East Tennessee State Buccaneers

  • Conferencia: Southern Conference (SoCon)Resultado de imagen de east tennessee state basketball
  • Localización: Johnson City, Tennessee
  • Pabellón: Freedom Hall Civic Center
  • Entrenador: Steve Forbes

Temporada 2016/17

  • Regular season: 27-7 (14-4 en SoCon)
  • SoCon Tournament: Campeón ante UNC Greensboro

 Por Juan Vargas (@JVargas101)

Divertidos, imprevisibles y anárquicos, los Buccaneers llegan a este NCAA Tournament dispuestos a cambiar su historia, una historia en la que son esa Cenicienta a la que la medianoche alcanza por poco. En tres ocasiones han caído por apenas tres puntos a las primeras de cambio: 1991 (ante Iowa, como seed 10), 2003 (contra Wake Forest, como seed 15) y 2004 (Cincinnati, como seed 13). Y, sobre todo, en 1989 estuvieron a un solo tanto de convertirse, ante Oklahoma, en el único seed 16 de la historia en pegar la campanada.

Resultado de imagen de tj cromer etsu

La buena noticia para ETSU es que, en esta ocasión, cuentan en sus filas con uno de esos jugones que se encumbran en marzo, uno de esos fenómenos capaces de reventar un partido por su propia mano que, en el NCAA Tournament, aspiran a pasar del anonimato a la viralidad. Se trata de T.J. Cromer, 195 libras de talento y puntos cayendo de los bolsillos. Antes de decidir la final de la SoCon ante UNC Greensboro, que había ganado sus dos choques de liga regular contra los Bucs, se fue a los 41 tantos en la semifinal contra Samford. ¿El último en alcanzar tal cifra en el torneo de esta conferencia? Un tal Stephen Curry. Ahí queda eso.

ETSU es una escuadra con defectos muy localizados que seguramente le pasarán factura en un escenario tan exigente como el March Madness. Presenta un discurso caótico que se traduce, a veces, en tremendos torrentes de pérdidas. Su protección del aro deja que desear, y cualquier interior medianamente habilidoso puede ponerse las botas en su zona. En defensa, por lo general, arriesga muchísimo, con ayudas largas y una constante agresividad sobre el balón, lo que lleva a cometer faltas prescindibles y closeouts demasiado tardíos.

Pero los Bucs no estarían aquí si todo fuera malo. Cuando están enchufados y los riesgos que toman salen bien, son una tripulación pirata al abordaje que no hace prisioneros. Son demoledores en transición y, en estático, poseen hasta tres opciones interiores (Tevin Glass, Isaac Banks y David Burrell) de elevada fiabilidad en el poste bajo. A ello se une el poderío del exHoosier Hanner Mosquera-Perea en el pick n’ roll y la exuberancia de A.J. Merriweather, un glue guy que es, de largo, el mejor defensor exterior de ETSU.

Resultado de imagen de hanner mosquera perea etsu

Desonta Bradford es el imprescindible base titular, y los exteriores Devontavius Payne y Jermaine Long completan una amplísima rotación, excepcionalmente profunda para una mid-major. Si no han perdido la cuenta, son nueve jugadores: ninguno promedia menos de 13 minutos y sólo Cromer y Bradford superan (holgadamente, eso sí) los 24. Y esto es fundamental para ETSU por dos razones: minimiza el efecto de esas faltas personales mencionadas anteriormente y le permite imprimir un ritmo despiadado que no cesa prácticamente nunca, invitando al rival a entrar en la dinámica anárquica que ella propugna sin tapujos.

Gane o pierda, ETSU garantiza diversión y entretenimiento a raudales. Su choque con Florida es uno de los must-watch absolutos del primer gran día de Madness. Y si por algún casual juega algún partido más… pues qué decir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *