de la camada del 2016: Daron Henson es un stretch 4 con un físico intrigante y Klay Stall es la gran esperanza Aggie de tener un C en condiciones. De largos brazos y buena movilidad este 6´10” apunta buenas maneras.

Como PF la llegada del tweener JuCo Dwayne Brown aportará buen lanzamiento y rebote además de dar soporte al caribeño Alexis Dargenton y al Junior Quinn Taylor.

 

San José State Spartans Resultado de imagen de san jose state logo

Verano movidito en San José. Por un lado la inesperada dimisión del Coach Dave Wojcik sorprendió a mucha gente. Oficialmente Wojcik renunció al cargo por motivos personales pero hay sospechas de que podría haber algo más detrás. A finales de Septiembre se ha conocido que el recién graduado Gary Williams Jr. ha presentado una denuncia por discriminación y abusos verbales hacia su ex-entrenador. Una investigación de la Universidad ha encontrado que Wojcik habría acosado a jugadores en el pasado y usado frecuentemente términos homófobos y despectivos hacia ellos. Fuera como fuese su relevo responde al nombre de Jean Prioleau, que vivirá su primera experiencia como HC tras ser Asistente de Colorado las últimas 7 temporadas. Prioleau propone de inicio que el foco en la defensa y el rebote sean básicas en el funcionamiento del equipo.

Por otro lado la marcha de Brandon Clarke a Gonzaga casi me hace llorar. Si había un tipo por el cuál merecía la pena seguir a los Spartans era él. Jugador de equipo total, de brutal potencial defensivo y que deja a la MW huérfana de uno de sus mejores valores. Así que el nuevo Coach se ha de aferrar a lo que posee que si bien ha perdido la dimensión que con Clarke tendría, gracias a unos recruits de buen nivel se ha quedado en un plantel apañado, aunque muy joven, para tratar de repetir los números del curso pasado. Difícil en cualquier caso.

Los minutos de Guards se repartirán básicamente entre Jalen James (único Senior del equipo), Isaiah Nichols (Uno de los talentos del plantél. Combo muy completo de 6´5”, pero falto de tiro) y el freshman Nai Carlisle un PG fuerte y competitivo con buena defensa sobre la bola.

En las alas Jaycee Hillsman es un jugador poderoso que tendrá buenos minutos. Recibirá la ayuda de varios freshmen: Por un lado, el larguirucho Caleb Simmons aportará profundidad a toda la línea exterior gracias a su versatilidad, por otro Walter Graves III es un buen atleta que puede finalizar por encima del aro. Noah Baumann se define por poseer buen rango y tener un IQ desarrollado.

Por dentro Ryan Welage es el jugador más importante de todo el programa. Este ligero PF tendrá la responsabilidad de jugarse un buen puñado de puntos. Entrando en su campaña Junior aún necesita fortalecerse para no depender tanto de su tiro exterior. Dos incorporaciones son las de Keith Fisher III (#2 PF de California en 2015) y que se estrena como freshman tras un año en blanco por lesión de ligamento cruzado anterior y el guineano Oumar Barry, un tipo largo y activo que viene de JuCo.

Los grandullones Ryan Singer y Ashtin Chastain formarán parte de la rotación interior.

 

Air Force Falcons Resultado de imagen de air force university logo

Con solo 4 participaciones en el Madness en toda su historia, la Academia de la Fuerza Aérea dejó atrás una etapa formidable donde incluso llegaron a ser invitados al Torneo Nacional un par de veces en un periodo de 3 años. De aquella última participación, con Jeff Bzdelik al mando, ha caído la friolera de una década como el que curiosea el pasar de las nubes y de pronto al bajar la mirada tiene unas cuantas canas que no estaban invitadas a la fiesta, y del recuerdo lo que ha quedado como presente es lo mismo que define la esencia misma de los Falcons: el pundonor, la cohesión y la disciplina de una plantilla que siempre sale en inferioridad de condiciones a las canchas de la MW.

La calidad técnica y los físicos especialmente dotados para esto del baloncesto se dejan ver a regañadientes por Colorado Springs y es que la dificultad para reclutar talento de alto nivel es un hándicap difícilmente superable año tras año. A tener en cuenta en este aspecto, que quien es reclutado por AFA lo es, en esencia, para ser militar una vez graduado, no para ser jugador profesional de baloncesto. Aquél chico de la zona que quiera ganarse la vida metiendo esféricos por un aro, sabe que serán mucha mejor opción otras universidades locales como Colorado o CSU. Si no está realmente interesado en las fuerzas armadas o no posee un background castrense mirarán hacia otro lado.

Por todo ello siempre es complicado pensar en una AFA con posibilidades reales de hacer daño y esta campaña no parece que vaya a ser distinta. Se avecina otro año donde ganar un puñado de partidos y dar guerra son los objetivos realistas. Coach Dave Pilipovich no ha tenido más remedio que aprender a suplir las marchas más significantes de la plantilla con cromos de características similares. Las graduaciones de Zach Kocur y Hayden Graham son un palo por su importancia, pero el juego no se resentirá en cuanto a estilo: pases, cortes, pocos riesgos, efectividad en los tiros libres y mucho bombardeo exterior seguirán siendo tradición. No será raro ver quintetos formados por jugadores exteriores sin referencia interior formal de ningún tipo.

Los seniors Trevor Lyons, CJ Siples o Jacob Van tendrán mucho peso por fuera, y por dentro Frank Toohey y Ryan Manning tendrán que partirse el cobre con tipos ampliamente más grandes. De entre los más jóvenes el  Sophomore Lavelle Scottie firmó un final de curso bastante interesante y podría convertirse en una noticia agradable.

 

UNLV Rebels Resultado de imagen de unlv logo

Cuando Marvin Menzies tomó las riendas del programa de una manera casi dramática el curso pasado, se encontró el problema de tener que construir un equipo desmantelado con el periodo de reclutamiento a punto de finalizar. Tarea compleja la de salvar un año deprisa y corriendo con buena nota ya que ni quedaban jugadores de buen nivel sin compromisos ni había tiempo para cocinar. Como se vaticinaba, ha sido un periodo difícil de digerir en cuanto a juego y resultados, pero lejos de lamentarse, Marvin y su Staff siguieron trabajando como locos pensando en el siguiente paso. El resultado ha llegado un verano después con la, así valorada, 16ª mejor recruiting class del circuito nacional.

Ocho jugadores nuevos harán que Menzies deba poner especial atención en trabajar la cohesión del grupo, pero como poco este año se soluciona el déficit en la posición de PG, hay más opciones anotadoras y reboteadoras, y notable presencia interior.

Jordan Johnson es una de las caras nuevas significativas de la competición. El transfer de Wisconsin-Milwaukee fue el 2º mejor asistente del país antes de su llegada a Las Vegas y se ha autoproclamado como el líder del equipo. UNLV necesitaba un PG desesperadamente, y ya lo tiene. JoJo Mooring será el líder en el apartado anotador tratando de rubricar uno de los pocos puntos de luz de la 16/17. Este pequeño SG es un jugador con gran rango, eléctrico y mucha personalidad. Directo de HS vienen el anotador zurdo Amauri Hardy, un proyecto 4 estrellas que combinará PG/SG y debería ser uno  de los importantes desde el banquillo, y el australiano Jay Green que mientras madura será útil como fondo de armario.

En las alas al glue guy Klis Clyburn se le unen dos interesantes proyectos. Anthony Smith es un Top-100 de JuCo destacado por ser un atleta excepcional y muy enérgico y Tervell “NuNu” Beck es un cotizado tweener al que le gusta atacar el aro. Continúa Ben Coupet que debe seguir desarrollándose.

Por dentro el dúo Shakur Juiston y Brandon McCoy es alta gastronomía para la MW. Juiston es el actual MVP del NJCAA Tournament y Jugador del año en Junior College. Es un defensor físico, dominante en el rebote e inteligente. Tiene madera para esto del baloncesto. McCoy esta rankeado #4 de entre todos los Centers del país. Es un especimen que corre la pista como quiere, va bien al rebote ofensivo y aportará puntos e intimidación. Su incorporación ha levantado muchas expectativas. También llega el 6´10” senegalés Chiekh Mbacke Diong un proyecto de potencial descomunal que se mueve como una gacela. El africano ha aterrizado en silencio, a la sombra de McCoy, pero no hay que dejar de seguirle la pista ni un miserable segundo. Como proyectos de segundo año siguen el prometedor Cheickna Dembelé y el ucraniano Djordjije Slijvancanin.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *