Florida Gators

  • Conferencia: SEC
  • Localización: Gainesville, Florida
  • Pabellón: Stephen C. O’Connell
  • Entrenador: Mike White

Temporada 2016/17

  • Regular season: 24-8 (14-4 SEC).
  • SEC Tournament: Cuartos de final ante Vanderbilt

Por Juan Vargas (@JVargas101)

Si alguien pensaba que los días de Florida como programa de élite habían tocado a su fin con el adiós de Billy Donovan, a estas alturas debería estar convencido de lo contrario. Dos años le han bastado a Mike White para confeccionar un equipazo en toda regla, que ha alcanzado cotas de juego realmente brillantes durante una campaña en la que ha terminado constituyendo la única amenaza real al dominio tiránico de Kentucky en la SEC.

Resultado de imagen de kevaughn allen florida 2017

Y sin embargo, los Gators llegan al March Madness sumidos en un mar de dudas. La baja por lesión de John Egbunu, máximo reboteador y taponador del equipo, así como baluarte interior de su fantástica defensa, ha sido un mazazo del que Florida todavía no se ha recuperado por completo. Sin él, ha ganado sólo tres partidos de seis disputados, incluyendo dos derrotas consecutivas ante Vanderbilt. Las sensaciones no son las mejores.

El puesto de Egbunu en el quinteto inicial lo está ocupando Kevarrius Hayes, pero White viene experimentando con formaciones de smallball en las que Devin Robinson ejerce de ‘cuatro’. Este giro táctico permite a Florida mantener bastante pólvora en ataque e incrementar los cambios de marca en defensa; la contrapartida es que resta viabilidad a la zona 1-3-1 que, con el propio Robinson como punta de lanza, tan buenos resultados ha dado a los Gators.

Es una pena que la lesión del pívot obligue a comenzar el análisis por este punto, porque lo apropiado sería glosar en primer lugar las virtudes del backcourt de los Gators, una hidra de cuatro cabezas cuya versatilidad es un quebradero de cabeza para todo rival. De inicio, Florida empareja a Kasey Hill, un artista del pick n’ roll con alergia al tiro exterior, con KeVaughn Allen, hombre franquicia y mejor triplista del roster. En cuanto la defensa contraria se hace al ritmo de éstos, White cambia de registro con el dinámico Chris Chiozza y el polivalente Canyon Barry, un anotador inteligentísimo. Y a partir de ahí, toda combinación es posible.

Resultado de imagen de devin robinson florida 2017

Robinson completa una paleta de opciones temible en la que sólo se echa en falta una amenaza real en el poste bajo, ya que el ala-pívot Justin Leon pisa más el perímetro que la pintura y Hayes está para finalizar y poco más. Por otro lado, en lo que a físico y nivel defensivo se refiere, Florida siempre cuenta con, al menos, tres individualidades potentes sobre la pista. El problema es que con Egbunu solían ser cuatro, y esa diferencia puede marcar el límite entre el primer fin de semana de torneo y el segundo.

Hay dos posibles escenarios que hacen sufrir a los Gators. El primero, máxime sin Egbunu, es que su defensa no logre imponerse, y será el que más teman en su duelo con ETSU. El segundo es que se atasquen desde el triple y se manifieste la carencia de una auténtica superestrella, perspectiva probable en un hipotético cruce con Virginia. Florida tiene argumentos para competir al máximo nivel, que conste. Pero no cabe duda de que, si el Madness fuera en febrero, habrían asustado bastante más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *