Eliminatoria: Washington Wizards vs Atlanta Hawks

Washington Wizards y Atlanta Hawks protagonizarán uno de los duelos más parejos en esta primera ronda de playoffs de 2017. El cuarto y el quinto de la conferencia Este se enfrentan en una serie que estará marcada por las defensas y en la que los Wizards parten como favoritos para avanzar a la siguiente ronda.

Los capitalinos son uno de los mejores equipos del 2017. Tras un mal inicio de temporada, los de Scott Brooks encadenaron un récord de 18 victorias y solo 3 derrotas en los primeros partidos del año, lo que les permitió situarse cómodamente en zona de playoffs. Brooks ha dado con la tecla para que los Wizards lleguen a este nivel, tras la decepcionante campaña anterior, y se han convertido en un equipo peligrosísimo para cualquier rival.

John Wall es la cara de la franquicia. El base es la estrella que lidera al equipo, y llega a los playoffs tras hacer la mejor temporada de su carrera, con unos promedios de 23.1 puntos, 10.7 asistencias y 4.2 rebotes. Se le ve más implicado que nunca, ha mejorado su lanzamiento exterior y ahora si parece tener una excelente relación con su compañero en el backcourt, Bradley Beal. Gran parte de las opciones de llegar lejos de los Wizards pasan por sus manos.

Bradley Beal es otro que ha dado un paso al frente esta temporada. Tras dejar atrás sus problemas con las lesiones, el escolta (que también promedia 23.1 puntos) forma con Wall una de las mejores parejas exteriores de la liga, temible para cualquier defensa.

Uno o varios escalones por debajo, también destacamos la temporada de Otto Porter, jugador que ha madurado y ha encontrado la estabilidad y el rendimiento que en Washington esperaban de él. Se ha convertido en un elemento fundamental en el quinteto de Brooks, siendo un jugador físico y muy versátil, que puede jugar tanto de ala como de ala-pívot, y que aporta mucho al equipo en ambos lados de la cancha. Al igual que la sobriedad de Markieff Morris que, una vez olvidados sus problemas extradeportivos y su comportamiento díscolo, ha cuajado una muy buena temporada.

En cuanto al banquillo, destaca la presencia de Bojan Bogdanovic. Llegado en febrero al equipo, el croata es el sexto hombre del equipo. Gran anotador, amenaza exterior y un acoplamiento inmediato al sistema de Brooks que le ha hecho hacer grandes partidos desde su llegada. El banquillo era algo que los Wizards debían mejorar, y su llegada junto a la de Jennings ha ayudado mucho a ello. También hay jugadores como Kelly Oubre e Ian Mahinmi que tendrán minutos en la rotación y serán importantes en playoffs.

Enfrente estarán los Atlanta Hawks, un equipo que sin hacer ruido se clasifica sin mayores problemas todas las temporadas para las eliminatorias por el título. El trabajo de Mike Budenholzer está fuera de toda duda y, si bien han perdido varias de las piezas clave de temporadas anteriores, se han recompuesto para formar un bloque sólido y ser un equipo todavía muy competitivo.

Sin Jeff Teague, Kyle Korver ni Al Horford, los Hawks han conseguido ser quintos en una muy igualada conferencia Este, que cada año que pasa se muestra más dura, y lo han conseguido con cierta seguridad, estando todo el año metidos entre los ocho mejores, lo que habla muy bien de la regularidad y el trabajo colectivo en la franquicia.

Con las salidas antes mencionadas, hubo que hacer cambios obligados. Dwight Howard llegó para cubrir la baja de Horford, se apostó por el alemán Dennis Schroder para el puesto de base titular, y Tim Hardaway ha reemplazado a Kyle Korver, y el equipo no se ha resentido demasiado.

Si antes hablábamos de John Wall, ahora hay que hacer lo propio con Paul Millsap. Es el único integrante del quinteto titular de hace dos años, cuando los Hawks maravillaron al mundo con un juego magnífico y llevaron a 4 jugadores al All Star. Millsap es el líder del equipo sin discusiones, un jugador generalmente infravalorado capaz de ser decisivo en muchos aspectos del juego, que ha promediado este año 18.1 puntos, 7.7 rebotes y 3.7 asistencias por noche.

Junto a Millsap ocupa la pintura Dwight Howard. El pívot está ya muy lejos de la versión dominante que le vimos en Orlando, pero sigue siendo un gran intimidador en defensa y un buen finalizador desde la pintura, además del mejor reboteador del equipo. Su figura será a buen seguro más importante en los playoffs, cuando los partidos estén marcados por las defensas y con bajas anotaciones.

Dennis Schroder ha cumplido bien en su rol como titular tras varios años a la sombra o compartiendo protagonismo con Jeff Teague. El alemán ha adquirido galones y ha respondido bien, aunque defensivamente puede sufrir mucho en un emparejamiento con John Wall o Bradley Beal. El otro jugador que hay que destacar es Tim Hardaway Jr,, que ha dado un salto cualitativo esta campaña y se ha convertido en un anotador muy completo y muy sólido. La salida de Korver pedía su paso adelante y el ex de Michigan no ha defraudado.

En el banquillo encontramos veteranos como Ersan Ilyasova, Thabo Sefolosha o José Calderón, que saben cumplir su rol en los minutos que dispongan, y otros nombres como Mike Muscala o los rookies Taurean Prince y Malcolm Delaney que han dado un rendimiento aceptable cuando su entrenador les ha hecho jugar.

En resumen, una eliminatoria de las más igualadas a priori de esta primera ronda, con ligera ventaja para los Washington Wizards, que además contarán con el factor cancha a su favor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *