Auburn Tigers

  • Conferencia: SEC Resultado de imagen de auburn logo
  • Localización: Houston, Texas
  • Pabellón: Fertitta Center
  • Entrenador: Kelvin Sampson
  • Web oficial: auburntigers.com

Temporada 2016/17

  • Regular season: 18-14 (En SEC, 7-11)
  • Torneo conferencia: Primera ronda ante Missouri
  • March Madness: No participan

  • Quinteto: Jared Harper, Bryce Brown, Mustapha Heron, Danjel Purifoy, Austin Wiley

Por Nacho Juan (@NachoJuanRules)

Volvieron los escándalos para copar la ilusión. Cuando Bruce Pearl parecía haber reconducido el rumbo de los Tigers, su asistente, Chuck Person, fue implicado en el caso de fraude y corrupción destapado por el FBI. Los daños parecían limitarse al ex NBA, pero las recientes suspensiones (indefinidas) de Austin Wiley y Daniel Purifoy cambian el escenario.

Auburn había dado razones para creer en ellos. Salvando una derrota ante Boston College, el arranque en Alabama superaba cualquier expectativa. Y no era tanto el qué sino el cómo. Los Tigers apostaron por un baloncesto alegre y dinámico que casaba a la perfección con un roster joven y con recorrido. La SEC, sin embargo, les devolvió a la realidad. Tres derrotas consecutivas para empezar empinaron la cuesta, y la inexperiencia no ayudaba. En Alabama no encontraron la regularidad y apenas acabaron con dos victorias en los últimos siete partidos. Un bajón culminado por Missouri en el torneo de conferencia.

Pese a que la investigación es un factor inevitable, también lo es la mejoría de un grupo con recursos para dar guerra. Todo empieza por el guion. Pearl ha consolidado una identidad ofensiva, con ritmos altos y libertad para el talento individual.

De hecho, los cuatro máximos anotadores de la pasada temporada eran de primer año. El estandarte de todos ellos es Mustapha Heron, quien tras disipar los rumores sobre su transfer, vuelve a Auburn para ser la referencia ofensiva. Un escolta muy físico con agresividad, carácter y puntos por castigo. Puro nervio en ambos lados de la cancha y líder en ciernes de un equipo donde la pluralidad marca la pauta.

Los escuderos estaban (¿o estarán?) en la zona. Uno de ellos es Danjel Purifoy, que superó todas las expectativas en su estreno a base de potencia física y contundencia de cara al aro. Destellos casi tan esperanzadores como los de Austin Wiley, su presumible pareja de baile y uno de los proyectos de interior más ambiciosos del baloncesto universitario. Condiciones que si bien ya siguen de cerca los scouts NBA, deberían preocupar ya a cualquier rival que se ponga enfrente. Todo dependerá de lo que ocurra en los despachos.

Imagen relacionada

Mientras tanto, los Tigers deberán aferrarse a otras opciones. Jared Harper será una de ellas. Un más que notable año freshman le devolverá los mandos y la obligación de asociarse con Heron. Faceta que debe ir de la mano con una mejor selección de tiro y mayor voluntad por crear para sus compañeros.

Ambos dominan el juego a campo abierto pero muestran carencias en estático. Ahí debe aparecer Bryce Brown, un complemento solvente, y sobre todo, una de las pocas muñecas fiables desde el perímetro. El factor X lo pondrá Desean Murray, un prometedor transfer de Presbyterian  que apunta a sexto hombre. La línea exterior que dará que hablar si a todo este arsenal se le suma la adaptación de Davion Mitchell, un atleta sobresaliente que hará de microondas mientras Harper descanse en el banquillo.

Las únicas dudas recaen así sobre la pintura, aunque hay materia prima para salir del paso. Anfernee McLemore dejó constancia de su solidez bajo los aros y Horace Spencer puede ser un valor seguro si deja atrás sus problemas de rodilla. Rotación que completa Chuma Okeke, un tweener que dejo buenas sensaciones durante la pretemporada en Italia.

Divertir, competir y tal vez algo más. Si las instituciones no dicen lo contrario, Bruce Pearl cuenta con el mejor equipo desde que llegó a Auburn, y sobre todo, uno hecho a su medida.

Jugador a seguir: Mustapha Heron

Resultado de imagen de mustapha heron auburn

Ha conseguido adaptar su talento de playground a la exigencia táctica del baloncesto universitario. El coctel de confianza y potencia física le convierten en una amenaza constante y en un firme candidato a anotar más que nadie en su conferencia. Un artillero desde el perímetro, con rango NBA y descaro de sobra para asumir un gran volumen de tiros. Necesita expandir su juego en ataque, sumar más allá de los puntos y consolidarse en defensa. El ritmo de los Tigers exprimirá sus virtudes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *