Mountain West Conference 2018-19

Resultado de imagen de mountain west conference logo

Por Joseba Palacín (@jotapd)

La Mountain West esta en ascensión. Tras pasar por unos años decepcionantes para el nivel general de la Conferencia tenemos la fortuna de empezar a vivir un momento dulce. La irrupción de Nevada en el panorama nacional y el excelente papel de San Diego State en el Torneo de Conferencia llevó a la liga a volver a tener 2 participantes en el Madness tras algunos años de sequía. No sería de extrañar que esta campaña vuelva a ver representación múltiple, quién sabe si de 2 o incluso 3 equipos.

Las plantillas tienen buenas dosis de talento, y en prácticamente todas, hay motivos para prestar atención a alguno de esos destacados jugadores y equipos. Pero es en los banquillos donde veo un aumento de nivel más que palpable. Nombres como Eric Musselman, Marvin Menzies, Niko Medved, Leon Rice, Allen Edwards, Paul Weir, Craigh Smith o Brian Dutcher plantean un desafío táctico en cada partido disputado. Es, en mi opinión, ahí donde la liga ha alcanzado este curso un nivel más cercano a la élite. Cuando tienes a esta gente en los banquillos todo lo demás (mejores recruits, jugadores más preparados, más competición…) viene rodado.

En principio parece que Nevada, San Diego State y New Mexico son los equipos con más opciones de pelear por jugar la postseason, pero no podemos olvidar la zona media de la tabla donde siempre surge alguna sorpresa de entre un nutrido grupo formado por competitivos equipos como Fresno State, UNLV, Wyoming, Boise State, Colorado State o Utah State.

No faltan alicientes. Se presenta la mejor temporada en la MWC desde hace varios años. ¡A disfrutar!

Nevada Wolf Pack Resultado de imagen de nevada wolf pack

  • Temporada 2017/18: 29-8 (15-3 en MWC)

“In Muss we trust” ya avisan algunos. Efectivamente, Coach Musselman se ha convertido en el canalizador de todo un proyecto que empezó con paso firme hace 3 años, y que ha convertido a los Wolf Pack en un equipo respetado en todo el país. Este curso Muss se rodeará del Staff Técnico más amplio del país (18 asistentes). No es un movimiento baladí. El Coach sabe lo que buscan los chicos 4 y 5 estrellas cuando dan el paso a la NCAA, y confía en que tener un Staff abundante y versado en la mejora y desarrollo de cara al profesionalismo de los jugadores top de HS pueda ayudar a que esto se decidan por Nevada. La llegada del McDonalds All-American Jordan Brown podría empezar a darle la razón.

Para esta temporada no solo retornan las estrellas de la 2017-18, sino que los de Reno han reforzado de manera contundente aquellas carencias más evidentes. A la calidad y madurez ya conocidas se le suman varios talentos que taponarán el agujero existente bajo el aro y podrán resolver los match-ups en la zona de mejor manera. También se produce una mejora significativa en un banquillo otrora casi inexistente. Las pérdidas de Kendall Stephens (Monbus Obradoiro) y Josh Hall (Missouri St.) han sido sobradamente compensadas.

Dudas de la disposición del PG Lindsey Drew que viene de sufrir una grave lesión con rotura del tendón de Aquiles en Febrero del año pasado. Esté o no en condiciones de aportar su experiencia y versatilidad en algún momento del curso, los que si aparecerán seguro serán los gemelos Cody y Caleb Martin. Dos talentos diferenciadores, competitivos y batalladores hasta la extenuación, uno orientado a la dirección e intendencia y otro al aspecto anotador más puro, que disfrutan como gorrinos en charca cuando se trata de correr en transición y lastimar al equipo contrario. El retorno de Jordan Caroline ha sido otra tremenda noticia. Un espécimen todo potencia y corazón, que juega con el fuego en el cuerpo de los que sienten que esto es algo más que un simple deporte.

Como caras nuevas veremos por dentro a Trey Porter (6-11) y Jordan Brown (6-11). Porter, transfer de Old Dominion, es un absoluto freak de la naturaleza al que es obligatorio poner un ojo encima. Puede anotar por pura superioridad física, de lanzamiento de media distancia o corriendo la pista. También sabe cómo proteger el aro. Brown es el segundo recruit 5 estrellas en la historia de la universidad. Este interior, aunque menos hecho, posee un tamaño excelente, buena mano y sobretodo facilidad para anotar y rebotear en las cercanías de la canasta.

Los transfers Jazz Johnson (ex-PG titular de Portland), el SG Nisre Zouzoua de Bryant (más de 20ppp como Sopho y All-NEC 1st Team), el versátil 3-4 Tre’Shawn Thurman (14p+8r en Omaha) y el combo guard Corey Henson de Wagner (nombrado 2 veces All-NEC 2nd Team) se visten de corto tras año redshirt. Todos ellos jugadores de programas menores pero que vienen con mucha experiencia y respaldados por haber sido miembros destacados en sus Conferencias.

El plantel lo redondean los freshmen interiores Vincent Lee (6-9) y el cotizado K.J. Hymes (6-11).

Si se mantiene a todo el equipo en armonía (cuidadoso reparto de minutos), se enriquece la defensa con los nuevos recursos adquiridos y aumenta más si cabe la fluidez de juego, el techo de Nevada es tocar las puertas del cielo.

Boise State Broncos Resultado de imagen de boise state logo

  • Temporada 2017/18: 23–9 (13–5 en MWC)

La consistencia mostrada por Boise State bajo la dirección de Leon Rice ha sido una de las señas de identidad del equipo año tras año (20 o más victorias durante 7 temporadas). En esta ocasión el reto habrá que trabajarlo con más empeño si cabe. Las sensibles bajas de Chandler Hutchison (Chicago Bulls), Christian Sengfelder (Löwen Braunschweig) y Lexus Williams así lo apuntan.

La línea exterior titular es una de las más cualificadas de la conferencia manteniendo al competitivo Marcus Dickinson como PG y a dos amenazas realmente significativas en la anotación como son Alex Hobbs y Justinian Jessup. Espero un gran año de ambos jugadores, que pueden formar uno de los dúos exteriores más demoledores del campeonato. Mientras Hobbs es un anotador más versátil, Jessup es una ametralladora desde la línea de 3 puntos.

Como interiores puros continúan las tres torres seniors Zach Haney (6-11) , David Wacker (6-10) y Robin Jorch (6-11). Todos ellos enfocados a una labor más defensiva y de trabajo sucio que otra cosa.

Pero será, realmente, a partir de la capacidad de las nuevas incorporaciones y los más noveles de aportar a cierto nivel como se medirá el tamaño cualitativo de la temporada. Uno que no ha empezado con buen pie es el PG Pat Dembley (Top-35 JuCo) arrestado en el mes de Junio por una pelea. Si bien es un PG anotador de un talento considerable al que va a ser divertido ver en la cancha y ponérselo difícil a Dickinson. Roderick Williams (Top-15 JuCo) se presume como el sustituto natural de Hutchison. Este F puede jugar tanto de espaldas como de cara al aro y es incisivo en transición aprovechando sus cualidades atléticas.

Como true freshmen llega una camada maja en cuanto a potencial. Jugadores bajo el radar con cualidades para hacer una gran carrera en la liga. Hablamos Jaycson Bereal, Roley Abercrombie y Mikey Frazier . El G/F Bereal va a ser un gran prospect. Un atleta de élite que apunta a All-Conference en algún punto más avanzado de su carrera. El alero alto australiano Abercrombie sigue el idilio con Boise de sus compatiotras Hadziomerovic (2012-15), Drmic (2012-16) y Duncan (2014-17). Buen tiro, pase e inteligencia en la pista delatan a un jugador cincelado para ayudar a ganar. El 6-10 Frazier es también un interesante proyecto de jugador interior que podría llegar a sorprender una vez asentado.

Repiten del curso pasado Malek Harwell, Cam Christon y Derrick Alston Jr. El primero, jugador rankeado #1 de Idaho en su momento, parece no haber superado la lesión de ligamento cruzado anterior que le ha cortado las alas a su carrera. Tanto Christon como Alston tienen la posibilidad de empezar a demostrar qué jugador llevan dentro.

Creo que va a ser un año importante para el futuro de Boise. No en relación con los resultados sino en cuanto a que Coach Rice, sin grandes veteranos ni machos alfa, va a tener la posibilidad de dar muchos minutos a jugadores que realmente lo necesitan para desarrollar todo su potencial.

New Mexico Lobos

Resultado de imagen de new mexico logo

  • Temporada 2017/18: 19–15 (12–6 en MWC)

Tenemos nuevo gallo en el corral. Qué temporada más interesante nos dejaron los Lobos de Paul Weir en su primer año. Sin una gran dosis de talento pero a partir de una presión a toda cancha y un ritmo de juego y sustituciones casi enfermizos hubo momentos donde el Run & Stun dejó claro que lo de asfixiar al rival y entrar dentro de su cabeza sí funciona. Pero he aquí que para este curso el talento ha aumentado en grandes proporciones y sin embargo, el estilo se mantiene. Weir seguirá haciendo cambios continuos sin ningún tipo de restricciones y estos los basará en la calidad del esfuerzo defensivo que hagan. Así es como funciona Coach Weir.

Las bajas de esta campaña han sido sustituidas por jugadores de mucha más calidad y el salto cualitativo va a ser grande. Sin duda New Mexico es un equipo a seguir.

Del curso pasado regresa el destacado escolta tirador Anthony Mathis, un proyecto interesantísimo como es el sophomore australiano Makuach Maluach que ya en su primer año dejó sensaciones impresionantes y el versátil Dane Kuiper. El alemán Vladimir Pinchuk también retorna para dar peso al apartado interior.

Pero es en el abanico de incorporaciones donde salta la liebre. Los transfers tienen nivel All-Conference, y es que JaQuan Lyle (Ohio State) y Vance Jackson (Uconn) son poca broma. Lyle es un combo G capaz de jugar en las tres posiciones exteriores… desgraciadamente se perderá toda la temporada tras romperse el tendón de Aquiles a finales de Septiembre. Un auténtico estacazo de última hora que se va a hacer sentir. Por su parte Jackson es un 6-9 con un tiro sensacional, cierta finura en su juego y bastante listo en la zona. Aunque no destaca por la potencia o velocidad es un jugador que te puede poner un chorro de puntos en cuestión de minutos a base de calidad. Otro transfer es Carlton Bragg (ex-Kansas & ASU) del que no se sabe, por cuestiones de elegibilidad, si podrá pisar la cancha desde el inicio o ya Diciembre. De hacerlo podría ser una incorporación realmente espléndida si todo rueda de cara para él y rehace su carrera. Pocos jugadores pueden aunar un físico de sus características con una velocidad y agilidad tan insólita.

Se vienen también los JuCo’s interiores Corey Manigault y Karim Ezzeddine. Ambos ofrecerán soporte para una zona que andaba bastante justita el curso pasado. Manigault (sobrino del mítico The Goat) es un tipo duro capaz de expandir su juego más lejos de la pintura y el francés Ezzeddine tiene en el tiro exterior una de sus grandes virtudes. El rapidísimo y atlético combo guard Keith McGee es otra incorporación JuCo más que interesante (MVP del 2018 NJCAA Tournament).

Como true freshmen llegan Drue Drinnon y Tavian Percy. Drinnon es la respuesta al PG del futuro en Albuquerque. Un PG 4 estrellas de grandísimo temple y sobresaliente ejecución. Percy aportará, inicialmente, profundidad en la línea exterior.

San Diego State Aztecs

Resultado de imagen de san diego state logo

  • Temporada 2017/18: 22–11 (11–7 en MWC)

No fue mala la primera temporada de Brian Dutcher como HC de los Aztecs con victorias ante Gonzaga o Nevada (2 veces) y una visita a un March Madness del que habían estado ausentes durante un par de años. Inicialmente Dutcher sugirió la premisa de poner en práctica un ritmo ofensivo más alto sabiendo que no ha sido precisamente algo de lo que SDSU haya podido presumir sino más bien una carencia redundante en el tiempo. Así se pudo ver a un equipo que tradicionalmente presume de tener buenos atletas y una buena defensa jugar más alegre cara al aro.

Se fueron Malik Pope (PAOK), Trey Kell (KK Igokea) o Max Montana (Gießen 46ers) , piezas bastante significantes en el pasado pero retornan 4 de los 6 máximos anotadores de la 17/18 y el brote de una camada freshman muy bonita.

Como PG reaparece el revoltoso Devin Watson, uno de los mejores PG de la conferencia y llamado a liderar el backcourt. Jugará de la mano de un Jeremy Hemsley que el curso pasado dio un paso atrás con una campaña realmente errática. Con la graduación de Kell, Hemsley tiene el espacio y los galones de senior para resarcirse. Uno de las grandes protagonistas de la conferencia es Matt Mitchell. Este alero fuerte (en toda su extensión) sophomore reafirmó el hype under the radar que traía a cuestas con una temporada donde dejo detalles de gran potencial. La sociedad que forma junto con el talentoso Jalen McDaniels va a ser de lo más divertido del campeonato. McDaniels apunto estuvo de dar el salto a la NBA pero creo que hizo bien en regresar a The Mesa para seguir puliendo físico y expandiendo arsenal ofensivo. Una joyita. También retornan el polivalente interior canadiense Nolan Narain que tiene en su año Junior la oportunidad de exponerse seriamente por primera vez y el G/F Jordan Schakel un hacelotodo del que se espera de un paso adelante.

¿La camada freshman antes mencionada? De categoría. Aparece tras año redshirt y con un tiro mejorado, un perro de presa exterior llamado Adam Seiko del club de los Jevon Carter & Co. La mosca cojonera que nadie quiere tener pegada a tu oreja. Como true freshmen tenemos a los interiores Nathan Mensah, Joel Mensah y a los aleros Ed Chang y Aguek Arop. Este último, HS PoY de Nebraska y nacido en Sudán del Sur, es un alero atlético, con buen tiro de media distancia, peligroso en transición y trabajador. Tiene el molde para hacer una muy buena carrera. Chang es un talento sencillamente sensacional. Es un tipo con un juego muy fluido, gran tiro y formidable potencial. Son 2 jugadores a los que seguir con lupa en lo venidero.

A Nathan y Joel Mensah, que no son familia, les une el país de nacimiento (Ghana), el tamaño (ambos 6-10) y que son recruits 4 estrellas. Aunque poseen un tremendo upside aún están un poquito verdes y necesitarán baquetearse para ser piezas decisivas en el futuro.

Fresno State Bulldogs

Resultado de imagen de fresno state logo

  • Temporada 2017/18: 21–11 (11–7 en MWC)

Grandes cambios en Fresno. El adios de Rodney Terry (UTEP) al banquillo californiano puso el punto de mira un poquito más al sur, más concretamente en la universidad de San Diego State, para contratar a Jason Hutton, asistente del legendario Steve Fisher durante 10 años y uno de los más reputados reclutadores de todo el país (en su haber: Kawhi Leonard, Malik Pope o Jamaal Franklin entre otros). Coach Hutton llega con la idea de mantener una actitud defensiva intensa y sostener el estilo blue-collar que viene caracterizando a los Bulldogs desde hace años. En el otro lado de la cancha apuesta por el juego en transición y el gusto por el triple.

Es una pena para la MW, y más para los Bulldogs, la solicitud de transfer a UTEP de Bryan Williams, el que era en mi opinión un jugador absolutamente top y llamado a dominar el juego interior del campeonato. Y ¿de qué jugadores se va a valer Hutton en esta primera temporada?

Por suerte, todavía tiene a Deshon Taylor cerca, probablemente uno de los 5 mejores jugadores del campeonato. Un guard de tremendo instinto asesino y liderazgo. Junto a él en la línea exterior se prevé la titularidad del transfer de Long Beach State Noah Blackwell y del también transfer Braxton Huggins de New Mexico State. Blackwell es un PG de naturaleza anotadora que destaca por su buen tiro de tres y cierta indefinición posicional (cuerpo de PG, cabeza de SG). Huggins es otro SG de brazos largos y un exquisito tiro de 3. Se espera una aportación importante de ambos, en lo que es una línea exterior con llamativo potencial anotador.

El glue-guy Sam Bittner es probable que juegue como falso 4, dejando el interior al versátil junior Nate Grimes, un 6-8 que ya aportó sus cositas el año pasado. Veremos qué pinta en todo esto el freshman senegalés Assane Diouf. Se trata de una incorporación determinante ya que la pintura va justita esta campaña. El producto de la africana Flying Star Academy (Tacko Fall, Christ Koumadje entre otros) es otro mastodonte impresionante (7-1 y 275 libras) en el que tienen puestas muchas esperanzas de futuro. El brasileño, casi inédito, Lázaro Rojas (6-11), es el otro hombre alto que tiene el plantel. Rojas es un pivot que puede abrirse para lanzar en el perímetro.

Los exteriores Johnny McWilliams, Myles Fitzgerald-Warren y New Williams estan destinados a dar un paso adelante dentro de la rotación, sobretodo el primero. Se viene otro freshman con orígenes africanos como Aguir Agau y la incorporación JuCo Christian Gray. Agau es un alero realmente atlético y prometedor que conforma una rotación exterior bastante interesante. Es ahí donde reside la gran fortaleza de esta plantilla.

No se espera a unos Bulldogs en la zona más alta de la tabla, ni peleando por el campeonato, pero será interesante ver la evolución de los chicos de Hutton este Año I.

Wyoming Cowboys

Resultado de imagen de wyoming university logo

  • Temporada 2017/18: 20–13 (10–8 en MWC)

Se podría decir que toca año de reconstrucción en Laramie. Esta tercera temporada bajo el mando de Allen Edwards viene influenciada por la marcha de varios seniors como Hayden Dalton (MHP Riesen) o Alan Herndon (Sakarya BSB) entre otros y por la llegada de muchas caras nuevas.

Apenas quedan cinco rostros conocidos de la pasada temporada. Regresa Justin James, uno de los jugadores top del campeonato. La gran estrella del equipo es un point forward de 6-7 y gran facilidad anotadora. El sophomore Hunter Maldonado es un versátil y prometedor exterior que ya apuntó buenos detalles en su primera temporada con un juego muy activo y variado. Nyares Redding que se presume como PG titular, es un base cumplidor y poco más. También vuelve un buen proyecto como es el alero blue collar Austin Mueller y el albañil Jordan Naughton para apuntalar la zona.

Hay muchos ojos puestos en el standout de Wyoming (recruit rankeado #1 del Estado), Hunter Thompson, que viene de año redshirt tras sufrir una operación de tobillo. Este talentoso pivot tiene los fundamentos necesarios como para cumplir con su status de recruit 4 estrellas y dar grandes alegrías en el futuro.

En cuanto a las incorporaciones, Coach Edwards, que ha enrolado al Staff a un viejo conocido como Shaun Vandiver, ha permanecido alejado de los seniors de High School y ha centrado completamente la búsqueda de talento en jugadores de Junior College o de Prep School completando el reclutamiento con 3 JuCo’s y 5 freshmen. Con esto ha buscado chicos que puedan ayudar desde el principio. Los patrones rastreados tenían que cuadrar con el estilo de ritmo enérgico y perimetral que tienen los Pokes y es por ello que el perfil general es el de jugadores largos, atléticos y que puedan meterla de fuera. Un mantra vital para Edwards es que sus chicos cumplan el “dribble, pass & shoot”.

Las incorporaciones freshman interiores son Trace Young (un 6-9 zurdo, enérgico y bastante divertido de ver),y Brandon Porter (6-8 que pude tirar y botar, comparable con Hayden Dalton). Por fuera TJ Taylor (un 6-6 zurdo, atlético y buen penetrador), Bradley Belt (combo guard anotador), y Tariq Johnson (un G/F de ida y vuelta con buenos instintos defensivos). De la parte JuCo se vienen el atlético PG AJ Banks (que ha sido arrestado al poco por conducir beodo y sobrepasando los límites de velocidad), el autraliano Lwal Dung, un especímen al que seguir la pista desde su posición de forward con extremidades largas, lanzamiento exterior y peligroso en transición, y el especialista en el triple Jake Hendricks.

No podíamos acabar la reseña sin hacer mención a la ventaja de campo que poseen los Pokes. Como ya es conocido, el Arena Auditorium es la cancha situada a mayor altitud en toda la División 1 de la NCAA. No son pocos los que han tenido que tirar de bombona de oxígeno.

UNLV Rebels

Resultado de imagen de unlv rebels logo

  • Temporada 2017/18: 20–13 (8–10 en MWC)

Año 3 para Marvin Menzies. Año en el que toda la plantilla ya ha sido reclutada por él, y digamos que “no hay excusas” sobre la confección de la misma. Pero también un año en el que pinta complicado que los Rebels alcancen el mismo tren que los de arriba.

Retornan 7 jugadores del curso anterior y 2 transfers que ya son elegibles para jugar. Precisamente uno de ellos se trata de Noah Robotham (Akron) . Este PG senior llevará las riendas en la dirección de juego y aportará una muy necesaria presencia de veteranía al igual que el G/F Kris Clyburn. Sería importante para UNLV que Clyburn adquiriera más consistencia en el tiro de tres, una de las estadísticas más negativas del equipo el curso pasado.

Dos sophomores que apuntaron buenas maneras son el combo guard Amauri Hardy y el 3-4 Tervell Beck. Ambos van a tener una ventana de minutos muy importante para enseñar sus talentos.

La figura del plantel es, sin duda, el PF Shakur Juiston. Esta máquina de hacer doble-dobles es un seguro de vida cada vez que recibe el balón y candidato a jugador del año en la Conferencia. De la dependencia de si Menzies juega small ball o tira de un quinteto más tradicional se calibrarán la cantidad de minutos del impresionante 6-11 Cheikh Mbacke Diong y veremos, en el mismo sentido, cuál es la dirección que toma la decreciente carrera del pivot junior Cheickna Dembele.

Llega un interesante cuarteto de freshmen que apuntan a tener minutos desde el inicio. Por un lado los SG Bryce Hamilton y Trey Woodbury son dos incorporaciones de bastante nivel para la línea exterior. Hamilton es un recruit con ofertas de equipos importantes que tiene en la anotación su mejor carta de presentación y Woodbury es un SG tremendo. Jugador muy agresivo e intenso, buen penetrador, puede anotar de fuera y es decisivo en defensa.

Los africanos Joel Ntambwe y Jonathan Tchamwa Tchatchoua son dos proyectos sensacionales. El primero es un 6-9 que puede hacerlo todo en la cancha y el segundo es un 6-8 camerunés, formado en la NBA Global Academy australiana. Ambos baloncestistas, con los correctos pasos, podrían llegar realmente lejos. Tremendo upside.

Tendrán que trabajar mucho para ganar minutos una serie de jugadores como Ben Coupet Jr, Djordjije Sljivancanin, Jay Green o el transfer de Idaho, Nick Blair.

Buena camada freshman la que recibe UNLV de cara a un futuro brillante. En cierta manera es así, con proyectos de este potencial, como los de Las Vegas pueden hacer que un equipo pase de la nimiedad a pelear de nuevo con todas las de la ley por pisar el Gran Baile.

Utah State Aggies

Resultado de imagen de utah state logo

  • Temporada 2017/18: 17-17  (8-10 en MWC)

Hasta qué punto la pérdida de tu segundo máximo anotador, máximo reboteador y asistente del equipo (Koby McEwen transferido a Marquette) va a influir en la campaña de los Aggies dependerá en gran medida del rendimiento que el nuevo coach, Craig Smith, pueda sacar de una plantilla que no posee grandes dosis de talento. Smith viene de hacer unos años sobresalientes al frente de los Coyotes de South Dakota y afronta este nuevo reto con un grupo de jugadores que deberían de fluctuar por la zona media-baja de la tabla.

Como poco el cambio de entrenador debería de sentar bastante bien en Logan pues el trabajo de Tim Duryea fue muy poco productivo. Parece una permuta necesaria y positiva. Smith quiere ser un paso adelante y conseguir que sus jugadores crean en un estilo de juego ofensivo y rápido, donde se limiten las pérdidas de balón, se defienda agresivamente hombre a hombre, se mejore en el rebote y maximicen los tiros libres.

El quinteto titular parece bastante definido a primera vista. El nuevo JuCo John Knight III parte de base desde el inicio. Con 3 años de elegibilidad aún por delante este proyecto destaca por un juego atlético que salta a la vista. Estará acompañado en el exterior por Sam Merrill y el portugués Diogo Brito. Merrill es el líder del equipo e indudablemente, el jugador con más talento. Esta temporada recaerá sobre sus hombros un gran peso y tiene la posibilidad de mostrar una nueva dimensión de de un ya de por sí muy buen jugador. Brito fue la sorpresa del curso pasado y cabe la posibilidad de que acabe convirtiéndose en una pieza indispensable para la línea exterior gracias a su versatilidad.

En cuanto al frontcourt, ha surgido un problema grave en forma de lesiones en Cache Valley. El dinámico forward Dwayne Brown Jr. ,el jugador más importante de la línea interior, ha sufrido una lesión en la mano que le hace ser seria duda para el inicio de campaña. Pero peores noticias han llegado y es que los interiores Klay Stall y Roche Grootfaam se van a perder todo el curso baloncestistico por sendas lesiones de rodilla. Esto ha hecho que la incorporación a última hora del portugués Neemias Queita (6-11) resulte capital. Queita viene de ser uno de los jugadores más destacados en las categorías inferiores de Portugal y parece que puede ser una pieza significativa a pesar de su juventud. Es un jugador intimidante, luchador y de gran envergadura con un techo considerable. Con todo el senior Quinn Taylor, un 6-8 bregador y experimentado, tiene todas las papeletas de salir como pivot titular.

Brock Miller (vuelve tras perderse casi todo su año freshman por lesión) y el guard Abel Porter aportarán profundidad de banquillo, y veremos qué nos enseñan los freshmen Tauriawn Knight (PG atlético inicialmente comprometido con South Dakota) y Ben Fakira (un 6-10 australiano con buenas habilidades en la zona digno de seguir su evolución).

Air Force Falcons

Resultado de imagen de air force basketball logo

  • Temporada 2017/18: 12–19 (6–12 en MWC)

La Air Force de Dave Pilipovich es un equipo que se mueve año tras año por unos patrones similares. Hablar de ellos es hablar un poco como del Día de la marmota. Los mismos problemas para reclutar jugadores de nivel (el hecho de ser una academia militar ya de por sí lleva a pensar que si quieres jugar al basket de manera profesional deberías de ir a otro lado a formarte), mismas deficiencias (escasez de altura, talento justito…) y mismas expectativas (zona baja de la tabla clasificatoria). Por otro lado los Falcons siempre pueden presumir de ser un equipo disciplinado, que sabe perfectamente a qué jugar y cómo (juego continuo de pases y mucho uso del tiro exterior). Otra cosa que es que el nivel no de para más, pero no falta el año en el que alguna victoria de mérito cae por aquí o por allá.

La eficiencia en el tiro de tres, el arma anotadora más utilizada de largo por este equipo, es algo en lo que los Falcons deben mejorar claramente si quieren hacer una temporada más decorosa. No fue un buen año en este aspecto la campaña pasada y se antoja vital su mejora.

El quinteto titular tiene en el alero multidisciplinar Lavelle Scottie a su mejor jugador. Scottie es un jugador bastante atlético y elegante que sabe cómo finalizar en las cercanías del aro y ha crecido mucho como lanzador exterior. El texano se ha preparado a conciencia este verano y ha sumado 8-9 kilos respecto al inicio de la 17-18. Se puede decir, sin temor a equivocarnos, que es un muy buen jugador de baloncesto. Seguramente forme pareja interior con otro de los destacados, el 6-7 Ryan Swan-Ford, que parte como pivot nominal. Un individuo que finaliza bien dentro, se suele fajar defensivamente con el center contrario y puede salirse a anotar por fuera.

El senior Pervis Louder quizás parta como PG titular, aunque tiene mucho que mejorar si quiere estar al nivel de lo que requiere un base en la Mountain West. Eso sí, físicamente es un jugador muy destacado. Tendrá el apoyo del inteligente Sid Tomes como SG o el tirador Christopher Joyce. Keaton Van Soelen debería de ser el alero titular y ha dejado maneras de poder combinar el juego dentro-fuera de forma aseada. El guard Caleb Morris y el competitivo LeSean Brown son otros de los hombres que pueden tener minutos de interesantes.

El resto del equipo se compone de una amalgama de jugadores de primer y segundo año del que Coach Pilipovich espera ir sacando provecho a cuentagotas cuando las circunstancias lo requieran.

Colorado State Rams

Resultado de imagen de colorado state logo

  • Temporada 2017/18: 11–21 (4–14 en MWC)

La salida por la puerta de atrás de Larry Eustachy tras 6 años como HC de los Rams se ha considerado como un fin de ciclo en Fort Collins. Entra Niko Medved. La evolución del joven entrenador ha sido notable destacando su paso como asistente entre 2007-2013 por los propios Rams, su sello como destacado reclutador y varios años realmente exitosos en universidades menores como Furman o Drake. La llamada de Colorado State era irrechazable y su llegada supone un impulso de positivismo necesario tras un año complicado para el equipo dentro y fuera de las canchas.

El ataque fluído que desea implantar Medved puede cuajar perfectamente con el chispeante Anthony Masinton-Bonner que tendrá carril libre como anotador exterior tras la marcha de Prentiss Nixon (Iowa State). Bonner puede formar una de las mejores parejas exterior-interior del campeonato junto a Nico Carvacho. El 6-11 chileno a punto estuvo de abandonar la disciplina de los Rams este Verano pero al final Medved pudo convencerle de que lo mejor para su futuro era permanecer en el Moby Arena. Carvacho es una apuesta segura a estar en uno de los equipos All-Conference a fin de temporada con un juego efectivo y productivo cerca del aro. El combo guard JD Paige tendrá mucho el balón en sus manos y siempre se muestra como un tenaz defensor que puede amenazar con el triple. Los otros dos miembros del quinteto inicial no son una broma. El transfer de Oral Roberts, Kris Martin, es un guard de excelente tamaño (6-6), habilidad y un gran rango de tiro. Podría ser una de las incorporaciones más destacadas de la liga. La pareja de Carvacho en la zona es el antiguo JuCo DII Player of the Year, Deion James. El PF, natural de Tucson, es una apuesta segura al flirteo con el doble-doble.

El resto del roster se complementa con los juniors Lorenzo Jenkins, Zo Tyson o Hyron Edwards. Los dos primeros son 2 forwards de buenas hechuras. Jenkins es un 6-7 transferido de Arkansas y Tyson, que se perdió la camapaña pasada con un pie roto, es un excelente atleta llamado a sumar jugosos minutos. El PG Edwards, me causa gran curiosidad. Este base ultra-ofensivo tiene el pedigree de haber sido un recruit 4 estrellas y Top-100 de High School. Tras no poder cumplir con los requisitos académicos para formar parte de la NCAA, jugó 2 exitosos años en el JuCo de Trinity Valley. Llega a Fort Collins tras un accidentado paso por Texas Tech, donde nunca llegó a jugar tras sufrir un traumatismo que le dejó en el dique seco.

El veterano Robbie Berwick y los jóvenes Kendle Moore, Jack Schoemann, Logan Ryan y Adam Thistlewood estarán esperando su oportunidad desde el banquillo. De la camada freshman es el diminuto Moore quien parece puede tener más oportunidades de futuro.

Estos Rams son un equipo con talento. Partiendo de un quinteto titular realmente competente, tienen la oportunidad de ser una de las sorpresas del campeonato.

San Jose State Spartans

Resultado de imagen de colorado state logo

  • Temporada 2017/18: 4–26 (1–17 en MWC)

Nadie espera nada distinto en San José que no sea pelear por una de las dos últimas plazas de la Conferencia. La segunda temporada de Jean Prioleau tiene la dificultad añadida de que parte prácticamente con un equipo nuevo. Varios jugadores importante marcharon a otras universidades como los 3 máximos anotadores de la pasada campaña: Ryan Welage (Xavier), Keith Fisher III o Jaycee Hillsman (ambos a Illinois St.). Coach Prioleau esta intentando crear una cultura baloncestística nueva en San Jose y a parte de reclutar a una camada de buen nivel para lo que suelen ser los Spartans, también comienza a incorporar a nombres conocidos por todos a su Staff Técnico como podría ser el caso de Julius Hodge.

Del curso anterior quedan pocos nombres y ninguno conocido si no eres un friqui de esto. Pero para eso nació esta guía El atractivo combo Isaiah Nichols, el alero triplista y buen pasador Noah Baumann, el versátil Caleb Simmons y las piezas del frontcourt Oumar Barry y Ashtin Chastain completan los jugadores que repiten en The Event Center.

En cuanto a los recruits, 4 JuCo’s y 4 freshmen, se estan trabajando las cosas mejor y los jugadores incorporados tienen un pedigree superior a lo que destilan los Spartans normalmente.

Comenzando por los JuCo’s, el PG Brae Ivey es uno de los más destacados. Ivey es un guard, que debe mejorar físicamente, pero que posee buenos instintos e intangibles y puede anotar de 3. Los forwards Craig LeCesne y Michael Steadman son dos jugadores grandes y versátiles. El sueco LeCesne es un incisivo 6-9 y Steadman es un recruit local de Junior College destacado por tener habilidad para anotar cerca del aro y un upside interesante en cuanto a capacidad defensiva y reboteadora.

Los freshmen forman una buena camada de recruits exteriores. Los PG Zach Chappell, Kaison Hammonds y el SG Seneca Knight dotan de futuro y profundidad a la rotación de los Spartans. Los dos primeros son dos proyectos 3 estrellas, destacando Hammonds (hijo del ex-NBA Tom Hammonds) por ser un guard versátil y competente en varias facetas del juego. Chappell es un base más natural que la puede clavar desde fuera, mientras que Knight es un escolta de muy buen tamaño (un 6-6) destacado por un tiro exterior muy fino. El 6-9 Christian Anigwe, completa el cuarteto freshman siendo un PF activo y atlético.

Con estos mimbres el objetivo no debería ser tanto el mejorar el record de 1-17 en la MW del curso pasado sino el ir construyendo una base sólida para asentar el proyecto de Prioleau durante los próximos años.