Butler Bulldogs 2018-19

  • Conferencia: Big East Resultado de imagen de butler bulldogs basketball
  • Localización: Indianapolis, Indiana
  • Pabellón: Hinkle Fieldhouse
  • Entrenador: LaVall Jordan
  • Web: butlersports.com

Temporada 2017/18

  • Regular Season: 21-14 (9-9 en Big East)
  • Torneo conferencia: semifinales
  • NCAA Tournament: Segunda Ronda ante Purdue

PLANTILLA

  • Posible Quinteto: Aaron Thompson, Kamar BaldwinSean McDermott, Jordan Tucker, Nate Fowler

Por José Díaz (@zaid5x5)

Hay algo en el Hinkle Fieldhouse que parece trascender por encima de las circunstancias, por encima de los entrenadores y hasta de los jugadores que integran cada año la rotación de Butler. Pareció el fin del mundo cuando se fue Brad Stevens y emergió Chris Holtmann, pareció el fin del mundo cuando éste se fue a Ohio St. y sin embargo LaVall Jordan consiguió mantener el nivel competitivo de los Bulldogs en circunstancias muy difíciles. Y hasta los llevó (contra todo pronóstico) al Torneo, y hasta mantuvo la tradición de ganar una vez más en primera ronda para que fueran finalmente sus vecinos de Purdue quienes les apearan de la competición.

Resultado de imagen de lavall jordan 2018

Algo más de esa magia del Hinkle necesitará Jordan durante esta temporada 2018/2019 tras la marcha de dos piezas esenciales como Kelan Martin (que acabó máximo anotador de la Big East) y Tyler Wideman, dos chicos de Butler de-toda-la-vida que a día de hoy se ganan ya sus primeras habichuelas en Alemania y Croacia respectivamente. Dos agujeros bien difíciles de llenar.

Así las cosas, éste de Butler habrá de ser desde el primer día el equipo de Kamar Baldwin. No son pocos los que apuestan por él como jugador del año en la Big East, a día de hoy puede parecer un tanto atrevido pero yo no creo que vayan desencaminados, calidad más que sobrada tiene para ello. Será la pieza fundamental del juego exterior de los Bulldogs pero no le irá muy a la zaga Aaron Thompson, base de poco ruido y muchas nueces (es decir, muy al estilo Butler) que el año pasado se convirtió (casi sin darnos cuenta) en el freshman con mayor número de asistencias en la historia de la universidad. Él pondrá la dirección, Baldwin la fantasía y la anotación y desde el banquillo el ex de George Washington Paul Jorgensen pondrá el tiro exterior (muy exterior, a veces). Dadas las necesidades del equipo y la moda imperante, no descarten que a menudo (y muy especialmente en finales apretados) coincidan en cancha los tres a la vez.

Resultado de imagen de sean mcdermott butler

Por dentro no serán necesariamente peores, aunque sí un poco más inconsistentes. Nate Fowler es una especie de cinco abierto que aporta movilidad y buenísima muñeca, Joey Brunk le dará la réplica en términos de intendencia y el alero Sean McDermott habrá de demostrar que sus puntuales momentos brillantes de la pasada temporada (especialmente desde el triple) no fueron un espejismo. Con todo y con eso las mayores expectativas estarán depositadas en un Jordan Tucker que hace un año se aburrió de esperar a que Krzyzewski le encontrará un hueco en la rotación de Duke. Con buen criterio pidió el transfer y se vino a Butler, donde sólo será elegible a partir de mediados de diciembre. Más tiro exterior, por cierto.

Añádanle lo que puedan aportar desde el banquillo los Christian David, Henry Baddley o Jerald Gillens-Butler (que hasta en el apellido lo lleva) y la suma de todo ello nos dará un equipo muy versátil, peligrosísimo desde el perímetro y que a priori habrá de pasarlo mal en la defensa interior, especialmente cuando se enfrenten a perfiles sumamente físicos. Nada que no hayamos esperado ya otros años, tantas veces como nos demostraron que allá donde no llega el músculo llega la inteligencia, algo que en esta universidad es siempre un factor diferencial. No será un año fácil en Butler, pero de pronósticos mucho peores han salido airosos a lo largo de los años. Y la magia del Hinkle Fieldhouse se ocupará de casi todo lo demás.

Jugador a seguir: Kamar Baldwin

Imagen relacionada

Ya desde el primer día nos enamoró su talento, esa facilidad innata para inventarse penetraciones y sacarse de la chistera canastas imposibles. Puede que su toma de decisiones no fuese aún la mejor, pero evolucionó en su temporada sophomore y ahora se encuentra ante un año decisivo en su carrera: ya sin el paraguas de Kelan Martin a su vera la responsabilidad de liderar a estos Bulldogs será sólo suya. No les quepa duda, hablaremos mucho y bueno de Kamar Baldwin a lo largo de este curso, al tiempo.