División Atlántico

banner-temporal-guia

La División Atlántico no cambia mucho su panorama con respecto a la temporada pasada. Será interesante ver si los Celtics, con las adiciones de este verano, son capaces de plantar cara a los Toronto Raptors, que una vez más empiezan la temporada entre los tres mejores equipos a priori de la Conferencia Este. Más allá, los Knicks deberán mejorar gracias a sus interesantes cambios en verano, mientras que los Sixers y los Nets buscarán no ser el peor equipo de la liga.

Los Boston Celtics tienen un claro punto de interés esta campaña: Al Horford. Ver el rendimiento del dominicano en una plantilla como la de los Celtics es material suficiente como para sentarse a ver partidos de los Celtics durante el año. Pero si necesitan más, Isaiah Thomas, líder de los orgullosos verdes el año pasado, tiene que volver a demostrar su calidad y tiene que mostrar que puede realmente ser un jugador decisivo de la liga, y no un ‘one-year wonder’. Además, Brad Stevens deberá ajustar su banquillo ante las pérdidas de diversos jugadores en su rotación y tendrá que crear sitio para la numerosa nómina de jóvenes que tiene entre manos, tratando con especial atención al último número 3 del draft, Jaylen Brown.

Los Brooklyn Nets son, a priori, el peor equipo de toda la NBA, y por lo tanto, uno de los menos atractivos de ver durante la temporada. Sin embargo, ver un equipo alrededor de un Jeremy Lin desencadenado tras su gran campaña en Charlotte puede ser muy divertido. Más allá de eso, interesa ver de qué es capaz Anthony Bennett, que parecía olvidado para la NBA, y para los seguidores europeos, el rendimiento de Justin Hamilton, que regresa a la NBA tras su experiencia en Valencia.

Al otro lado del Hudson, en los New York Knicks, hay muchos puntos de interés. Por supuesto, la llegada de Rose, Noah y Courtney Lee es la principal. Estos tres elementos nuevos, que partirán como titulares, serán puestos bajo lupa, y deberán dar un salto de calidad a los de la Gran Manzana. Como aguantan las lesiones los dos primerosserán un punto vital Además, la llegada de Jennings para el banquillo será uno de los grandes puntos calientes. ¿Será capaz de darle contundencia a la segunda unidad después de sus últimas temporadas algo irregulares?.

Igualmente, las llegadas de Ndour, Willy Hernangómez y Mindaugas Kuzminskasllaman la atención, dejando la incógnita de como aportarán al equipo estos jugadores llegados desde Europa, a los que habrá que seguir.

En general, los Knicks son un equipo excitante y con mucho interés. Tras sus numerosos cambios, habrá que comprobar si son capaces de dar un paso definitivo para estar en Playoffs. Quizás son el equipo más interesante de ver en la Conferencia Este debido a todos los cambios que han hecho en esta offseason (con permiso de los Bulls).

Los Philadelphia 76ers no esperan, a priori, muchas más victorias que el año pasado. Sin embargo, en la ciudad del amor fraternal se está cocinando un proyecto muy atractivo que este año puede dar un paso hacia delante bastante importante. La llegada de Sergio Rodríguez le da un punto de interés a un equipo que además, ha drafteado a Ben Simmons, uno de los jugadores con más expectativas de los últimos años, por lo que será interesante confirmar si realmente puede ser un jugador importante de la liga gracias a su físico portentoso y a su visión de juego.

A su vez, el regreso de Joel Embiid se espera con ansia. Tras dos años lesionado, el pívot regresará, si nada lo impide de aquí a noviembre, a las canchas, por lo que podremos ver por fin su verdadero potencial. La llegada de Dario Saric tras dos temporadas de prórroga en Europa le dan también picante a la plantilla, que será una de las más divertidas de ver de toda la NBA por su juventud, calidad y proyección.

Además, desde este verano se habla de que con el regreso de Embiid, alguien sobra en el trío que forma junto a Okafor y Noel, por lo probablemente a lo largo del inicio de campaña seremos testigos de un duelo entre los tres por ver quién se queda en el equipo y quién se va.

Por último, en los Toronto Raptors, será interesante ver cual es el rendimiento de DeMar DeRozan una vez confirmada su permanencia en la franquicia canadiense a largo plazo. Además, la presión de los Celtics será una gran prueba para los Raptors, que deberán luchar por la segunda plaza del Este a brazo partido con sus rivales de división.

Así mismo, la gran incógnita de los Raptors reside en su fichaje para el puesto de ala-pívot, una posición que llevan intentando reforzar desde hace mucho tiempo. Jared Sullinger, con su pérdida de peso este verano, será uno de los puntos calientes de un equipo que tiene que aspirar a todo con un DeMarre Carroll por fin con buena salud desde el principio de la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *