División Sureste

banner-temporal-guia

En plena Conferencia Este, la División Sureste supone una acumulación de incógnitas y de equipos que no saben muy bien a que aspirarán este año. Equipos prometedores como Hornets y Magic que buscarán los Playoffs, se mezclan con otros asentados en posiciones de post-temporada en anteriores campañas pero que este año no lo tienen nada claro, como Wizards y Hawks. Y también están los Miami Heat, que son uno de los grandes enigmas de esta temporada, sin saber muy bien por qué objetivo lucharán tras el terremoto de movimientos que han experimentado este verano.

La mayor de todas las pérdidas en los Miami Heat ha sido sin duda la de Dwyane Wade. ‘Flash’ ha sido víctima de una arriesgada apuesta de Pat Riley, que ha apostado a que el escolta no volverá al nivel que acostumbra debido a su edad, dejándole marchar como agente libre a Chicago. Uno de los puntos de interés de la franquicia de Florida será como le sustituyen, donde surgen dos nombres principales: Josh Richardson y Dion Waiters.

El primero dejó buenos detalles la pasada temporada y será interesante comprobar su crecimiento una vez se le dé más responsabilidad. El segundo llega tras unos años más que decepcionantes en Oklahoma y con un contrato bajo con el que intentará revalorizarse. Waiters quiere un gran contrato una vez termine los dos años con los Heat, por lo que se puede prever que dará espectáculo.

Además, hay otros puntos en los que merece la pena fijarse a la hora de ver este año a los Heat. Por una parte, la marcha de Luol Deng abre la puerta de la titularidad y los minutos a Justise Winslow, que dejó grandes cosas el año pasado. Además, será interesante ver como reacciona Whiteside ahora que tiene su futuro en la liga asegurado y ha firmado un gran contrato con el equipo de Florida.

Pero sobre todas estas, la gran incógnita de los de South Beach se encuentra en la figura de Chris Bosh y sus problemas de salud. Si vuelve, habrá que ver en qué condiciones lo hace, y si no lo hace, habrá que ver como asumen su ausencia desde el cuerpo técnico y la plantilla. Como se dé esta última circunstancia, habrá que tener un ojo puesto en la situación de Derrick Williams.

Los Charlotte Hornets afrontan una temporada que debería servir para confirmarse como un equipo de Playoffs en la Conferencia Este. Sin muchos cambios en la plantilla, los de North Carolina se apoyarán en los mismos pilares que en años anteriores para intentar volver a jugar más allá de abril.

Tras su gran renovación, Nicolás Batum será un punto de atención en la franquicia de Charlotte. Junto al francés, el fichaje de Belinelli debería ser un gran complemento. Esto, además, deja en entredicho a Jeremy Lamb, que tras llegar con esperanzas de ser importante a Charlotte y dejar algunos destellos la pasada temporada, ve amenazado su puesto. Será interesante ver que pasa con joven escolta.

Más allá de esto y de la obvia atención que merece uno de los bases más infravalorados de la liga, Kemba Walker, el foco de los Hornets estará puesto sobre el juego interior. Frank Kaminsky, en su segundo año como profesional, deberá seguir confirmando algunas de las buenas cosas que mostró el año pasado, mientras que los fichajes de Spencer Hawes y Roy Hibbert deberán ser puestos a examen, para determinar cual será la versión que ofrezcan en su nuevo equipo. Sobretodo será de importancia saber las condiciones en las que llega Hibbert tras una decepcionante campaña en Lakers. Sí recupera tan solo una parte de lo que era en Indiana, podrá ser un interior que marque diferencias en la segunda unidad.

Resultado de imagen de kemba walker

Los Atlanta Hawks han movido bastante el equipo que en las últimas campañas le ha hecho un asiduo de los Playoffs. Algunos por obligación (Horford) o por decisión de la franquicia (Teague), la organización de Georgia se ha movido en el mercado y ha remozado una plantilla que parece haber perdido potencial, pero que tiene bastantes puntos de interés.

El primero y más claro es el puesto de base. Tras la salida de Teague rumbo a Indiana, Dennis Schröder asumirá las riendas del equipo sin nadie que le tosa el puesto. El joven alemán lleva años llamando a la puerta de la titularidad, y ahora, sin nadie que se lo impida, dará rienda suelta a un juego excitante que le ha hecho una de las más importantes promesas de la liga. Deberá mejorar su efectividad, pero esta está llamada a ser su temporada. También en el puesto de base, para los aficionados del baloncesto europeo, será interesante ver qué puede aportar el siempre divertido de ver Malcolm Delaney, ex del Lokomotiv Kuban, que llega para luchar el puesto de segundo base con Jarrett Jack.

En el puesto de pívot, el cambio también ha sido grande. Tras la marcha de Horford, llega un Dwight Howard que buscará su enésima redención tras no dar lo que se esperaba de él en Houston. Ver cómo se complementa con Millsap, que queda como estrella del equipo, será interesante. Además, el rol de Howard puede ser determinante en el buen funcionar del equipo.

Resultado de imagen de dwight howard

Por su parte, los Orlando Magic han sido uno de los equipos que más fuerte han apostado este verano. Con una gran remodelación de su plantilla y con un nuevo entrenador, los de Florida intentarán dar de forma definitiva su salto a la zona de Playoffs, que tanto se les ha resistido durante los últimos años.

Gran parte de la atención sobre los Magic se centrará en sus nuevos fichajes, que cambian por completo la configuración de la plantilla. La llegada de Serge Ibaka para ser la estrella del conjunto es la más llamativa. El hispano-congoleño tendrá que asumir un rol superior al que nunca imaginó en Oklahoma, por lo que será interesante ver hasta que punto es capaz de echarse a la espalda a su equipo.

Además, habrá que ver como acopla Frank Vogel (nuevo entrenador al que habrá que calibrar durante la temporada) a sus dos pívots, que en teoría tienen pedigrí para ser titulares. Tanto Biyombo como Vucevic se enzarzarán en una dura pelea por la titularidad que será muy interesante para los aficionados. Depende de como acabe, podría desembocar en traspaso, sobre todo si se trata del montenegrino.

Más allá de los fichajes, tres apuntes más a los que habrá que estar muy atentos: El rol de Mario Hezonja y su lucha por minutos con Evan Fournier, la ubicación de Aaron Gordon, que podría jugar minutos de tres tras su espectacular desarrollo el año pasado y el progreso de Elfrid Payton, llamado a ser uno de los mejores ‘Floor-general’ de la próxima década.

Resultado de imagen de serge ibaka

Por último, en los Washington Wizards el mayor cambio y por lo tanto el mayor punto de interés se encuentra en el banquillo. Scott Brooks llega a los Wizards tras muchos años en los Thunder y una época a la sombra. El estilo de juego que implante será de interés para el primer tramo de temporada.

Más allá de eso será merecedor de atención el juego que desarrolle Tomas Satoransky. Tras varios años amagando con saltar a la mejor liga del mundo, el checo llega a la capital estadounidense como primer guard suplente. Ver en qué posición juega más, si como base o como escolta, y como se adapta a una liga que parece irle como anillo al dedo son grandes motivos de interés.

Más allá de Satoransky, será interesante la lucha por el puesto de alero entre Kelly Oubre y Otto Porter, y habrá que ver hasta que punto afecta a Bradley Beal el megacontrato que ha firmado con la franquicia, pese a que en los últimos años ha tenido problemas con las lesiones.

Resultado de imagen de scott brooks wizards

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *