Kansas Jayhawks

  • Conferencia: Big 12 Conference
  • Localización: Lawrence, Kansas
  • Pabellón: Allen Fieldhouse
  • Entrenador: Bill Self
  • Web: http://www.kuathletics.com 

Temporada 2016/17

  • Regular season 16/17: 31-5 (16-2 en Big 12)
  • Torneo de conferencia: Cuartos de Final
  • March Madness: Elite 8

  • Quinteto: Devonte Graham, Malik Newman, Svi Mykhailiuk, Billy Preston, Udoka Azubuike

Por Nacho Bertolin (@nbh182)

Hablar de los de Bill Self es sinónimo de hablar de los campeones de la Big 12 ya que los de Lawrence llevan ganando la temporada regular de la siempre competida Big 12 durante 13 años consecutivos. Junto a la filosofía de conseguir a los mejores jugadores salidos de instituto (dejando de lado problemas con FBI), desde el año pasado Bill Self empezó a seguir el método Fred Hoiberg en Iowa State, es decir, conseguir a los mejores transfers del mercado.

Todo ello en busca de un objetivo, volver a la Final Four después de las dos últimas derrotas en Elite 8 estos dos últimos años y para que Self mejor su balance de 2-5 en dicha ronda con los Jayhawks.

Este año tendrán que suplir las importantes bajas en el juego exterior de Frank Mason III y Josh Jackson mientras que en la pintura cuentan con las bajas del voluntarioso Landen Lucas y de Carlton Bragg, jugador que no ha podido demostrar todo el potencial con el que llegó a Lawrence y que decidió abandonar la universidad en búsqueda de más minutos.

Resultado de imagen de malik newman kansas

Para paliar estas bajas llegan jugadores importantes vía transfer y como siempre jugadores de mucho nivel recién salidos de instituto. Desde Mississippi State llegó ya hace un año al campus Malik Newman, jugador con muchos puntos en las manos que debe ser el jugador más importante de los de Self este año. Además, desde Tempe llegará el afamado jugador de instituto Sam Cunliffe que podrá jugar en el equipo desde diciembre. Desde instituto llegan dos jugadores con un gran potencial por delante. Marcus Garrett es el proyecto de gran base que tiene Self entre manos mientras que Billy Preston es un jugador interior que contara con muchos minutos desde el primer día debido a las bajas en el juego interior en los Jayhawks.

Del año pasado solo vuelven dos titulares indiscutibles, Devonte Graham y Svi Mykhailiuk, los cuales deben aportar la veteranía a la plantilla y suplir la importante baja de Mason en el backcourt junto a Lagerald Vick que es un jugador llamado a dar un salto de calidad esta temporada debido a que tendrá más minutos para demostrar el hype que traía desde instituto. Estos jugadores junto a los ya mencionados Malik Newman y Marcus Garrett formaran uno de los mejores y más completos backcourt del país.

El juego interior sin embargo deja muchas ya que está formado por jugadores con muy poca experiencia en NCAA. La gran noticia es la vuelta de Udoka Azubuike, jugador en el que están puestas grandes esperanzas tras disputar solo 11 partidos antes de lesionarse el año pasado. Junto a él, vuelve Mitch Lighfoot jugador top100 en su salida de instituto que este año debe contar con muchos más minutos que el año pasado debido al poco personal que tienen los Jayhawks en la pintura. Junto a ellos dos el ya mencionado Billy Preston deberá aportar desde el primer dia y la llegada de Cunliffe en diciembre les ayudará para dar minutos de descanso a un juego interior de los más jóvenes e inexpertos del país.

Debido a la confección de la plantilla, no descartaría que los Jayhawks jugaran small-ball durante muchos minutos esta temporada con Mykhailiuk jugando de 4. Los de Self tienen equipo para ganar otro año más la Big 12, pero esas dudas en el juego interior me hacen descartarlos de cara a conseguir cuotas más altas esta temporada.

Resultado de imagen de sviatoslav mykhailiuk

Por Juan Vargas (@JVargas101)

Año tras año, los Jayhawks de Bill Self confeccionan una amplia plantilla de jugadores contrastados y experimentados combinados con freshmen estelares, vencen entre 25 y 30 partidos y ganan la Big XII. Así ha sido en cada una de las últimas trece temporadas. Y no hay demasiados motivos para pensar que será distinto en esta ocasión.

Self, recién introducido al Hall of Fame a la ‘tierna’ edad de 54 años, ha demostrado ser un tremendo ganador y un técnico camaleónico y dúctil capaz de adaptarse a las circunstancias. Por un lado, en plena fiebre del one-and-done, ha optado por quedarse a medio camino en la senda marcada por John Calipari o Mike Krzyzewski; por otro, siempre ha dejado que sean sus jugadores quienes marquen el estilo de los Jayhawks, mostrando una valiosa flexibilidad táctica.

No debe sorprender, pues, que la Kansas de este curso se plantee sobre el papel como un conjunto de smallball con un solo interior puro en pista, poco que ver con las parejas Robinson-Withey o Ellis-Embiid. Si el año pasado Self ya dio pasos en esta dirección, con Jackson ejerciendo mayoritariamente como ala-pívot, ahora todo apunta a que redoblará la apuesta.

Resultado de imagen de lagerald vick

Para ello contará con una de las rotaciones perimetrales más potentes de toda la competición. Al mando de ella estará Devonte’ Graham, que presumiblemente asumirá el puesto de base a tiempo completo con la marcha de Mason. Otro indiscutible debería ser Malik Newman, considerado uno de los mejores prospects de la nación en 2015, antes de pasar sin pena ni gloria por Mississippi State y salir por la puerta de atrás.

Al mercurial Svi Mykhailiuk, que viene de perder 10 kilos y hacer un buen Eurobasket, se le exigirá un paso al frente definitivo en su año senior. Y también opositará a la titularidad Lagerald Vick, la navaja suiza del equipo, un chaval muy físico que rinde como el que más en defensa y siempre suma en ataque. Por si fuera poco, Self tiene a su disposición albase freshman Marcus Garrett y al transfer de Arizona State Sam Cunliffe, que se incorporará en diciembre.

La artillería orbitará en torno al único center puro de la plantilla, el enigmático Udoka Azubuike. Pese a sus ilusionantes destellos de calidad, su horrible registro desde el tiro libre (37.9% de acierto) y sus problemas de faltas (promedió una cada cuatro minutos y medio) son puntos débiles que, de no arreglarse, pueden poner el jaque el equilibrio del equipo. Si el experimento sale mal, Self cuenta con un as en la manga; Billy Preston, ala-pívot que pasa por ser el recruit más destacado de Kansas este año. A su favor juega su teórica compatibilidad con Azubuike y su innegable talento. En su contra, la duda de que pueda ejercer como pívot en solitario. Y teniendo en cuenta que en el roster de los Jayhawks sólo hay otro forward (Mitch Lightfoot), el encaje de Preston en los quintetos de Self se presenta intrigante, cuanto menos.

Kansas posee, en resumen, un plantel potente (como siempre) pero algo descompensado. Apostar contra Self en la Big XII siempre será arriesgado (máxime este año, dada la competencia), pero el NCAA Tournament es otro cantar. Aunque cuestionar a Self es absurdo, no alcanza la Final Four desde 2012, pese a haber recibido siempre un seed 1 o 2, y tras dos Elite Eight consecutivos el programa ansía volver a jugar en abril. Y, si bien puede darse por hecho que Kansas aspira a todo, debe tenerse en cuenta que su flagrante debilidad interior puede pasarle factura en el March Madness, quizá de forma definitiva.

Jugador a seguir: Devonte Graham

Resultado de imagen de devonte graham kansas

Alma del equipo tras la baja de Frank Mason, su gran compañero durante estos últimos años. Base muy intenso y con gran actitud en defensa es capaz también de crearse sus propios tiros y anotar tiros importantes para el equipo. Posee una gran visión de juego y es capaz de jugar para el equipo. Será el jefe de un equipo que otro año más, será aspirante a todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *