Missouri Valley Conference

Resultado de imagen de missouri valley conference logo

Por Juan Vargas (@JVargas101)

La peor hipótesis posible terminó por confirmarse: la Missouri Valley ha acabado siendo, probablemente, la liga más dañada por las reestructuraciones de las conferencias de la D-I de la NCAA. La pérdida de Creighton en 2013 fue el primer golpe; el más duro llegó este verano, con la salida de Wichita State rumbo a la AAC. Es difícil explicar lo que suponía para la MVC la presencia de los Shockers, un programa que jamás ha sumado menos de 25 victorias desde 2009 y acumula, además del NIT conquistado en 2011, seis participaciones consecutivas en el NCAA Tournament, un Sweet 16 y una Final Four.

Con la despedida de Wichita State, la MVC pierde nada menos que: su equipo insignia, presencia habitual en los Top 25 nacionales durante todo el año, la oportunidad casi automática de llevar a dos equipos al March Madness siempre que los Shockers no ganaran el torneo de conferencia y la masa social más importante de la conferencia. No es poca cosa. Al menos la elección de Valparaiso como sustituta de Wichita State es bastante más estimulante que la de Loyola como reemplazo de Creighton en 2013. Y puede que las novedades no hayan acabado aquí; se rumorea que la MVC podría acometer una expansión a doce equipos en los próximos años, con Murray State, UMKC u Omaha como posibles objetivos.

En cualquier caso, la marcha de Wichita State tiene una vertiente positiva; ante semejante vacío de poder, la conferencia está tremendamente abierta. Illinois State fue un vendaval el curso pasado, pero ¿podrá sobreponerse a sus bajas? Missouri State tiene el núcleo más prometedor de la liga, mientras que Valparaiso estará arriba si su transición se realiza sin inconvenientes. Northern Iowa fue el rival más destacado de Wichita State durante los años de hierro de los Shockers; el adiós de estos, empero, les llega en su momento más bajo. Y quién sabe, quizás Loyola o Southern Illinois tengan algo que decir. El nivel de la MVC se resiente, sí, pero no cabe duda de que seguirá siendo una de las ligas más divertidas de la NCAA.

 

ILLINOIS STATE REDBIRDS Resultado de imagen de illinois state logo

  • Temporada 2016/17: 28-7 (17-1 MVC)

Apoyados en un sistema defensivo sobresaliente y en el rendimiento de su trío de cracks (Paris Lee, Mikyle McIntosh y Deontae Hawkins), los Redbirds completaron una de las mejores campañas de su historia sin recibir (injustamente, para muchos) el premio de una invitación al NCAA Tournament. Ya van 19 años desde el último baile de Illinois State en el March Madness; desde entonces, tres técnicos intentaron alcanzarlo sin éxito, y Dan Muller está en dura puga por no ser el cuarto.

En cualquier caso, parece que el sueño tendrá que esperar. Lee se graduó, McIntosh probará suerte en Oregon y Hawkins hará lo propio en Boston College. Muller tampoco contará con Tony Wills ni D.J. Clayton, con lo que el único titular que vuelve al campus es el ala-pívot Phil Fayne (9.1 ppp, 6.3 rpp). Entre los hombres que gozaron de cierto peso en la rotación del año pasado, también siguen el base Keyshawn Evans, el escolta Madison Williams y el pívot Daouda Ndiaye; todos ellos apuntan a la titularidad. El alero Milik Yarbrough, transfer que completó un par de temporadas a buen nivel en Saint Louis, aspira asimismo a tener un rol importante. Un puñado de freshmen y exJUCOs completan una plantilla muy joven, quizás demasiado, en la que no hay ningún senior sobresaliente y no existe una jerarquía definida. Conviene recordar, no obstante, que Illinois State ha conseguido como mínimo un cuarto puesto en las últimas cuatro regular season de la MVC. Así que no todo está perdido.

 

SOUTHERN ILLINOIS SALUKISResultado de imagen de southern illinois logo

  • Temporada 2016/17: 17-16 (9-9 MVC)

La reconstrucción emprendida por Barry Hinson en Southern Illinois va por buen camino. Pese a que su balance no fue excesivamente brillante, los Salukis acabaron terceros en la MVC, su mejor puesto desde que Hinson tomara las riendas del programa. SIU está todavía lejos de los registros de su lustro dorado, entre 2002 y 2007, cuando encadenó seis participaciones consecutivas en el NCAA Tournament, jalonadas con dos Sweet 16. Pero sí ha vuelto a instalarse en la clase media-alta de la conferencia, y está bien posicionada para aprovecharse de la partida de Wichita State. Para esta campaña presenta bajas delicadas, en especial las de sus dos máximos anotadores dos puntos d una plantilla amplia y experimentada a esta campaña presenta bajas delicadas, comenzando por máximos anotadores, el base Mike Rodríguez y el interior Sean O’Brien. En cualquier caso, Hinson cuenta con una plantilla amplia y experimentada en la que sobresalen dos puntos débiles; la rotación de pívots y el lanzamiento exterior.

El escolta junior Armon Fletcher (11.1 ppp, 4.8 rpp) debe asumir junto al pívot Thik Bol (9.1 ppp, 6.8 rpp, 2.3 tpp) el liderazgo de este conjunto. Que los Salukis alcancen su techo depende en buena medida de la progresión de estos dos chicos, sobre todo en el apartado ofensivo. A Fletcher se le exigirá más efectividad en el tiro, mientras que Bol aspira a ser algo más que un finalizador. Será interesante ver quién se encarga de desempeñar las labores de base, puesto que los mejores exteriores de los Salukis destacan más por su capacidad anotadora que por otra cosa. Nos referimos a jugadores como Sean Lloyd Jr. (que acabó haciéndose con un puesto de titular), Tyler Smithpeters (el mejor tirador de SIU, en el dique seco el pasado curso por una lesión de rodilla) o Marcus Bartley (transfer de Saint Louis). Eric McGill y Aaron Cook también pelearán por minutos en el perímetro. Para la pintura, Hinson tendrá que confiar en el veterano Jonathan Wiley como pareja de Bol, con el letón Rudy Stradnieks y el exJUCO Kavion Pippen como principales recambios.

 

NORTHERN IOWA PANTHERS

  • Temporada 2016/17: 14-16 (9-9 MVC)Resultado de imagen de northern iowa logo

La nueva era de la MVC ha pillado a Northern Iowa en una etapa de transición. Tras vivir dos temporadas históricas en 2015 y 2016, los Panthers registraron su primera campaña con récord negativo en los doce años de Ben Jacobson en el banquillo. El talento del plantel no es el de otras ocasiones, pero UNI cuenta con un elevado número de upperclassmen cuya veteranía puede ser diferencial. Dando por hecho que su nivel defensivo será, como siempre, excelente, el factor que decidirá el devenir de los Panthers radica en su producción ofensiva, que fue paupérrima el pasado curso… a pesar de tener a Jordan Morgan y Jordan Ashton, ambos ya graduados.

Parece claro que Jacobson intentará hacer de Bennett Koch la piedra angular de su ataque, como si fuera un Seth Tuttle de bolsillo. Koch es un pívot grande y talentoso capaz de anotar de espaldas al aro (11 ppp, 57% TC) que, no obstante, deja bastante que desear en cuanto a su trabajo en los aros (sólo 3.8 rebotes por partido) e intensidad defensiva. Su mejor socio será Klint Carlson, un swingman algo irregular cuyo impacto en el juego creció sobremanera el último año. Ted Friedman, Justin Dahl y Luke McDonnell se disputarán los minutos restantes en la zona. En el perímetro, Jacobson posee numerosas alternativas; Juwan McCloud y Wyatt Lohaus integrarán el backcourt titular, con Spencer Haldeman y Hunter Rhodes inmediatamente detrás en la jerarquía de la escuadra. La novedad más interesante es la de Adam McDermott, primo de Doug, que viene de promediar unos notables porcentajes de lanzamiento en North Dakota.

 

LOYOLA RAMBLERS Resultado de imagen de loyola ramblers logo

  • Temporada 2016/17: 18-14 (8-10 MVC) 

Han pasado cuatro años desde que Loyola abandonara la Horizon League para afiliarse a la MVC. Los primeros pasos de los Ramblers en su nueva conferencia fueron difíciles y, hasta el momento, no han sido capaces de finalizar ninguna regular season con balance positivo. Quizás este sea el año en que esta universidad ubicada en Chicago dé un paso al frente y acceda a la élite de la liga. Los Ramblers cuentan con un bloque trabajado que lleva años creciendo unido, aunque tendrán que reemplazar el liderazgo de Milton Doyle, una de las grandes estrellas de la MVC en las últimas temporadas. No obstante, Porter Moser promete mantener su estilo ofensivo y desinhibido, un tanto contracultural en la Missouri Valley; Wichita State aparte, el ataque de Loyola fue el mejor de la conferencia en el último año.

Sobre el papel, los Ramblers presentan uno de los quintetos iniciales más potentes de la MVC, con la única baja de Doyle. Los seniors Aundre Jackson (14.1 ppp, 4.2 rpp) y Donte Ingram (13.6 ppp, 6.8 rpp) y Ben Richardson integran la columna vertebral del plantel, con el base Clayton Custer al mando de las operaciones. Y Moser ha conseguido una valiosa incorporación en la figura del escolta Marques Townes, transfer procedente de Fairleigh Dickinson que también viene de promediar dobles dígitos. La defensa es el principal punto flaco de los Ramblers, que andan seriamente cortos de centímetros en la pintura; ni Ingram ni Jackson, los forwards más prominentes del roster, llegan a los dos metros de estatura. Y los chicos con mayor envergadura de la escuadra son bien freshmen (Christian Negron, Cameron Krutwig), bien transfers prácticamente inéditos en sus anteriores destinos (Nick Dinardi, Aher Uguak). Loyola necesitará minutos de calidad de algún miembro de esta terna y no está claro que alguien pueda dárselos. Por su parte, los sophomores Bruno Skokna y Cameron Sattwewhite ofrecen un par de alternativas interesantes en el perímetro. Dada la configuración de la plantilla, la mejor apuesta de Moser probablemente pase por explotar su potencial ofensivo y confiar, simple y llanamente, en anotar más que su oponente.

 

MISSOURI STATE BEARS Resultado de imagen de missouri state logo

  • Temporada 2016/17: 17-16 (7-11 MVC) 

Missouri State arrancó la temporada 2016-17 posicionada como un dark horse que podría representar la principal amenaza de Wichita State en su marcha triunfal en la MVC. Tras un curso un tanto decepcionante, ahora no hay excusas: los Bears son los principales favoritos al título. El programa está ante una oportunidad de oro para disputar su primer NCAA Tournament en este siglo. La principal razón es la presencia de Alize Johnson, probablemente la mayor estrella de la conferencia (14.8 ppp, 10.6 rpp). El senior, uno de esos chicos que dio el estirón algo tarde y se formó como base en el high school, es una máquina de capturar rebotes capaz de anotar por dentro y por fuera indistintamente. No en vano, el año pasado fue, junto a Alec Peters (ex de Valparaiso, firmado por los Phoenix Suns) el único jugador de toda la Division-I que promedió un doble-doble y anotó al menos 40 triples. No es descabellado imaginarlo colándose en la segunda ronda del próximo Draft, como hizo el propio Peters.

Pero los argumentos de los Bears no acaban ahí. Como pareja interior, Johnson tendrá una vez más a Obediah Church, uno de los taponadores más intimidantes de la MVC. Después de abandonar el equipo a mitad de curso por problemas personales, Ronnie Rousseau III vuelve como la principal amenaza exterior de Missouri State, y a priori será el encargado de hacer olvidar al base Dequon Miller, la baja más notable de los Bears. En el perímetro, Jarrid Rhodes, Jarred Dixon y Ryan Kreklow garantizan un buen desempeño físico y lanzamiento de larga distancia. Chris Kendrix es una herramienta útil para tapar huecos desde el banqullo. Y, por si fuera poco, el técnico Paul Lusk añade al roster nada menos que cinco transfers entre los que hay dos muy destacados: el guard James Miller (14.7 puntos por partido el año pasado en Howard) y el inmenso Tanveer Bhullar (que roza los 220 centímetros y buscará resarcirse de su errático paso por New Mexico State. En definitiva, Missouri State tiene calidad, profundidad y al gran candidato a ser Player of the Year en la MVC. La vitola de favorito no es gratuita.

 

BRADLEY BRAVES Resultado de imagen de bradley braves logo

  • Temporada 2016/17: 13-20 (7-11 MVC)

En 2015, Brian Wardle dejó su puesto en Green Bay para asumir las riendas de un histórico en horas bajas de la MVC. Bradley, integrante de la Missouri Valley desde los años 50, era un programa completamente desarbolado que había vencido apenas 23 partidos en la conferencia en las cinco temporadas anteriores. Wardle recibió una plantilla de escaso nivel y afrontó el reto con dos premisas claras: paciencia y continuidad. El progreso de su primer curso (5-27, 3-15 MVC) al segundo (13-20, 7-11 MVC) fue sustancial, por mucho camino que falte por recorrer. Y es ahora cuando toca demostrar que la fórmula puede funcionar. La extensa rotación empleada por Wardle en la última campaña (nueve jugadores promediaron más de 17 minutos) vuelve intacta, por lo que continuar con la línea ascendente es una obligación.

Aunque el núcleo duro de los Braves está compuesto de muchachos en su tercer o cuarto año de universidad que han aguantado al lado de Wardle desde el principio, su go-to-guy es un sophomore. Darrell Brown (12.6 ppp) fue uno de los novatos más sobresalientes de la liga en 2017 y se erigió rápidamente en la personalidad dominante del equipo. Menudo y muy veloz, debe asentarse en la dirección y contribuir a mejorar la paupérrima gestión de balón de Bradley (el año pasado acumularon 373 asistencias y 499 pérdidas). JoJo McGlaston y el británico Dwayne Lautier-Ogunleye serán sus socios más importantes en el perímetro. Los Braves tienen una baza importante es en el juego interior, donde pueden combinar al potente Donte Thomas con un dúo de pívots con sabor internacional, compuesto por el sudanés Koch Bar y el neerlandés Luuk van Bree. Nate Kennell, Antoine Pittman y Jayden Hodgson cierran un grupo sólido que ya emitió señales de mejora en febrero y marzo y puede mirar hacia arriba.

 

EVANSVILLE PURPLE ACES Resultado de imagen de evansville logo

  • Temporada 2016/17: 16-17 (6-12 MVC)

Como era de esperar, el Año I d.B. (después de D.J. Balentine) fue difícil para Evansville. A pesar del tremendo salto de calidad de Jaylon Brown, los Purple Aces fueron incapaces de replicar su extraordinario rendimiento de las dos campañas anteriores (49 victorias en total). Ahora el que se ha ido es Brown, y Evansville parece abocada a una lenta reconstrucción. Una situación, huelga decir, a la que el head coach Marty Simmons está más que acostumbrado. En esta ocasión tendrá que sobreponerse a las bajas de Brown, dos titulares (David Howard y Christian Benzon) y dos suplentes habituales (Willie Wiley y Sergej Vucetic).

El backcourt compuesto por Ryan Taylor (14.1 ppp) y Duane Gibson (7.1 ppp) será el argumento competitivo más potente de los Purple Aces. La importancia de Taylor como finalizador y amenaza exterior es inconmensurable: es el único miembro de la actual plantilla que embocó más de 16 triples el año pasado. Gibson, por su parte, es un combo guard algo atípico que opera más a gusto en la media distancia y finaliza de maravilla en el aro. Entre él y Dru Smith se repartirán las tareas de dirección. El hijo del entrenador, Blake Simmons, inédito la última campaña por una lesión de rodilla, completa el grueso del perímetro. En el frontcourt, la situación de Evansville es francamente mejorable: Solomon Hainna y Dalen Traore están verdes pese a su condición de seniors y no hay mucho más donde elegir. Evansville llegará donde le lleven su pulido sistema ofensivo y su batería de guards, lo cual no supone un techo demasiado elevado.

 

INDIANA STATE SYCAMORES Resultado de imagen de indiana state sycamores logo

  • Temporada 2016/17: 11-20 (5-13 MVC)

¿Hay algún entrenador de la MVC bajo más presión que Greg Lansing? Quizás no. Encarando su octava temporada al frente de los Sycamores, el técnico puede ver su puesto peligrar si no endereza un programa de enorme tradición que ha acusado una notoria regresión en el último trienio. Indiana State encadena tres temporadas por debajo de los quince triunfos totales y tocó fondo en 2017 al empatar con Drake en la última posición de la MVC. Y lo peor puede estar por llegar: de los ocho máximos anotadores de ISU el año pasado, seis (Everett Clemons, Matt van Scyoc, T.J. Bell, Laquarious Paige, Niels Bunschoten y Donovan Franklin) han abandonado la universidad.

Continúa, al menos, Brenton Scott, que si en la última campaña fue el líder de los Sycamores (15.9 ppp, 4.9 rpp) ahora verá su importancia redoblada. El escolta senior destaca por su dinamismo y capacidad anotadora, pero tendrá que aportar en todas las facetas para mantener a flote al equipo. El base Jordan Barnes y el pívot Brandon Murphy son las otras dos piezas relativamente contrastadas de un roster repleto de interrogantes en el que habrá nada menos que cinco freshmen. Desmonte Ojinnaka, Bronson Kessinger, Trey Knight III y Emondre Rickman tuvieron un rol testimonial la temporada pasada y está por ver lo que puedan aportar los transfer Qiydar Davis (Louisiana Tech) y Devin Thomas (JUCO). Con un head coach necesitado de buenos resultados, Indiana State apunta más bien a lo contrario.

 

DRAKE BULLDOGS Resultado de imagen de drake bulldogs logo

  • Temporada 2016/17: 7-24 (5-13 MVC)

Si hablamos de banquillos calientes hay pocos programas con más experiencia reciente en la materia que Drake, cuya paciencia con Ray Giacoletti se agotó mediado su cuarto curso en la universidad. El elegido para resucitar a este college de Des Moines es Niko Medvev, un joven entrenador que saldó con incontestable éxito su primer reto como head coach. Medvev se hizo cargo de Furman en 2013, heredando una situación lamentable. Tras un estreno complicado (9-21, 3-13 SoCon), el técnico fue mejorando año a año al conjunto hasta darle la vuelta por completo a la situación, con una campaña 2016-17 brillante (23-11, 14-4 SoCon) en la que ganó la regular season de su conferencia.

La naturaleza del desafío que representa Drake es similar, aunque la exigencia en los Bulldogs será mayor. El equipo entró en combustión a finales de enero, arrojó cifras defensivas horribles y dio poco pie a la esperanza. No obstante, Medvev tiene una base sobre la que crecer desde este mismo año: cuenta con siete de los nueve integrantes de la rotación del último año (no es que fuera una gran rotación, pero aún así…) y con uno de los mejores jugadores jugadores de toda la conferencia, Reed Timmer (15.3 ppp, 3.1 rpp). La fértil colección de upperclassmen de los Bulldogs incluye a los exteriores Graham Woodward, De’Antae McMurray, C.J. Rivers y Ore Arogundade, así como a los forwards Casey Schlatter y Nick McGlynn. A la plantilla de Drake quizás no le sobre calidad; sí posee, empero, experiencia y un go-to-guy de garantías, y eso es más de lo que muchos pueden decir.

VALPARAISO CRUSADERS Resultado de imagen de valparaiso crusaders logo

  • Temporada 2016/17: 24-9 (14-4 Horizon League)

Se avecina un año de cambios en Valparaiso… y el traslado a la MVC quizás sea lo de menos. A uno se le puede atragantar pasar de la Horizon League a la Missouri Valley (Loyola puede dar fe), pero lo que se atraganta siempre es despedir a un jugador verdaderamente trascendente como lo fue, para los Crusaders, Alec Peters. El ahora miembro de los Phoenix Suns lideró a Valparaiso en puntos y rebotes en las últimas tres temporadas. Dicho de otra forma: los Crusaders no han jugado un partido sin Peters como referencia absoluta desde 2014. El técnico Matt Lotich tendrá que acostumbrarse a no contar con él casi tanto como a sus nuevos rivales de conferencia. Por si fuera poco, la marcha de Shane Hammink implica que los dos chicos que metían prácticamente la mitad de los puntos de Valparaiso ya no están ahí.

Lottich se aferrará, ante todo, al polivalente combo guard Tevonn Walker (11.9 ppp, 5.6 rpp), bien posicionado para dar un paso al frente tras años viviendo a la sombra de Peters. Max Joseph y Micah Bradford serán dos habituales en el perímetro, mientras que, para asegurar la zona, Valparaiso puede elegir entre sus dos ‘siete pies’ sophomore, el tarraconense Jaume Sorolla y Derrik Smits, hijo de Rik Smits. Si se da un salto de calidad que catapulte a los Crusaders a la parte alta de la MVC, es probable que esté involucrado alguno de sus interesantes transfers: Joe Burton (Oklahoma State), Bakari Evelyn (Nebraska) y Markus Golder (North Idaho).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *