Michigan State Spartans

  • Conferencia: Big Ten
  • Localización: East Lansings, Michigan
  • Pabellón: Breslin Center
  • Entrenador: Tom Izzo

Temporada 2016/17

  • Regular season: 19-14 (10-8 Big Ten)
  • Big Ten Tournament: Cuartos de final ante Minnesota

Por Borja Bona (@Bergeron40)

Los Spartans se han colado finalmente en el Madness y eso ya sabemos lo que significa. Todo puede pasar.

Puede que haya sido la temporada que más dolores de cabeza ha tenido Tom Izzo. Una sangría de lesiones a cada cual más grave ha mermado mucho el año de los de East Lansing que han tenido que reinventarse pero que no ha evitado el peor record (19-14) desde la campaña 95/96. Aún así, llegan a marzo como último representante de la Big Ten y a soñar. Y a olvidar la dolorosa derrota del año pasado en primera ronda ante Middle Tennessee con seed 15.

Es difícil ver a los Spartans con un seed superior a su rival en primera ronda pero dadas las circunstancias era lo esperado. Se enfrentarán a la correosa Miami Florida en primera ronda siendo uno de los partidos más impredecibles de esta primera jornada en los siempre apetecibles encuentros entre seeds 8 y 9. Y si no era suficiente el próximo reto sería el número uno de la Midwest, Kansas, si la derrota de un seed 16 ante un seed 16 continua.

Las lesiones han sido una pesadilla para los Spartans. Primero fueron Gavin Schilling y Ben Carter y más tarde Eron Harris tenía que decir adiós a la temporada también por culpa de la rodilla. El Senior dejó una de las imágenes de la temporada cuando disputó los últimos segundos, aún lesionado y la protección de la rodilla, del partido en el Senior Day besando posteriormente el escudo del centro del campo.

Miles Bridges puede ser una de las buenas noticias . El Freshman, all-american y presumible one-done ha destacado por su capacidad atletica y su futuro NBA parece cercano. Aunque tampoco puedo evitar las lesiones y se llegó a perder hasta siete partidos por una lesión en el tobillo. Esta plaga de lesiones ha hecho que otro freshman como Nick Ward tuviera más peso. El interior ha formado una buena pareja con Kenny Goins y su impacto en este campeonato tendrá que ser importante para las esperanzas de Michigan State. Sobre todo para poder parar la anotación interior de Miami.

Poca profundidad en el frountcourt tienen los de Izzo y deberán ser capaces de controlar los posibles problemas de faltas. Junto a estos aparecen otros dos jugadores de primer año como Josh Langford y Cassius Winston que han ido a más durante la temporada y que han sido importantes para volver a marzo por vigésima vez consecutiva.

Por lo tanto, los Spartans se presentan con un equipo muy joven que ha tenido que ir pasando obstáculos, teniendo que asumir mucha responsabilidad muy rápido por las numerosas bajas en un programa siempre exigente como el del Breslin Center . Los problemas vienen de las bastantes perdidas que cometen por su juventud, principalmente y el porcentaje en los tiros libres tan importantes en un torneo así.